mi nuevo suegro de morelia

Buscador de relatos ( Busqueda avanzada )

0.00 / 5 ( votos)

mi nuevo suegro de morelia

Categoría: Amor Filial Comentarios: 0 Visto: 13991 veces
Ajustar texto: + - Publicado el 14/06/2011, por: Anónimo

Hola nuevamente, primero que nada quiero agradecer sus comentarios a cerca de mis relatos anteriores, algunos muy buenos y otros no tanto, pero en fin es según el gusto y el parecer de todos. Así también quiero pedir una disculpa porque a la mayoría que ha leído mi último relato (mi nuevo trabajo) no les ha agradado mucho, pero bueno, yo solo comparto parte de mis experiencias con ustedes, pero como me gusta recibir buenos comentarios, saltare toda esa parte de mi vida y pasare a otra pero antes resumiendo lo que paso.
Bueno después de haber trabajado en televisa año y medio, conocí muchos placeres que no sabían que existían, así como también, conocí gente importante que muchos se pueden ver aun en tv, y con los que viví muchas experiencias sexuales increíbles.
Me tuve que retirar porque mis padres les molestaba que los eventos fueran ya muy tardes y regresaba en la madrugada (bueno no sabían lo delicioso que me la pasaba jajaja) en fin, varios me dijeron que cuando quisiera regresar que regresara y vayaaa que si lo tengo en cuenta jaja.
Dos meses después de haberme retirado de trabajar en esa empresa, ya había terminado la preparatoria, y le propuse a mis padres tomarme un año sabático, para q decidiera bien que iba a estudiar en la universidad, ellos no muy contento terminaron aceptando (como siempre me salí con la mía jeje ).
Unos tíos que viven en Michoacán nos fueron a visitar, ya teníamos mucho tiempo que no los contactábamos y mis padres le contaron la idea de que me iba a tomar un año sabático para después entrar a la universidad, ellos muy lindos le dijeron a mis padres que si ellos quería me fuera con ellos unos meses a Morelia para que igual vaya a conocer otros familiares que teníamos ahí.
En fin, después de haber pasado una semana ellos en mi casa, yo estaba lista con mis maletas para partir a Morelia, no sabía que me iba a encontrar ahí, porque mis tíos eran gente ganadera, por lo que pensé que no iba a ser divertido, sin embargo me fui con la idea de que iba a estar lejos de mis padres y portarme mal no lo dudaba jaja.
Al llegar al rancho de mis tíos, me sorprendió mucho porque era muy bonito, bien cuidado, más bien parecía una hacienda, lo contrario a lo que yo tenía en mente, mi habitación era demasiada amplia diría yo, con tina de baño, cama enorme, muy bien decorado, que uuuufff sabia que estas iban a ser unas muy buenas vacaciones.
Yo lleve ropa como para un mes, suficiente para pasármela muy bien, y según el lugar donde fueras has lo que vieras, dice un dicho bien dicho, igual me lleve unas botas y ropa tipo vaquera, y obviamente siempre prevengo los previsible, y lleve ropa sexy como solo Diana sabe ponerse jajaja.
Los primeros días mis tía me empezó a enseñar el rancho, mientras mi tío se iba a trabajar, siempre andaba fuera, ya que es buen ganadero. Un día mi tío llego del trabajo y nos dijo que al otro día íbamos a ir a una charreada, yo la verdad, no estaba muy animada, pero pues bueno, pensé que un poco de distracción no me haría mal.
Al llegar oooohhh sopresaaa llenísimo de ganaderos muy guapos y varoniles, bien vestidos, altos, fuertes y uuufff solo en recordar me vuelvo a enamorar de ellos. Me fui a comprar algo de tomar porque ese día estaba haciendo mucho calor, en lo que mis tíos platicaban con sus amigos.
Al llegar al puesto se me acerco un chico de unos 24 años muy guapo, güerito, alto y fuerte, me pregunto si iba sola, le dije que no, que iba con unos tíos que me invitaron para distraerme un rato porque acababa de llegar del Df, me pregunto que quienes eran y ya les dije, vaya sorpresa que son amigos de mi abuelo.
Empezamos a platicar y me dijo que me invitaba unas cervezas (a mi no me gustan pero con el calor infernal que hacia no lo desprecie) asi que pedí una michelada de un litro mientras seguíamos conversando, ya después le dije que iba a ver a mis tios, y el me acompaño hasta donde ellos se encontraban.
Al verlo llegar conmigo se sorprendieron y mi tío lo saludo con muchísimo gusto, y pregunto por sus papas, ahí comprendí que si eran grandes amigos, después de un rato platicando se despidió de todos y de mi. Ya después mis tíos me dijeron que su papa es una persona muy adinerada y muy conocida en Morelia debido a su actividad ganadera.
Durante el evento mi tio, igual se les antojo unas micheladas, por lo que fuimos a comprar unas, yo ya estaba ambientada, ya que no crei que me la pasara tan bien en una charreada, nuevamente nos encontramos con Luis (asi se llamaba el chico) y nuevamente nos hizo el favor de invitarnos a mi y a mi tio unas micheladas.
Mi tio se fue al lugar donde estaba mi tia y yo me quede platicando con Luis y me dijo que me llevaba a la expo de ganado que estaba a un costado del rodeo, asi que fuimos y no podría dejar de ver las miradas de las chicas de ahí que me veían con mucho celo, debo admitir que hay chicas muy lindas, pero siempre he dicho que no tengo nada que envidiarle a ninguna jajaj siempre sincerota.
Luis era muy directo y me dijo que era muy linda, y que si me iba a quedar un tiempo con mis tios no las íbamos a pasar muy genial y que al otro dia me invitaba a su hacienda para que la conociera, yo acepte encantada.
Después de terminar el evento mis tíos y yo ya estábamos a punto de irnos en cuanto nos interceptó Luis para recordarme la hora en que nos íbamos a ver, yo solo le sonreí y mis tios no pusieron objeción alguna que yo saliera con el.
Al día siguiente, faltando unas 2 horas antes de ver a Luis yo estaba entusiasmada, ya que era un gran chico, pero decidí que hubiese algo más que un paseo, por lo que fui muy ajustada, con unos jeans de caderas, una camisa vaquera amarrada a mi cintura, dejando desnuda parte de mi espalda y mi abdomen, también deje desabrochado unos botones para dejar ver mis pechos firmes, unas botas y cabello suelto.

Yo lo esperaba en mi habitación, mientras me terminaba de retocar, mi tia al entrar a mi habitación, muy amable me dijo – diana eres toda una modelo- jajaja yo la verdad me siento bonita pero cuando la gente me lo dice me la voy creyendo aun mas.
Me dijo que me cuidara mucho, porque es una familia muy extrovertida debido a la gran cantidad de dinero que tenia. Yo desde luego le hice saber que no habría ningún problema, pero en mi mente rodeaba la idea de acostarme con un hombre dominante, y que le guste tratar a una mujer como debe ser.
Eran las 2 de la tarde cuando paso por mi en su camioneta, me subí y nos fuimos hacia su hacienda, durante el camino yo podía observar q no dejaba de ver mi cintura y mis pechos, mientras se le escapaba la sonrisa de culpabilidad, yo por mi parte hacia como la que no me daba cuenta, asi también nos íbamos contando a que nos dedicábamos, me dijo que había terminado a una novia 6 meses atrás, yo solo le conté de mi ex novio Ernesto (el del primer relato) y que había tomado un año sabatico.
Al llegar a su hacienda era realmente maravilloso, parecía una mansión, enseguida le dijo a uno de sus trabajadores que alistaran a 2 caballos para montar. Cuando me baje de la camioneta, el jardinero y otros trabajadores de el se me quedaron viendo lujuriosamente, pero a la vez con respeto porque ahí estaba Luis.
Al traer los caballos e intetarme subir, yo fingía que no podía, haciendo que Luis me subiera de las nalgas una y otra vez, ya arriba del caballo siempre me mantenía erguida para poder lucir mi silueta y q sobre salgan mis nalgas, Luis no tenia problema alguno para el montaje, y de un solo salto subió, y asi partimos a los prados de su hacienda.
El trotar del caballo hacia que mis pechos brincaran igual, por lo que Luis le encanto la idea de ir despacio y seguir deleitándose, el caballo era muy inquieto y ese fue el pretexto para decirle a Luis que se subiera conmigo, sin pensarlo se subió atrás de mi, wooow podía sentir como mi trasero aplastaba su miembro, y yo apropósito me hacia cada vez mas hacia atrás, el al sentir eso, me tomo con una mano en la cintura mientras la otra sujetaba al caballo, y su pene se sentí como se iba inchando.
Cuando llegamos a un mirador, se bajo, y a mi tomándome de la cintura me bajo, pero antes de que yo tocara el piso con los pies, abrase su cintura con mis piernas, dejándolo a mi disposición, el no dudo ni un instante y me beso, agarrándome muy fuerte de las nalgas para que no me resbalara, en eso sentí una gran electricidad que recorrió mi cuerpo, que me pedía que ya no aguantaba las ganas de probar esa arma.
Mientras me besaba el cuello, yo me despojaba de mi camisa para que el pudiera besarme los pechos, el cual no perdió el tiempo y los besaba desesperado, yo acariciaba su cabeza para que no lo dejara de hacer, pero el persistía y solo trataba de buscar mi boca para besarme.

Al ver que no era muy aventado, lo despoje de su camisa y empecé a besarle el pecho y el cuello, yo ya estaba incontrolable, y empecé a desabrochar el cinturón y bajarle el zipper, le saque el pene y me lo introduje a la boca, pero no paso ni 2 minutos cuando el se desaparto de mi, diciéndome que eso no estaba bien, que deberíamos ir mas despacio, yoooo estaba que echaba chispaaaa, estaba como una fruta madura a punto de estallar de coraje y de caliente.
Me propuso que nos conociéramos mas, que yo le encantaba, pero quería algo formal y no algo pasajero, yo en mi mente me puse a pensar que era una persona inexperta y de mano sudada como dicen aquí en México, yo fui con la intensión de que tuviéramos buen sexo, pero me fallo, sin embargo al escuchar tantas palabrerías se me quitaron las ganas y le dije que “no sonaba mal”, y que fue una locura lo mío.
Nos acomodamos la ropa y nos fuimos a su casa, yo estaba molesta por dentro, pero con risa fingida por fuera, al llegar nuevamente ahí estaban los trabajadores, yo aun con un poco de calentura, empecé a caminar muy seductora, moviendo mis caderas muy exageradas, los trabajadores solo se tragaban sus palabras por no poder decir nada, pero yo sentía sus caricias con sus miradas.
Luis me invito a pasar a su casa, yo la verdad solo quería llegar a casa de mi tios, por lo decepcionada que estaba, pero acepte para q no viera q estaba totalmente ardida por dejarme asi, al entrar nos recibió su mama una señora poco atractiva para no decir feaaaaa, pero con un carácter muy amable (vaya algo bueno tenia que tener).
Nos invito a comer yo no podía rechazarla ya q se portaba muy linda conmigo, y aparte si no me comi a su hijo minimo voy a comer algo de alimento jajaja, la señora se lucio con una pierna de cerdo al horno muy riquísimo, en lo que comíamos llego su papa de Luis el se llama Arturo, un hombre de 56 años muy macho mexicano, que desde que llego a la mesa todos nos tuvimos que parar de los asientos porque era costumbre cuando llegaba el “jefe de la casa”.
Antes de sentarse, su hijo me presento con el, siempre tenia un semblante como de enojado, el era alto como de 1.89, piel morena, semi calvo, panzón debido a q tomaba con mucha frecuencia, de cara muy simpatica, vestia siempre tipo charro y olia muy rico, pero lo que me hizo atractivo de el fue su voooooz era demaciada grave, que cuando me dijo –mucho gusto Diana y apreto mi mano- se me enchino la piel.
Empeso a burlarse de Luis dicendole que ya era tiempo que se volviera machito y se buscara una chica hermosa, y que si ya eramos novios, a lo que el respondió que aun no, don Arturo le dijo- que esperas cabron!!! No dejaras que una chica como ella se vaya con otro pelado-, yo estaba maravillada con ese hombre, el si que era como a mi me gustan (directos, dominantes).

Me hizo varias preguntas a cerca de mi, sin poder contener la mirada hacia mis pechos que aun seguían expuestos para quien los quiera ver, y un poco parados por aquel hombre que tenia frente a mi y hacia silenciar la mesa con su voz encantadora. Ahí puede ver que Luis era todo lo contrario a su padre, mientras q Luis pensaba en una relación que dure, su papa quería desvestirme y cogerme en ese momento en la mesa.
En lo que comíamos, yo buscaba atraer la atension de don Arturo, por lo que teniéndolo enfrente, hacia movimientos para girar a los lados y el pudiera ver aun mejor mis pechos, y cuando me reia o respiraba profundo por unos momentos sentía que se me salian los senos de la camisa, don Arturo no desperdiciaba ninguno de mis movimientos y hasta sudaba de los nervios que ya no podía ocultar, mientras yo le respondia con una sonrisa coqueta.
Cuando terminamos de cenar nos levantamos de la mesa y me dispuse a despedirme de ellos, la señora muy gentil me dio un beso en la mejilla, pero don Arturo me dio un beso casi rosando mis labios y tomándome de mi desnuda cintura, que al sentir esas manos realmente callosas y varonil, no pude aguantar un pequeño gemido, que pudo escucharlo don Arturo muy fácilmente.
Cuando salimos hacia la camioneta, y aun con sus papas de Luis en la puerta, yo intente no moverme demasiado para que su mama de Luis no pudiera darse cuenta soy una aventada. Ya ariiba de la camioneta, luis me pregunto si estaba molesta, a lo que yo le conteste- para naaaaaada- mi mente solo viajaba hacia su padre, que aun sentía lo rasposo de sus manos.
Cuando llegue a la casa de mis tios, me despedi de Luis con un beso en la boca y me meti a la casa, tenia mucho que pensar y q planear el próximo encuentro con don Arturo, que ya hasta en mis sueños estaba conforme pasaban los días, sin embargo, las veces que iba nunca estaba en su casa, era igual que me tios, dedicado a lo suyo, solo en ocasiones escuchaba decir a mi tio que me mandaba saludos, pero de ahí en adelante, no lo encontraba.
Ya teníamos casi un mes de estar juntos Luis y yo, para entonces todavía no había sexo, solo unos buenos fajes, es mas ni sexo oral habíamos hecho desde aquel dia, yo cada dia que pasaba me desesperaba mas la actitud de mi “novio”, a estas alturas ya otros me hubiesen poseído, pero el se resistía, es igual que su mama de conservadora.
Un día, Luis se fue a un congreso de la universidad con un grupo de compañeros, regresaría al otro dia, yo sabia que esa oportunidad no la debería de dejar pasar, por lo que decidi a dar manos a la obra, asi también tenia que poner un pretexto a mis tios por si llegaba algo tarde, por lo que no tarde mucho en pensar y decirle que mis suegros me invitaron a una cena, pero que me iria desde temprano para ayudarles.

Eran las 11 de la mañana y tenia que verme muy provocativa si quería conseguir algo con don Arturo , sabia que ahí iba a estar mi suegra, pero aun no sabia si encontraría a el, asi que decidi ir vestida con una minifalda negra que contrastara con mi piel blanca, además era de tela muy ligera que el viento podía elevarla con el minimo esfuerzo, arriba lleve una blusa azul cielo demaciada escotada de adelante, ese dia no lleve sujetador, solo unos parches que cubren mis pezones, me puse a pensar en si llevaría ropa interior abajo o no, pero opte por si llevar, asi que escoji un micro hilo dental negro que contrabajo cubria mi concha depilada, el cabello me lo lleve amarrado debido al calor y unas zapatillas negras.
Hasta verme en el espejo, podía imaginar a don Arturo recorriendo con su mirada mis piernas, mis pechos, en ese momento sentía como mi piel se volvía a erizar por lo que en vez de imaginármelo, decidí ir hacia donde el estaba.
Le pedí prestado su camioneta a mis tios y me fui a casa de Luis, en el camino solo me recorría la idea de sentirme deseada por aquel hombre, ni me ponía a pensar las consecuencias del como reaccionaria mi suegra al ir vestida asi, por un momento quise regresar a casa a cambiarme la falda, pero fue mas mi calentura y acelere para llegar mas rápido.
Cuando llegue note que no estaba la camioneta de mi suegro y estaba en si entraba o no a la casa, en eso estaba cuando vi al jardinero y lo llame para preguntar por el, el señor de 64 años quedo totalmente atónito y cuando hablaba tartamudeaba al verme vestida de esa forma, la minifalda dejaba ver gran parte de mis piernas un minimo movimiento y dejaba ver mis braguitas, el jardinero solo pudo exclamar que se encontraba revisando unos ganados en unos corrales.
Me dirigí hacia donde él estaba, algo nerviosa, pero también ganosa, desde lejos pude ver su camioneta uuufff ya estaba temblando y fría de nervios, empese a perfumarme y acomodar cada cosa en su lugar, el se encontraba en dentro del establo, asi que me baje de la camioneta y me dirigi hacia el.
Cuando lo vi y el me vio a mi, ambos nos quedamos sin palabras, yo por aventada y teniéndolo en frente y el por verme asi vestida, y comenzó la conversación….
Yo: buenas tardes don Arturo como esta?
Arturo: hola princesa, que milagro q te dejas ver, pense que ya te habias regresado a tu ciudad.
Yo: no para nada, andaba por aquí cerca y me dijeron que se encontraba aquí, y ya que usted no se deja ver ni de reojo, vine a saludarlo.
Arturo: aaa mira que bien, y que hermosa vienes vestida, ten cuidado no vaya a ser que te vayan a querer violar, que con esa faldita no tomaría mucho tiempo en hacértelo. (el sin dejar de ver mis piernas y mis pechos que sobresalían por debajo de la blusa).
Yo: jajajaja, como cree don Arturo esta chica es bien cuidadosa, además no hay mucha gente por aquí cerca, usted es la única persona que me podría violar, así que no me preocupo demasiado.
Arturo: ooo vaya que nada mas por que eres mi nuera sino, no te la perdonaría por nada jajaja.
Yo: jajajaja si verdad, y luego que usted es todo un don juan, hasta me haría dudar….
Don Arturo me dijo que aun le faltaba algunos ganados por revisar, que si lo acompañaba en lo que terminaba, de ahí nos íbamos a su casa a comer lo que mis suegra estaba preparando, yo muuuuuy gustosa acepte, ya que mi intensión era estar con el.
Antes de empesar a ver los otros animales, le dije a mi suegro que iba a buscar algo en la camioneta, además que la había dejado prendida, por lo que camine muy cadereadamente haciendo que mi faldita se elevara y dejara ver mis orgullosas nalgas a merced de aquel seductor hombre.
Cuando llegue a la camioneta, antes de apagarla fingi que se me había perdido algo en los asientos, y lo empese a buscar, dejándole mi trasero justamente en la cara a don Arturo, y la micro braga que se perdia entre mis nalgas, dejaban ver una pequeña parte blanca de mi conchita, que se asomaba en uno de los lados de ella.
Asi estuve como 5 minutos, dándole una buna exhibición a mi suegro, meneando el trasero para que se le antojara, y antes de bajarme de la camioneta, con mi mano derecha me acomode la tanga que ya me estaba violando literalmente por lo que al hacer eso, deje ver compleamente mi conchita y mucho mas.
Cuando cerre la camioneta, pude ver que mi suegro estaba totalmente pasmado por aquella escena que había visto, el sudor en el era inevitable, en su pantalón se veía la reacción que realmente lo disfruto, porque su paquete estaba muy abultado y cuando me hablaba igual tartamudeo.
Yo solo le dije que me disculpara por haber tardado pero que no encontraba mi celular, el me dijo que no me preocupara, que si tenia que ir por algo mas el me esperaba, diciéndolo con una sonrisa picara y nerviosa.
Para seguir provocándolo, mientras el revisaba un toro, yo aproveche para quitarme los parches de mis pesones, asi el podría distinguir las erecciones que tendría sin ningún problema, el escote de mi blusa no dejaba ya nada a la imaginación, yo me acerque a el para preguntarle que hacia, quedándome frente a el, mientras me explicaba yo hacia movimeintos bruscos intentando que se saliera uno de mis pezones, hasta que lo logre y me hacia la que no sentía nada.
Don Arturo no podía creer lo que estaba viendo, pero a la vez no se animaba a decirme lo que estaba viendo, yo deje que el se degustara, mientras yo lo veía directo a los ojos, hasta que me dijo.
Arturo: hija no es por ser morboso, pero una de tus tetas se ha asomado fuera de tu blusa.
Yo: upps, no me había dado cuenta, seguro tenia calor y salió a refrescarse (con una voz muy picara y provocando a que me respondiera algo).
Arturo: vaya que si tenia calor eeeeh, porque ni permiso pidió la condenada, pero la otra es mas educada que se quedo adentro.
Yo: jajaja si verdad, es injusticia eso en eso que meto mi teta dentro de la blusa y saco la otra descaradamente) ahí esta para que la otra no le lleve ventaja a esta.
Don Arturo estaba que no creía lo muy aventada que era, su reacción fue inmediata diciéndome.
Arturo: y porque no dejas que las dos salgan al mismo tiempo y asi no se queda trista una ni la otra, y hasta pueden platicar para que no se aburran.
Yo sabia que ya había dado resultado, nadamas era cuestión de tiempo para que el se me avalanzara, y asi yo estaría libre de culpa porque el fue el que se iba a ir sobre de mi.
Yo: si verdad, ( saque la otra teta, y las acomode muy juntas fuera de mi blusa, acariciándolas muy suavemente, y soplándolas para fingir que hacia mucho calor) listooooo ahora no tienen que quejarse ninguna de las dos, hasta se ven feliz siendo libres.
Arturo: nunca utilizas nada abajo? Porque esas tetas si que son de admirarse para que las escondas y no las dejes ver a tus admiradores, y yo con esto me declaro fan numero unoooo jajaja.
Yo: jajaja si algunas veces solo porque hoy hacia mucho calor, no me puse nada, además no estuviera disfrutando esto si hubiese traido algo abajo… no lo cree?.
Arturo: si claro, la envidia pura hacia mi hijo, el se debe dar un buen festin, al menos yo lo haría si fuera el.
En eso que agarro, y me despoje de toda mi blusa y mirándolo a los ojos le dije:
Yo: pues todo esto que usted ve en estos momentos, su hijo lo desprecio el dia que tenia la intensión de tener sexo con el, me dijo que quería una relación formal y que el sexo vendría con el tiempo, y yo la verdad soy una chica muy fogoza, que necesita que uno o varios machos me quiten la calentura que llevo por dentro…..
Arturo: eso lo podemos arreglar aki y ahora mismo, que esta lleguita no se va a ir a su casa doblemente decepsionada, y con mucho gusto yo la montare hasta que relinche de placer.
Don Arturo sin pensarlo 2 veces tomo fuertemente mis tetas, llevándoselo a la boca con muchas ansias, mordiéndolas, chupándolas, lamiéndolas sin ningún remordimiento alguno, yo solo me arqueaba para dejarle todo mi cuerpo hacia el, mientras el me agarraba con una mano mis tetas al momento que las chupaba, y con la otra acariciaba mis bien formadas nalgas, que las apretaba muy fuerte y me arrancaba gemidos indescriptibles, y cuando me daba nalgadas con esas manos callosas yo estremecía de placer al momento que me las dejaba rojísimas por la fuerza que me las daba, yo mientras tanto me estaba comiendo sus labios carnosos, y el no dejaba de introducir su lengua en mi boca, intercambiando saliva, gemidos, caricias y mucha pasión sin control.
Podía notarse la desesperación de nunca haber estado con una mujer como yo, y que su esposa tenia tiempo que no lo complacía, ya que aprovechó cada centímetro de mi cuerpo con sus manos y boca, yo solo me dejaba llevar, a esas alturas estábamos cegados por la calentura, no nos importaba si nos reconocía alguien o no, ya que estábamos a merced de que cualquiera nos viera en los corrales y aun más que don Arturo siempre tenía visitas a cualquier hora.
Don Arturo no le costó mucho trabajo despojarme de mi camisa y cada prenda que quitaba lo hacia con delicadeza, no quería perder detalle de cada centímetro de mi cuerpo, mientras me las quitaba yo aprovechaba para besar sus brazos, su pecho, y quitarte el pantalón, cuál fue mi asombro que mi suegrito ya estaba como burro en primavera, vaya que si era un buen paquete, desde su ropa interior resaltaban las venas de su miembro, que yo mordía muy suavemente cerrando los ojos para poder disfrutar de aquello que ya consideraba mío desde ese momento.
Sus palabras solo fueron:
Arturo: woooow diana eres un forro de mujer!!! No crei que una chica como tu se fuera a fijar en mi, pero existe la justicia divina.
Y digo que fue lo único que dijo, porque yo no lo dejaba hablar y mas aun uando introduje ese pene oscuro en mi boca, pasándole mi lengua alrededor de su glande que era muy grande por cierto, mientras con mis manos manos acariciaba sus testículos de una manera muy delicada, después empese a descender por el tronco con lamidas muy suevesitas de arriba abajo, hasta que llegue a ese huevos y los fui chupando uno por uno, hasta que los tenia los 2 adentro y los reposaba un buen rato dentro de mi boca.
Podía ver sus ojos de mi suegro cerrándose en cada lamida que le propiciaba a su pene, es una expresión en los hombre que me encanta ver, mietras tanto yo segui divirtiéndome con su pene, asi que lo coloque entre mis dos redondito pechos y empese a masajearlo, pasándome su glande en mis pezones y a la vez que los masajeaba lo podía introducir en mi boca.
Don Arturo como todo macho (q por cierto me encanta que sean asi) me tomo del pelo y me puso de pie y me volvió a introducir su boca dentro de la mia y sujetándome muy fuerte de mis nalgas me cargo y me llevo en la parte de atrás del establo, donde se encontraban una gran cantidad de paja para ganado, y porque además me decía que quería que esto durara mas y no quería que nos viera nadie.
Me recostó en la pasa y muy magistralmente me separo las piernas y fue besándolas hasta llegar a mi conchita, la cual ya estaba totalmente humeda por la exitacion, el cual fue un deleite para ell, yo al sentir su lengua caliente me retorcí de placer, sabia como hacerlo, como hacerme estallar, enseguida sentí un rico orgasmo que no pudo pasar desapercibido por mis fuertes gemidos y mi cuerpo estremecido, y aun porque me mojeee aun mas.
Mi suegro no desaprovecho la oportunidad para pasar su lengua por mi ano, el cual duplicaba el placer, sus dedos acariciaban mi conchita, y suavemente los introducia en ella, yo empece a moverme suevemente mi suegro acelero la introducciones de sus dedos en mi, yo solo me acariciaba mis pechos al rito que el los introducia.
Después me fue acariciendo los pechos, hasta que los llevo a su boca yo ya no podía esperar mas ya quería tener dentro ese hombre, comerme lo que su esposa no hacia desde hace mucho, y que el se comiera lo que su hijo aun no quería, pero cada vez que yo intentada introducirlo en mi vagina el me lo negaba, eso me volvia aun mas loca.
Con su mano derecha tomo mis dos manos juntas y me las coloco estiradas por arriba de mi cabeza, el cual me dejaba totalmente inmóvil y a toda su disposición (bueno ya estaba mas que a su disposición) puso su cara entre mis pechos y empeso a jugar entre ellas, y le gustaba agarrarlas y apretarlas, pues decía que no entraban en su mano y que era lo mas delicioso que había tocado y probado.
Yo podi sentir su gran panza sobre de mi y su miembro a la entrada de mi conchita que ya pedia a gritos al nuevo visitante. Arturo agarro su gran miembro y lo empeso a frotar sobre mi conchita, solo podía ver como se lubricaba esa deliciosa barra, y fue cuando me dijo – agarrate que ahí te va dianita-….
Puso su enorme cabeza en la entrada de mi concha y pude ver como se empesaba abrir paso dentro de mi, yo esta que explotaba, me la fue introduciendo muy despacio y yo cada centimetro que metia era la gloria, la grandes venas que tenia aquel fierro me daban un extra mas de pasión, mis piertas que estaban sujetando sus brazos empezaban a relajarse y a la vez a temblar por la rico que me la estaba metiendo.
Pude ver como esa grab vara desaparecio dentro de mi y como latia dentro, yo solo púde agarrarme de donde pude, y don Arturo empeso con el mete y saca mis pechos solo se hacían de arriba hacia abajo, por las envestidas que me estaba dando aquel toro, el solo hacia ruidos de placer semejantes a un animal en brama.
Mi delicada piel estaba totalmente erizada al ver era poseído, su ásperas manos acariciaban mis blancas piernas que debes en cuando se deslizaban por mis caderas, abdomen y pechos, mis gritos de placer eran muy fuertes pues no cabe duda que era una buena culiada que me estaba proporcionando mi suegro.
Después y sin sacarla de mi, me dio la vuelta, poniéndome en cuatro, aquellas enormes manos rasposas de tanto trabajar ahora estaban sobre mis naldas apretando fuertemente para poder meter de un solo golpe aquel trozo de carne que me tenia loca, pude voltear para ver los gestos de mi suegro y se notaba lo bien que se la estaba pasando, el asombro de mi cuerpo, y lo zorra que me ponía cuando estaba dentro de mi.
El me decía:
Arturo: dianitaaa eres un manjar, este culito va a ser mio cuantas veces quiera.
Yo: (con voz agitada) claro que siiiii mi suegrito, ya que su hijo no lo goza quien mejor que usted, asi queda en familia.
Arturo: asi será mientras el no goce este cuero de mujer, yo llenare ese huequito calientito.
Yo: mmmm siiii me gusta que me monte don Arturo.
Arturo: entonces si nos gusta atnto a los dos debemos ser mas discretos para seguir repitiendo esta delicias.
Yo: como usted diga mi semental.
Mi suegro ya muy caliente por lo que le decía y los gemidos que expedían mis labios, se sujeto fuertemente de mis caderas y empeso a darme con todooo, yo lo que pude acelerar fueron mis cadereos y mis gemidos, podía d¿sentir como mis tetas rozaban con la paja cada vez que mi suegro me penetraba con esas fuerzas desgarradoras.
Ya teníamos como unos 25 minutos cogiendo y mi suegro no se le veía fin, verdaderamente que si era todo un toro. Pero si se veía ya cansado, por lo que le dije que se acostaras, que ahora era mi turno, su recostó en la paja, y me encime frente a el, coloque sus enormes manos en mis pechos, y me comi ese miebro de un solo sentón, yo me apollaba con las rodillas en la paja, para agarrar mas equilibrio.
Empese a darle sentones muy fuertes, haciendo llegar la cabeza de su pene hasta el tope, mi pechos eran acariciados por mi suegro y le encantaba ver como rebotaban en cada sentón que yo le proporcionaba, el solo decía – diana eres increíblemente estupenda- y agarrándome de las nalgas me empujaba fuertemente hacia abajo, dejándome perforada aun mas.
Me recosté un poco sobre el, dejándole mis pechos en su boca para que las besara en lo que yo aceleraba mis movimientos de cadera, era la gloriaaaa!!! Ya había tenido 5 o 6 orgasmos y aun seguía firme aquel hombre.
Después nuevamente me puso en posición de a cuatro, me dijo que le había gustado ver como rebotaban mis nalgas en su panza cada vez que el empujaba hacia dentro, y como mi cuerpo se arqueaba para recibirlo. Yo solo obedecia, y el me tomaba como el quería, y cruzando las piernas para estrechar mas mi conchita, empeso a penetrarme, tomándome del pelo y empujando aquel fierro dentro de mi.
Yo ya me sentía una amazonas dándole vuelo a aquello que estaba disfrutando demasiado, el se sentía un jinete tratando de domar a su yegua y vaya que lo consiguió a la primera. Ya llenos de sudor y muchos fluidos mios ya podía ver como don Arturo estaba en sus ultimas, sus metidas cada vez eran mas fuertes que hasta me vencieron las fuerzas de mis rodillas quedándome semi acostada boca abajo en la paja, mientras el seguia metiéndomela.
Eran tan intesos momentos que yo le pedi a don Arturo que si quería se viniera dentro de mi, total que yo me cuidaba con inyecciones, el cual al escuchar eso siguió sin parar, su peso estaba totalmente sobre de mi, yo solo hacia mi trasero hacia arriba para que el pudiera penetrarme mejor.
Pude escuchar cuando dijo — dianaaaa hay te va toda mi leche— yo sentí una gran descargaaaa dentro muy calienteee, mi cuerpo empesooo a contraerseee, pues igual al sentir esa descargaaa tuve un orgasmo muy largo.
Mi suegro se quedo encima de mi unos momentos, su miembro aun dentro segui descargando las ultimas gotas de semen y yo totalmente agotada y con una mescla de fluidos dentro.
No pudimos enjuagarnos, pues no había cerca regaderas o cosa alguna que se le pareciera, solo espere que saliera lo mas que se puediera de ese semen espeso dentro de mi, y fuimos a donde estaba la camioneta de mis tios, y me termine se secar con unas toallas que tenían dentro.
Yo aun estaba desnuda sentada en la camioneta y don Arturo se me acerco y tomándome de la cintura me beso un buen rato, y agradeciéndome por lo bien que se la había pasado, y recordándome que este cuerpo era de el, yo igual le agradeci y le dije que no se preocupara que mientras yo este ahí lo complacería en lo que sea, de igual menera me dijo que si necesitaba dinero o algo que se lo pidiera y con gusto me lo daría (eso me agrado aun mas!!!) jajaja.
Enseguida empesamos a vestirnos, me coloque mi camiseta, mi micro tanga y mi faldita, cuando me vio vestida nuevamente, me dijo que como no iba a cojerme si iba vestida con toda la intensión de provocarlo, a lo que le dije que precisamente iba vestida asi para que pasara lo que paso.
Me despedi de el nuevamente de un beso muy delicioso, y me dirigi a mi casa, en el camino varios vecinos de don Arturo vieron que salía del establo, cosa que no me importo, yo iba totalmente feliz, y bien cogida, solo me importaba tomar una buena ducha y dormir.
En cuanto llegue a la casa de mis tios, solo estaba mi tia en la sala viendo la televisión, mi tio se encontraba como es común fuera trabajando, mi tia me vio y me dijo –dianita, a poco saliste con esa ropa? Se te ve todo el culo con el minimo movimiento, llevas ropa interior verdad?- yo solo le dije jajaja si abue si llevo, me alse la faldita y le enseñe, ella solo se rio y me dijo:– hay en estos tiempos solo un tringulito en la concha y con un hijo entre las nalgas piensan que son ropa interior jajaja-.
Me dijo: -cambiate que la cena ya esta lista, yo le dije- no gracias tia ya comi mucho en casa de mis suegros-….
Mi tia: y si te gusto? ´porque me dijo tu mama que eres muy delicadita eeeehh!!
Yo: si tia estuvo delicioooooooso!!!! Me comi un buen trozo de carneeeee y me la pase muy esquisito con ellos.
Mi tia: bueno pues acuéstate que mañana nos vamos de compras!!!.
Me despedi de ella y me fui a mi habitación, me desnude y me fui a dar una ducha, aun podía sentir el olor de don Arturo, mi conchita estaba totalmente irritada, de rosita paso a un color rojiso, mis pechos al recordar las imágenes de aquel encuentro se empezaron a erizar, cada vez que pasaba sobre ellos jabon.
Termine de ducharme y me fui con una sonrrisota a la cama, no se si fue gran la impresión de lo que había durado mi suegro teniendo sexo conmigo que aun podía sentir su miembro dentro de mi y hasta soñé con el, cuando desperté lo primero que hice fue llamarle, y me contesto diciéndome saldría unos días de Morelia por cuestión de trabajo, pero cuando regresara quería darme otra montadita, me despedi de el y conlgue.
A las 2 horas me llamo luis que iba a pasar por mi cuando regresara de comprar con mi tia….
Espero que les haya gustado este relato…. Esta apenas fue el inicio de mi año sabático en Morelia, después sucedieron muchas mas con mi suegro y con personas que se quedaran con la boca abierta….
Espero verles en mi próximos relatos un saludo y recuerden que “ustedes son los dueños de sus fantasías y de ustedes depende llevarlas a cabo”

Últimos Comentarios Agregados

No hay comentarios para este relato

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
CYBERSEXO

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Aceptar
X

Reportar relato