Tu web de Relatos Eroticos de Amor Filial

Relatos Eroticos

Mi esposo se enojo porque me emborrache y cogí

Enviado por flaquita el 24/4/2010

Ingreso de Usuarios Disfruta del mejor contenido erótico ahora mismo !!

REGISTRARME !!
Buscar Relatos

Búsqueda Avanzada
Leer Relato Erótico
Mi esposo se enojo porque me emborrache y cogí Publicado el 24/04/2010, por: flaquita

Mi esposo se enojo porque me emborrache en una fiesta y me dejo ahí y se fue a la casa, siempre había hecho lo que él había querido en nuestros 10 años de casada y siempre lo mismo porta bien, no hables demasiado, cuida tus modales, son mis clientes, en fin aprovechando que esa noche no iba a ver gente muy importante para él y que pocos lo conocían, decidí comprarme para esa noche un vestido un poco mas sexi y sensual.

No soy tan fea, ni tengo tan mal cuerpo, además creo que...

Cams XXX Reales Online

todas tenemos derecho a sentirnos admiradas por lo menos una vez en la vida, y desde que salimos ya iba peleando por mi vestido que aunque era largo y de dos piezas, decía que el escote era muy pronunciado y que la abertura del vestido que llegaba poco arriba de la rodilla, era de piruja, yo creo que no era para tanto, se que ha trabajado mucho para darnos comodidad pero yo también tengo derecho a lucirme.

Reconozco que esa noche bebí en exceso y mientras estábamos en la mesa vi a un par de señores de muy buen ver y discretamente brinde con uno de ellos, poco después se me acerco y me invito a bailar, voltie a ver a mi esposo que molesto y con un gesto de desaprobación que yo ignore, acepte.

Empezamos a bailar y sin querer rose su pene con mi mano, con lo mareada que estaba eso me éxito muchísimo, en ese momento me dijo tu acompañante ya se va, me dio tan fuerte el calor, ya que nunca había sentido ni estado con otro hombre que no fuera mi esposo, y con una voz entre nerviosa y excitada le respondí que no importaba.
Poco después me llevo a su mesa y después de tomar otro trago me invito a bailar a la disco que había en el hotel, de inmediato yo le dije que sí, pero me dijo que estaba acompañado por un amigo, y yo inocentemente le dije que también lo invitara, nos fuimos a la disco y cuando llegamos estaba casi llena y casi todas las jóvenes y no tanto llevaban minifaldas y escotes pronunciados.
Nos sentamos en una mesa y trajeron unas copas, la mía me tome casi de un trago, viendo las piernas y los escotes de las muchachas, pensé, aun tengo mis piernas y senos firmes porque no mostrarlos, solo dije voy al tocador, como todos unos caballeros se pusieron de pie.
Cuando llegue al baño me quite las medias, la falda y el brasier, y me quede con el puro jersey del conjunto que era lo suficiente mente largo para pasar por mini falda, yo no traía tanguita porque mi esposo jamás me hubiera permitido comprármelas pero creo que mis pantaletas no desmerecían.
Cuando llegue a la mesa se volvieron a poner de pie pero los dos me miraron de pies a cabeza por primera vez en mi vida me había sentido deseada, al quitarme el brasier el escote se había pronunciado mas, y al sentarme lo corto del jersey, dejaba ver casi todo mi muslo, sobre la mesa ya había otra copa para mí, la que me empecé a beber también rápidamente.
Uno de ellos me invito a bailar, yo ya estaba con un descaro excesivo, baile con los dos alternadamente y no dejaba pasar la ocasión para rosar sus penes con mi cuerpo, incluso sentí la de uno de ellos dura y eso me excitaba mas.
Cuando pusieron música lenta y mientras bailaba con uno de ellos muy pegadito iba sintiendo como se endurecía su pene, me miro a los ojos y me beso durísimo, sentí como su lengua buscaba la mía y me succionaba con tanta fuerza, como si me quisiera comer, jamás me habían besado así.
Yo estaba muy excitada por el baile y los besos, y dulcemente me susurro al oído, vamos a mi habitación, sin pensarlo acepte, y me recalco que iba a venir con nosotros su amigo que si eso no me molestaba, estaba tan excitada que sin dudar acepte.
Cuando entramos a su habitación inmediatamente por atrás me tomo por la cintura y me empezó a besar el cuello y poco a poco fue subiendo sus manos hasta que fuertemente agarro mis senos frotándolos en círculos, pegaba su pene en mis nalgas, yo sentía como poco a poco se iba endureciendo.
Cuando quise voltear para besarlo, vi que su amigo ya no traía zapatos, ni saco, ni corbata, el ahora se me acerco y de inmediato me beso con gran fuerza, luego, luego sentí que ya la traía bien parada, puso sus manos por debajo de mi jersey agarrándome las nalgas, me untaba su pene en mi pelvis.
Poco a poco me fue levantando el jersey hasta sacármelo por la cabeza, después de arrojarlo, me empezó a mamar mis senos con tanta fuerza que me lastimaba, pero estaba tan excitada que se lo permití.
Mientras mordía y chupaba mis pechos, bajo su mano y sobre la pantaleta me sobaba delicadamente mi vagina en pequeños círculos que me saco mi primer gemido.
Vi cuando se acerco el otro que ya estaba en calzoncillos, me separo de él y me sentó en el vértice de la cama, de inmediato se arrodillo y asiendo a un lado mi pantaleta empezó a meter su lengua en mi vagina, solo escuche que dijo, peludita de estas ya casi no hay, sentí como sus manos empezaron a bajar mis pantaletas, yo levante mis piernas para cooperar.
De inmediato volvió a meter su cara entre mis piernas, apoye mis brazos en la cama y abrí las piernas lo mas que podía, ofreciéndole toda mi vagina y así pudiera meter su lengua lo más profundo que pudiera, se me acerco el otro ya totalmente desnudo y puso su pene cerca de mi boca.
De inmediato lo tome con una mano y sin dudar me lo metí en la boca chupándolo con todas mis fuerzas, fui lamiéndolo hasta que llegue a sus huevos los que además me metí en la boca, sentí como el que mamaba la vagina levanto mis piernas y empezó a pasear su lengua en mi ano y poco después como me metía un dedo, nunca me habían hecho eso, sentí delicioso, y reaccione chupando y mamando con más fuerza la verga que tenía en la boca.
El que me estaba mamando la vagina, se puso de pie y obligándome a mover mi cuerpo, tuve que dejar de mamar la verga que tenía en la boca, me acomodo para que quedara en cuatro patas sobre la cama, y el ya de pie, puso su verga cerca de mi cara, la vi detenidamente, era un poco más negra que la otra pero casi del mismo tamaño, en cuanto me la metí en la boca la empecé a mamar y a chaquetear.
Casi de inmediato sentí como el otro puso su duro miembro en mi vagina, me abrió mas las piernas y sentí como poco a poco me penetro no podía exclamar mi satisfacción ya que tenía una verga deliciosa a la que en cada chupada le sacaba un jugo que me sabia delicioso, yo gozaba en todo momento con el mete y saca en mi vagina y saboreando los tan enormes huevos y tan exquisitos jugos de esa verga, que, que mas placer podía exigir.
Alcance a escuchar cuando dijo uno de ellos, ahora me toca a mí, sentí como me la sacaban de la vagina y vea como se alejaba tan exquisita verga, casi de inmediato la que se me puso en frente, la tome con una mano y con cierto temor acerque mi boca, ya que nunca había mamado una verga después de que me hubiera penetrado, me era desconocido su sabor.
La miraba y la chaqueteaba mientras me animaba a metérmela en la boca, cuando sentí una lengua en mi culito y como me volvía a penetrar con un dedo, sentí tan rico y excitante, que de inmediato me introduje esa verga en mi boca.
De inmediato empecé a saborear una mezcla de mis jugos vaginales y los propios de esa verga enrojecida por mi vagina, me la sacaba a momentos para poder jadear un poco por lo delicioso que está sintiendo en mi culito.
De repente sentí como el pene de este cuate intentaba penetrar mi ano, me dolía mucho, yo creo que solo pudo meter la cabeza de verga y como no podía aguantar el dolor, tuve que dejar de mamar esa verga sin soltarla y tratar de aguantar el dolor hasta que me terminara de penetrar, pero no aguante el dolor y me moví para sacarla y le dije, quiero seguir gozando y me lastimas mucho, mejor cógeme por adelante.
No muy conforme acepto y sentí como penetro su verga de un solo jalón en mi vagina y empezó de inmediato el mete y saca, me volví a meter la verga del otro en la boca y a saborear sus huevos y pene impregnados de mis jugos, al menos llevaba cuatro orgasmos, los que nunca había tenido en una sola relación.
Empecé a sentir como la verga que me penetraba quería entrar más adentro como preámbulo a descargar su semen, y en efecto casi de inmediato sentí un choro caliente que parecía interminable, tuve que dejar de mamar para gemir mientras tenía otro orgasmo que acompañaba a ese ardiente semen.
Cuando me la saco, el otro me pidió que me pusiera boca arriba, levanto y abrió mis piernas para meter su verga en mi vagina, lo tuve que ayudar con mi mano para encontrar el camino a mi vagina, que de inmediato penetro con gran fuerza, me la metía y sacaba abriendo mis piernas para que me entrara mas y mas tan rica verga, ya no podía dejar de jadear, iba a tener otro orgasmo y lo aguantaba para tenerlo junto con la leche que me soltaría este cuate, y así sucedió, fue extraordinariamente excitante.
Mientras recuperaba el aliento, me la saco y pensé en el exquisito coctel de esperma que había quedo dentro de mi vagina, poco después nos empezamos a vestir en medio de comentarios calientes, algunas carisias y besos, se ofrecieron a llevarme a mi casa y me negué, solo me acompañaron a tomar un taxi en la puerta del hotel que ellos pagaron.
Cuando llegue a mi casa cerca de las cinco de la mañana y entre a mi recamara vi que me esposo con su pijama de franela, me vio entrar con la minifalda improvisada, y me dijo así te atreviste a andar por ahí, si y que no hice nada malo, entre al baño y me puse de inmediato mi camisón de franela, no me quise bañar por temor a que sospechara, estaba tan enojado que estaba segura que no me cogería esa noche, aunque hubiera sido increíble tener en mis entrañas tres distintas leches.
Con el tiempo le fui platicando como me había exhibido en minifalda esa noche, y ahora en nuestras fantasías me pregunta que si me atrevería a salir con el vestida como piruja, le he dicho que si, que fue muy excitante sentirme admirada, y lo hemos estamos planeando, que si se da lo relatare, pero el aun no sabe que si tuve relaciones esa noche y con dos hombres que ni sus nombres supe por eso no los digo.

Calificación: 3 | Votos: 7
Categoría: Amor Filial | Comentarios: 1 | Visto: 28677 veces

Últimos Comentarios Agregados
Fotografia de superlord
superlord

buen relato, me excito mucho aparte a una mujer siempre hay que darle su racion de verga, sino se va como a buscarla afuera. espero tus otros relatos por que se que nos contaras mas tus encuentros y como te estrenan tu culito. yo encantado te lo estreno

1

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar
Registrate Aquí

Invitados 15 y 0 Usuarios online

Política de Privacidad | Contacto | Webmasters | Intercambios

© RelatosEroticos.com 2010 Relatos Eroticos no tiene vinculación alguna con los links exteriores , y se exime de toda responsabilidad respecto a sus contenidos. Web para uso exclusivo de adultos. Todos los relatos de RelatosEroticos.com son enviados por los navegantes y usuarios de la web.