Tu web de Relatos Eroticos de Amor Filial

Relatos Eroticos

Mi cuñada (1)

Enviado por topipe el 8/8/2010

Ingreso de Usuarios Disfruta del mejor contenido erótico ahora mismo !!

REGISTRARME !!
Buscar Relatos

Búsqueda Avanzada
Leer Relato Erótico
Mi cuñada (1) Publicado el 08/08/2010, por: topipe

Llevo varios años con mi novia, viviendo con ella y disfrutando al máximo nuestra vida sexual, pero yo siempre he tenido en mente otras ideas, que van más allá de estar con ella, aunque el sexo sea muy bueno entre los dos.

A mi cuñada, cinco años más joven que yo, debe sucederle lo mismo. Lleva con su novio bastante tiempo, y por lo que me cuenta él se lo pasan bastante bien. Sin embargo, desde hace tiempo sé que ella quiera más, en realidad, sé que me quiere a mí, que se...

Cams XXX Reales Online

masturba pensando en mí.

No son imaginaciones mías, lo sé, porque ha sido ella la que me lo ha dicho y la que me lo ha demostrado. Hace un par de años, en las fiestas de su pueblo (el de los 3, mi novia y su hermano y mi cuñadita), paso algo que supuso el inicio de una continua búsqueda del placer entre mi cuñadita y yo. Supongamos que se llama María, y os diré que es escultural, morena, con un buen pecho y una sonrisa que engancha. Yo soy normal, no tengo mal cuerpo, pues me cuido en el gimnasio, pero al lado de ella parezco un don nadie, y creo que eso a ella le pone.

Ese año, el 2008, María estaba especialmente guapa. Se había vestido para celebrar por todo lo alto las fiestas de su pueblo, con un ajustado top y una falda, que aunque no mostraba mucho, insinuaba demasiado. Desde que me vio supe que algo pasaría ese fin de semana. Me equivoqué, porque no tendría que esperar a que avanzara el fin de semana para descubrir lo que me tenía reservado.
El viernes celebramos una cena en la peña del pueblo. El lugar, adecentado para la ocasión, se lleno con unas 50 personas, entre amigos de unos y otros, y la noche empezó muy animada. Por casualidad, o quizá para ella no fue así, mi cuñadita se sentó delante de mi en la cena, y su novio a mi lado. Su escote se mostraba peligroso, y me costaba centrar la atención en otras cosas, en la conversación, en mi novia, en la comida... Creo que ella se dio cuenta y empezó a tontear con su novio, mostrándole el escote, pero sabedora de que yo no dejaba de admirarlo. Durante la cena charlamos animosamente, bebimos y nos reímos mucho y además descubrí el color y la forma de su sujetador, negro, liso pero muy fino, casi se le podían ver los pechos, dos pechos grandes y turgentes, mantenidos firmes por su edad, de piel blanca y que debía ser muy suave, ahora sé así es, pero entonces sólo me lo podía imaginar.
Durante la cena noté una pierna que me rozaba, levanté la cabeza y abrí los ojos al máximo, para demostrar a mi cuñadita que se había equivocado de pierna, y que su novio estaba a mi lado, pero después comprobaría que no fue una equivocación...

Calificación: 0 | Votos: 0
Categoría: Amor Filial | Comentarios: 0 | Visto: 9771 veces

Últimos Comentarios Agregados
No hay comentarios para este relato

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar
Registrate Aquí

Invitados 35 y 0 Usuarios online

Política de Privacidad | Contacto | Webmasters | Intercambios

© RelatosEroticos.com 2010 Relatos Eroticos no tiene vinculación alguna con los links exteriores , y se exime de toda responsabilidad respecto a sus contenidos. Web para uso exclusivo de adultos. Todos los relatos de RelatosEroticos.com son enviados por los navegantes y usuarios de la web.