Espiando a mi esposa mientras se folla a mi suegro

Buscador de relatos ( Busqueda avanzada )

Categoría: Amor Filial Comentarios: 0 Visto: 52473 veces
Ajustar texto: + - Publicado el 14/12/2010, por: Anónimo

Esa tarde tenía partido con varios de mis amigos, teníamos un equipo de futbol sala y quedábamos todos los jueves a media tarde, la verdad es que no me encontraba con ganas de jugar, me dolía un poco la cabeza y decidí volver antes incluso de que comenzara el partido. María, mi esposa, se quedó en casa de mis suegros. Siempre se venía ese día para pasar la tarde con ellos, aprovechando que vivían a un par de calles del pabellón donde jugábamos al futbol, después normalmente cenábamos en casa de ellos y nos marchábamos a casa. Llevábamos dos años casados pero María extrañaba mucho la vida en casa de sus padres, supongo que era por ser hija única, así que no desperdiciaba ocasión para pasar un rato con ellos. A mi no me importaba. Me dirigí hacia allí, entre el partido, la ducha y la cervecita de después normalmente llegaba sobre las diez de la noche, pero esta vez llegué apenas veinte minutos después de la ocho de la tarde.

Use la copia que tengo de las llaves de la casa de mi suegro y entré en el piso, me dirigí a la cocina y cogí las pastillas que guardaba mi suegra en una lata de bombones junto a otros medicamentos de primera necesidad, había un extraño silencio, ¿Dónde estaban todos? me imaginaba que estarían en el salón pero parecía no haber nadie, el televisor de plasma estaba encendido, pero en el gigantesco salón desde luego no había nadie, de repente escuché un rumor, como unas voces apagadas y un ruido monótono y acompasado, venía claramente del pasillo.

Crucé el salón con un sigilo inconsciente me acerque al pasillo al que se accedía por una puerta de doble hoja, puse la mano en el pomo e intenté hacer el menor ruido posible. Tan pronto abrí la puerta oí los inconfundibles jadeos de un hombre, me quede un rato parado intentando identificar el rumor, al rato ya no cabía duda, mis suegros estaban follando. ¿pero dónde esta María? Habrá salido a comprar algo para la cena, pensé. Y estos dos no han desaprovechado la oportunidad. La verdad es que mi suegro debía tener un calentón tremendo, no me extraña pues con lo buena que esta su mujer no me extrañaba que quisiera follársela todo el tiempo, pero podrían haberse cortado un poco teniendo en cuenta que es la tarde que pasa su hija aquí, se ve que no han desaprovechado la oportunidad. No sabía que hacer, irme y entrar dando un portazo anunciando sonoramente mi llegada o echar una miradita… decidí lo segundo.

Me acerqué poco a poco y a medida que me acercaba las voces iban haciéndose más claras. Venían del dormitorio de matrimonio. Mi suegro tenía una importante empresa de ingeniería y en la vida no le había ido nada mal, y aunque era bastante austero no escatimó en gastos cuando compró el gigantesco piso en el centro. El pasillo era gigante y su dormitorio era como el doble del salón de nuestra casa, para acceder al dormitorio había que entrar previamente en una sala de estar o vestíbulo, con un gigantesco ropero en el que había unos butacones tan grandes como inútiles. Me dispuse a entrar en esa antesala del dormitorio. Tenía que hacerlo con cuidado para no hacer ruido. La moqueta del suelo ayudaba a amortiguar mi llegada, entré en la sala de estar que estaba oscuras, y ya en ese lugar los jadeos masculinos eran más que sonoros, también había un ruido como un glup glup, de forma inconfundible, identifiqué el sonido de una mamada. Me coloqué junto a la pared para no ser descubierto, y me fui acercando poco a poco a la puerta que estaba entreabierta. Tenía el corazón en un puño, nunca pude imaginarme verme espiando a mis suegros follando. Fruto de la excitación, y de los sonidos que venían del dormitorio, la polla empezaba a tomar grosor en mi chándal. Al principio me quedé allí tras la pared, junto la puerta que daba al dormitorio. Pensé que aunque miraran al vestíbulo sólo se vería la oscuridad.

Venga puta… vamos.. tu sabes .. asi zorra… – decía mi suegro

El chapoteo era incesante glup glup

Mire de reojo por la puerta y lo que vi me dejo petrificado. Al principio dudé, -no puede ser pensé-, ese no podía ser, estaba soñando, pero juraría que era el inconfundible culo en pompa de mi propia mujer que en ese momento estaba a cuatro patas en la cama y frente a ella mi suegro el cual estaba sentado y apoyado en el cabecero de la cama. No podía verle la polla pues el cuerpo de mi mujer lo impedía pero los movimientos de ella arriba y abajo eran inconfundibles, le estaba dando la mamada del siglo.

No sabía que hacer, una gota de sudor frío me cayo por la frente… el corazón me iba a mil por hora… allí mi mujer con el coño totalmente abierto y expuesto chupándosela a otro, ¡a su propio padre!… que hija de puta… que zorra…

No sabía que hacer, entrar y liarme a ostias con mi suegro, o esperar y ver el espectáculo de mi mujer cogida por su padre… me contuve y decidí esperar… la verdad es que me quede de piedra. Pero lo peor es que mi polla parecía que me iba a estallar del pantalón, aquello me puso a mil por hora. De repente pensé ¿y mi suegra?.. quizás sea ella la que ha salido a comprar pero ¿Cómo se arriesgan a esto?.

Mi mujer seguía chupando…y mi suegro gimiendo.. podía oír claramente lo que mi mujer le decía entre mamada y mamada..

- Vamos papito.. que rico esta tu nabo y que gordo… glup glup glup…

- ¿Te gusta mi cipote?, -respondía mi suegro- pues no veas la de leche que tiene guardadita para ti…

- Hay si – respondía ella – ya noto como me van llegando los flujos…

- ¿Se nota hija?, trágatelos bien… – decía el padre.

- Ahí si papi dámelos y después quiero tu leche calentita…

- Sigue así cerda…….. aggg pero que niña mas puta tenemos Angelita…..

Me quedé pasmado ¿le estaba hablando a mi suegra? ¿estaba allí mi suegra? ¿Dónde?

- Ya lo veo Antonio – dijo mi suegra – una auténtica zorra comepollas.

Joder, definitivamente esa era la voz de mi suegra, al parecer estaba en un ángulo muerto no se la veía, me fije bien en el espejo que estaba sobre el cabecero de la cama y entonces la pude ver, en un rincón del dormitorio, justo tras la pared donde yo me escondía agazapado,

Estaba sentada en una butaca con las piernas totalmente abiertas y se introducía algo en el coño.. un consolador o una vela gorda…

- Dale así a tu padre, – decía lujuriosa- déjalo seco zorrita, dale con la lengua, succiona bien y mira que cara pone de cabronazo… – decía mi suegra- la misma cara que le veo en el espejo cuando me mete la polla por el culo…

Jamás pude imaginar que mi mujer o su familia pudieran utilizar un lenguaje tan sucio… pensé que eso del lenguaje era lo de menos teniendo en cuenta que mi esposa era follada por su padre mientras su madre miraba…

Joder como la chupa la puta esta de tu hija…. – decía mi suegro- como siga así me saca toda la leche- para ya cerda!!!… y de un empujón se la quitó de encima… anda trágate los jugos que me has dejado en la polla y no te emociones que has estado a punto de hacerme correr.

-Perdona papi.. – respondió mi mujer – es que me gusta tanto tu leche que no puedo parar.. mmmmmm… mmmmm. – volvió a mamar pero esta vez sin mover la cabeza solo sorbiendo.

La que no puedo parar soy yo, – mientras decía esto mi suegra movía frenéticamente el consolador que se metía en el coño…. – joder que gusto … ahhhhhhhhgggg ahhhhhhgggg

- Venga Paco abre la boca que te doy mi zumito – dijo la madre de mi mujer…- mi suegra se levantó como un resorte y se subió de un salto a la cama, colocándose de pie y abierta de piernas frente a mi suegro, le agarro de la cabeza llevándose la boca a su coño incrustando la cara de mi suegro contra el mismo…

Mi suegro no paraba de mamar, y a pesar de la abundancia de pelo de mi suegra le vi la lengua trabajando sin parar, entrando y saliendo de su coño. Mi esposa entre tanto se entretenía con la polla tratando de limpiar los restos de fluido preseminal..

Mi suegra gritó… dando un alarido de placer aaaaggggggggggg agggggggg

- Así cómetelo cabronazo hijo de puta,.. cómete mi coño, bébete mis flujos ¿Cómo sabe? ¿Bien? Esta fuertecito… pues no dejes nada trágatelo todo cerdo.

Mi suegro no podía hablar tan solo mamar, se le veía por la barbilla y el cuello resbalar los flujos que salían del coño de mi suegra….

- Agggg como me corro cabrón …. Toma no me dejes nada.. bébetelo cerdo….

Mi suegro no paraba de mamar y mi suegra se contorsionaba apretándole la cabeza contra su boca.. aggg que bueno .. – ahora que lo pensaba mi suegra tenía un buen culo – .. de tal palo…

Entretanto mi mujer no paraba de subir y bajar… chupando y chupando..

Cuando me quise dar cuenta yo tenía metida una mano dentro del chándal y me estaba pajeando la polla.. los calzones estaban empapados de fluidos, creo que nunca se me había puesto la polla tan gorda..

Anda quítate de ahí perrita.. – dijo mi suegro a su hija- que me vas ha hacer correr otra vez y todavía falta un buen rato para que venga el cornudito de tu esposo…

- papi ya sabes que me corta el rollo que hables de él… – protestó mi esposa.

La interrumpió mi suegra – Pues un día de estos voy a cogerlo de la polla y me va a reventar el culo – eso si que te va a cortar el rollo..

En es momento tragué saliva si eso llegaba a hacerse realidad.. mi mente volo por un instante pero no podía ni pensar en lo que había oído…. Lo que tenía delante escapaba a todo lo lógico que conocía entorno al sexo..

Anda dejaros de gilipolleces… – dijo en todo estricto mi suegro- Angelita, anda trae la palangana..

En un momento me acojoné.. pensé que vendría hacia el vestidor pero no, uff menos mal… se fue al otro lado del dormitorio, entro en el baño que daba directamente al mismo y salió con una vieja palangana.. – ostias mi suegra esta verdaderamente potente, unas pocas arrugas pero se ve que el pilates y la cirugía hacen efecto, las tetas no eran grandes pero estaban perfectamente moldeadas y firmes, y su cuerpo estaba levemente musculazo..

Esa palangana ya la había visto antes pero creí que era solo de adorno… estaba intrigado parecían hacer un papel aprendido.. iba a suceder algo y yo no tenía ni idea de que sería..

Mi suegro se puso de rodillas en un lateral de la cama y justo frente, mi esposa, que se situó al borde de la cama sentada con las piernas abiertas y con el culo un poco al aire desde donde encontraba podía ver perfectamente el coño de mi mujer terriblemente hinchado de excitación y que rebosaba jugos.

Mi suegra se situó junto a mi suegro y le empezó a masturbarle con la mano. Entretanto coloco la palangana justo bajo el coño de mi mujer.. supuse que no querían manchar la moqueta con los flujos.. mi suegro comenzó a hacerle una comida de coño.

Agggg papi agggg no así no – dijo mi mujer separándole la cabeza de su sexo- ya sabes que me encanta pero no puedo si me tocas el coño, así que quédate ahí- le ordeno mi mujer…

- Como quieras zorrita…

Vamos.. – dijo mi suegra – dale a papi la merienda…

Poquito a poco cariño – dijo mi suegro- no me lo des todo a la vez..

Se quedaron parados, mi suegro ante el coño de mi mujer con la boca entreabierta y mi suegra pajeándolo… cuando supe de que iba eso mi mujer ya estaba soltando un chorrito..

Ya viene, ya viene, -decía mi mujer…- mmmmmmm ya esta ahí toma papi…

Así muy bien – decía mi suegra.. llénale la boca… ummm que fuerte … así sigue.

La orina de mi mujer iba a parar a la boca de su padre…

Mi suegro intentaba abarcarlo todo y lo que sobraba iba a la palangana.. cuando le llenó la boca a mi suegro mi esposa paró.

Mi suegra se masturbaba con una mano a ella y con la otra a mi suegro …

Jamas vi a mi mujer mear de esa forma tan obscena con las piernas totalmente abiertas… joder estaba que me iba acorrer sin apenas tocarme..

Mi suegro cerro la boca y trago todo lo que pudo.. – joder- dijo – esta fuertecito hoy, pero que cerda eres, anda dame más… guarra..

Mi suegra paró de repente le miré la cara… Oh joder me estaba mirando!!! Me ha pillado!!! Pensé que me tragara la tierra, estaba petrificado y la polla se desinfló completamente, percibí que la cara de mi suegra tenía una media sonrisa… aunque pareció seguir a lo suyo de inmediato.. como si no me hubiera visto…

Es que me he tomado unas cervecitas – dijo mi mujer en referencia al fuerte olor que desprendían sus fluidos- .. y ya sabes lo que pasa… ufff ya viene, uffffff ya viene.. ahhhhhh

El coño de mi mujer se contrajo un poco y se relajo dejando salir el liquido amarillento.. esta vez tardo mas, y mi suegro tenía que intentar beberlo sobre la marcha…, cuando ella terminó mi suegro se lanzo al coño como un poseso, quería dejarlo bien limpio… mi suegra mientras tanto lo pajeaba frenéticamente.. que suerte tiene el cabronazo..

Ufffff ya estoy a punto… – dijo mi suegro retirándole la mano – para joder… -

Fue como una señal. Mi suegra paró al instante..

Uff menos mal creí que me corría… – dijo mi suegro- hija mía estas deliciosa… y no veas las manitas que tiene la puta de tu madre.

Paco– comentó mi suegra a mi suegro- yo voy a la cocina por pomada creo que me pica un poco el coño después de la comida de almeja que te has pegado… anda, mientras tanto, fóllate bien a la cerda esta y rómpele el culo… que ahora vengo

Gracias mami- dijo mi esposa- papa tengo un agujerito muy vacío ¿me lo llenas?

No te preocupes mujer –respondió mi suegro- que a esta ramera la parto en dos.. ya sabes ábrete bien cerda – le ordeno a mi esposa.

María no tardo en darse la vuelta sobre la cama y quedarse en pompa, mostrando su culo estupendo a mi suegro y en su centro su rosado esfínter

Pude ver como mi suegra guiaba la enorme polla de mi suegro al culo de mi esposa.. siempre me sorprendió que a mi esposa no le doliera el sexo anal y ahí estaba la respuesta.. cuantas veces le habría roto el culo ese gigantesco cipote … mientras mi suegro le terminaba de introducir el nabo en le culo a mi mujer mi suegra se iba poniendo una bata..

Perdí la noción del tiempo de donde estaba y de lo que hacía, cuando recapacité creí que el mundo me venía encima – caí en la cuenta- mi suegra saldría del dormitorio – pero ya ¿me habría visto ya? no hay nada que hacer.. traté de salir del vestíbulo al pasillo a hurtadillas.

Mi suegro comenzó a bombear y entretanto yo salía al pasillo. Una voz a mi espalda me dejo helado…

- shhhh ¿Dónde crees que vas? me quedé quieto y me di la vuelta. Mi suegra se acercó…

- Yo es que.. en realidad yo acabo de..

- Anda cállate memo – me ordenó

- Perdona es que yo – hice el ademán de marcharme directo al salón…

- que coño haces? -Me susurro… – anda ven, – no dejo opción, me cogió de la mano y me llevó de nuevo al vestíbulo ella andaba también sigilosa no quería interrumpir la follada de culo padre hija…

Yo escuchaba a mi esposa gritar…

- sigue cabrón… párteme el culo… joder que bueno cabrón.. ay papa que me rompes

Mi suegra llevaba los pechos al aire y me llevó hasta la puerta del dormitorio, pero permaneciendo ocultos en la oscuridad del vestíbulo, sin dejarnos ver, y desde allí me hizo mirar y mientras me susurraba al oído..

- ¿Has visto lo cerda que es tu mujer? – mientras me susurraba metiendo una mano en el chándal y no tardo ni un segundo en agarrarme la polla que estaba totalmente tiesa…

- es muy puta.. y hay que tenerla contenta como a su madre. – me decía libidinosamente.

Yo no tenía palabras. Me estaba pajeando poco a poco.

Veía perfectamente como el nabo de mi suegro entraba y salía del culo de mi mujer..

Lubrícalo lubrícalo!! Papi..- decía su hija, desatada por la lujuria-

Cuando dijo esto mi suegro saco la polla y la llevó a la palangana introduciéndola en el meado que no había podido beber, tras ello con la polla totalmente empapada de pis volvió a meterla en el culo y a bombear…

- Esta bien así preciosa..

- Perfecto papi ummmm rómpeme el culo no voy a poder cagar en una semana. Aggggg

- Toma cerda.. ufff ufffff ufffff

¿Ves? – dijo mi suegra al oído mientras no paraba de descapullarme el nabo- así se pueden tirar una hora.. hasta la diez mas o menos que es cuando se supone que tienes que llegar… y no antes.

Yo estaba que me moría de gusto con la paja lenta que me estaba haciendo…

Ya se ve que te gusta lo que te hago, que sepas que tu también eres un poco cerdo yernito. Mira que polla mas pringosa… llevas un buen rato echando flujos ¿eh? Viendo a tu mujercita- En ese momento me besó introduciendo lentamente su lengua en mi boca.. yo respondí haciendo lo mismo..

- Mira Jose- me dijo entre susurros – te voy a decir exactamente lo que vamos a hacer. Ahora yo me voy a poner en pompa, apoyada en este butacón y tu me vas a comer el culo, después te vas a sacar esa polla que tienes gorda y lubricada, y me la vas a meter en el culo enterita, me vas a follar bien y me lo vas a llenar de leche y no te preocupes ni por el tiempo ni por el ruido, disfruta bien de mi culo… ya te digo que el cerdo de mi marido y mi hija van a estar una hora y podría pasar un tren por el pasillo que no se enterarían de nada… te lo aseguro..

Acto seguido mi suegra se puso de rodillas sobre el butacón dándome la espalda, se quedo a cuatro patas y levanto la parte trasera de su bata, llevándola hasta la cintura dejando frente a mi el precioso agujero negro, me puse de rodillas tras ella y lo llevé a mi boca, le introduje mi lengua hasta el fondo estaba impregnado de sus propios flujos y así permanecí hasta que note el esfínter bien blandito, me incorporé y no me costó nada introducir mi nabo en su agujero, poco a poco hasta que quedó totalmente dentro. Pude ver como mi suegra se contraía, y apretaba las entrañas aprisionado mi polla … – joder que gusto – pensé.

Empecé a bombearla mientras veía tras la rendija de la puerta como mi esposa también era sodomizada por mi suegro…

Mi esposa en la habitación contigua no dejaba de blasfemar.. cerdo así jódeme cabrón jódeme … tu niña quiere la leche de la merienda… ahhhhh ahhhhh

Mi suegro le respondía… – pero que puta eres te va a salir la leche por la boca cerda..

- Hay si papi y si sobra algo me dejas bebérmela aggggg aggggg

- Si ya lo creo ufff ufffff- te la tragarás toda cerda…

Entretanto mi suegra se masturbaba con una mano que pasaba bajo su cuerpo… y repentinamente note que apretaba ferozmente mi polla con su esfínter y que se movía espasmódicamente.. se estaba corriendo..-

Que pasada.. ver a mi suegra correrse con mi polla en su culo era demasiado y mis huevos tuvieron ganas de explotar.. ella se dio cuenta y comenzó a masajearlos y yo no pude contenerme mas y empecé a descargar… no podía pasar era una corrida impresionante… la mejor de mi vida.. no paraba de salir leche.. notaba como le llenaba los intestinos con mi leche que lubricada su culo saliéndose por las comisuras del ano que estrangulaba mi nabo.. mientras tanto con las manos apretaba fuerte mis huevos para ayudar a que saliera todo.. estuve un buen rato terminando de bombear hasta quedarme saciado.

Cuando terminé ella se dio media vuelta, se sentó en el butacón y comenzó a limpiarme la polla llena de los fluidos y semen… tras ello me hizo agachar y acercó su boca a mi oido, y en u susurro me dijo…

- Sería una pena que esta tapicería de manchara con los fluidos de mi coño, por lo que guiado por sus manos fui a parar a comerle el coño rebosante de fluidos –

Aggg asi bébetelos así…. Agggg -decía en un tono casi inaudible-.. el sabor era mucho mas fuerte que el de mi esposa.. mamé hasta que lo deje bien seco…

Joder hijita- gritaba mi suegro- ya me viene la leche.. te voy a llenar el culo de lefa… así aprieta la polla cerda….

Venga – me susurro mi suegra- yo tengo que volver con ellos y tu vete a la calle sin hacer ruido y llega dentro de veinte minutos- cuando vuelvas ya estaremos todos en el salón con la cena en la mesa. Y no te preocupes que habrá segunda parte…

El dolor de cabeza desapareció.

Pasé de ser un majo cuarentón a un autentico cerdo vicioso…

Mi messenger
© Cerditovicioso(cerditovicioso@hotmail.com)

Últimos Comentarios Agregados

No hay comentarios para este relato

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
CYBERSEXO

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Aceptar
X

Reportar relato