Tu web de Relatos Eroticos de Amor Filial

Relatos Eroticos

Me gusta mi madre

Enviado por joe166 el 17/2/2010

Ingreso de Usuarios Disfruta del mejor contenido erótico ahora mismo !!

REGISTRARME !!
Buscar Relatos

Búsqueda Avanzada
Leer Relato Erótico
Me gusta mi madre Publicado el 17/02/2010, por: joe166

Quiero comentar con vosotros la maravilla que es que al llegar a casa del trabajo, cansado pero en forma mentalmente, que tu casa esté arreglada y huela bien. Sueltas el maletín, te quitas la chaqueta y saludas a la mujer que hay allí. Te vas hacia ella que está en la cocina de frente a la encimera. Te acercas y te pegas a ella sintiendo el cuerpo de una mujer de 59 años y abrazándola por encima de sus pechos. Ella calla y se muestra seria y en su sitio pero sumisa, sin intención ni si quiera...

Cams XXX Reales Online

de hablar.


La toco los pechos por encima de la blusa, son enormes, los tres hijos y la edad la hacen estar gordita y tiene unos pechos impresionantes, preciosos y unos pezones para que te amamante de nuevo….como en su día hizo.

La beso el cuello y la saludo: Buenas noches…..madre. Tenía muchas ganas de llegar a casa esta noche……..Imagino que te estás dando cuenta. Hoy tu hijo te desea, te quiere y te busca como mujer.


Ella calla y pega su cuerpo al mío mientras sigo lamiendo su cuello y mirándole los pechos por el escote de su blusa, vuelvo a lamer su oido. Ella comienza a respirar de forma más audible. Huele a gel de toda la vida, familiar, muy familiar. Y a su colonia

Comienzo a desabrocharle los botones y aparecen sus pechos blancos y de piel suave por la edad. Desnud su torso , con el sujetador subido y los tocándole lo pechos siento que tengo a la mujer que más deseo en mis manos, y nos es otra que mi madre, viuda desde hace dos años e inexplicablemente para ella pero sucediéndole esto conmigo, su hijo mayor de 35 años, soltero y enamorado de ella desde niño.

-“Súbete la falda mamá hasta que pueda meter la mano por debajo y ábrete de piernas”. Le digo al oido….


Mi madre separa sus maravillosas piernas que cuando tenía 30 años eran increíbles. Y mis manos comienzan a tocarlas abandonando sus pechos, su vientre, sus hombros, su cuello que habían sido su refugio hasta ahora.

“Tocarte las piernas me excita tanto mamá, sabes de sobra que tus piernas son mi perdición, por ahí empezó todo entre tú y yo, por mirártelas y darte cuenta. Fue cuando sentiste que tu sospecha era verdad, que me gustabas. Que era cierto que te miraba con amor, con deseo. Que estaba enamorado de mi madre y que era sincero. Inexplicable pero real. Que por respeto a papá no había pasado nada, pero ahora….viuda y viviendo conmigo por temporadas es inevitable.”

La giré y la tuve enfrente de mí tan cerca que nuestros alientos se mezclaban, ella me miró a los ojos en el momento en el que me acerqué y la besé en la boca, abrí mis labios y busqué con mi lengua la suya que rápidamente encontré.

Entre besos la miré: “Termina de subirte la falda ante tu hijo y ábrete de piernas mamá”. Ella de forma muy sensual llevó sus manos hacia sus piernas y lentamente subió su falda. Sus muslos pegaban a hora mucho más intensamente con los míos. Ella no llevaba medias. Bajé mi mano derecha y la llevé directamente a su sexo y abriéndola todo lo que pude se la puse ahí. Le abarqué todo su sexo. Ella lo tiene enorme. Su sexo, su cuerpo y las modas de su época hacen que entre sus labios, su clítoris y su bello hagan que te de la impresión de coger algo grande.

Meto la mano dentro de sus bragas. “Estás mojada mamá.—

“No sé que me pasa contigo hijo mío, sacas de mí la mujer que soy y que ahora disfruto, sabiendo que está mal, pero no puedo……..La callo poniéndole mi dedo en sus labios. Shhhhhhhhhh.

La masturbo haciendo que comience a no poder controlar el placer para a continuación parar y separarme y bajarle la temperatura.

-“Mientras me desvisto mastúrbate mamá”.

Me quito la ropa mirando como ella se tocaba ante mi, muy seria, pero en el fondo disfrutando muchísimo de esto. Enseñándome todas sus piernas, preciosas con sus zapatos de medio tacón negros y mientras se masturbaba ante su hijo.

Desnudo, sólo el slip tapando mi miembro erecto me acerco a ella y la abrazo. Saco su mano de la braga y con la mía le toco el coño por fuera de las mismas para que sus flujos terminen de mojar sus bragas lo máximo. Ella sabía que desde niño había cogido sus bragas en el baño y las había olido y lamido. Su olor de mujer había sido mi fetiche siempre,, Cuando te gusta el olor de tu mujer, sus fluidos y el olor de sus feromonas estas ante tu hembra NO LA DEJES ESCAPAR.

“Estoy…..mmmm….estoy…hij……mis bragas están…soy,,,hijo!

Mi madre estaba excitada, era demasiado para no estarlo y su freno había desaparecido del todo. Había vuelto a pasar de nuevo.

La giré y la apoyé sobre la encimera. Me gusta tenerla debajo. me pego a ella y mientras la beso en el cuello y le toco las piernas y su sexo le aprieto mi sexo contra su espalda y me muevo refregándosela y apretándome contra ella dejándole claro mis intenciones.

“Mamá, bájate las bragas, bájate las braguitas a media pierna, hazlo madre, bájate las bragas para tu hijo”

Se lo repito varias veces, ella sabe que me da morbo pedirle eso. Se las baja lentamente rompiendo en su mente el último freno que quedaba. Que una madre se baje las bragas ante su hijo y pidiéndoselo este, da muestras de lo que consigue el deseo, el amor y la vida y si eso ocurre hay que disfrutarlo.

Toco con mis manos en pechos y la apoyo de nuevo. Mi miembro busca su sexo y enseguida está tocando el bello de su entrepierna. Ella cuando siente eso abre sus piernas. Dejo sus pechos. Me separo un poco y cojo mi miembro. Me acerco a ella y echo la piel de mi miembro hacia atrás y la busco encontrándola.



Sus pantorrillas se tensan cada vez que la penetro. Me gusta entrarle profundo.
Cuando hago eso ella grita, se excita tanto que sus jadeos se convierten en gritos. Siempre la penetro sin preservativo, ya pasó la menopausea y no hay riesgo de embarazo.

La masturbo mientras la penetro y noto como no va a tardar en correrse.


“Me pones muy…… hijo….hij…..mmmmmm….José……mmmmm. no, no, ufff, noo, paraaaa, nooooo, ahhhhh.!

Noto como ella comienza a estar demasiado excitada. Cuando eso le ocurre y de bido a su edad mi madre comienza a no poder retener parte de su pis. Cuando está a punto de correrse se le suele escapar parte de su vejigita y eso le produce mucha timidez. Le da un corte enorme y nunca habla de ello. Le averguenza. Pero es incontrolable, su naturaleza es así.


Yo la miro desde atrás y veo a una mujer de más de 50 años, semi desnuda, temblando de placer por mi y encima es mi madrea a la que tengo así. Eso me colma de felicidad.


Acelero mi cadera y mi masturbación. Ella con eso comienza a volverse loca.

“¿Te gusta mama? ¿Te gusta como te follo?, Quiero oirte mamá…….

A ella le produce tanto morbo verse así y contestar a eso que comienza a temblar. Sus piernas se tambalean, sus brazos tiemblan y sus manos se agarran a donde pueden. Grita y mueve sus glúteos como con espasmos, Cuando veo que produzco eso en ella me siento poderoso y le aprieto aun más para que sepa quien se lo produce, para que se siga entregando a mí sin saber por que……Ella comienza a correrse gritando y temblando. Su columna vertebral se dobla empinándome sus nalgas y entregándose por completo a mi. “Sí hijo mío, mmmmmmm, me…, ahhhhhh, me gusta como,,,,,,,ahhhhh, me follas, ahhhhh, me corro, ahhhhhh, nopuedo par……ahhhhhhhh, hijo,…..ahhhhhh!!!!!!

Aprieto a tumba abierta sabiendo que eso traerá mi orgasmo. Ella sigue corriéndose. Mi orgasmo llega y la empujo violentamente penetrándola duramente y comienzo a gritar al sentir la ola de placer que me da. La sujeto tan fuerte que la llego a marcar. Me encanta sentir como mi semen sale dentro de ella……”Mamá.ummmmm, mam,,,,,,,,,,,,,ahhhhhhhh, ahhhhhh, madre, mmmmm, me corro, mmmmmmmm.!”

Agotado y sin respiración caigo sobre ella.. Ha vuelto a ocurrir, ahora viene un tímido sentimiento de culpa que nos empuja a incorporarnos, pero que pronto desaparece. Me levanto y la incorporo. La beso y le subo las bragas y se las dejo puestas. Ella baja la falda y se va a vestirse, me mira y asiente aceptando quedarse con esas bragas puestas para que mi semen las impregne.Me voy a la ducha………… ella es mi madre.

La deseo.



Calificación: 0 | Votos: 0
Categoría: Amor Filial | Comentarios: 1 | Visto: 27931 veces

Últimos Comentarios Agregados
Fotografia de lecheronald
LECHERONALD

si que sientes una fuerte pasion por tu madre, en tu historia se siente una gran pasios que lo disfruto.

1

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar
Registrate Aquí

Invitados 10 y 0 Usuarios online

Política de Privacidad | Contacto | Webmasters | Intercambios

© RelatosEroticos.com 2010 Relatos Eroticos no tiene vinculación alguna con los links exteriores , y se exime de toda responsabilidad respecto a sus contenidos. Web para uso exclusivo de adultos. Todos los relatos de RelatosEroticos.com son enviados por los navegantes y usuarios de la web.