Mi primera vez, incesto

Buscador de relatos ( Busqueda avanzada )

0.00 / 5 ( votos)

Mi primera vez, incesto

Categoría: Amor Filial Comentarios: 0 Visto: 80611 veces
Ajustar texto: + - Publicado el 29/09/2011, por: Anónimo

Hola soy Pedro tengo 21 años, mido 1.82 soy flaco, rubio y deportista. El relato que voy a contar es real, es la primera vez que lo cuento y lo hago para sacarme algo que tengo adentro y nunca lo pude sacar.

Este relato ocurrió hace 6 años cuando yo tenía 15. Era el día de mi cumpleaños y mi madre (por ser hijo único) estaba muy emocionada con hacerme algo especial para mi cumpleaños.

Yo soy un tipo que fue educado de una manera ¨anti-sexo¨por lo tanto como se habrán dado cuenta hasta los 15 años no había tenido relaciones, tuve novia pero nunca pasó mucho más que un beso y un manoseo corto, y hasta los 15 sólo había tenido sólo 4 pajas. Me gusta mucho el deporte y creía que la masturbación reduciría mi rendimiento físico.

El relato comienza cuando volvía de jugar un partido de fútbol que habían organizado unos amigos para mi cumpleaños. Llego a casa, subo a mi habitación que queda en el segundo piso para bañarme. Me saco toda la ropa y la dejo sobre el piso. Me baño, me afeito y me lavo los dientes (siempre me gustó ser muy prolijo), me seco y dejo la toalla en el baño, salgo para cambiarme y cuando me coloco un bóxer blanco hasta las rodillas ajustado (me da mucho morbo los bóxer jaja) me suena el celular que lo había dejado al otro lado de la habitación, era un mensaje, cuando termino de leer el mensaje, entra mi madre al cuarto y me dio mucho pudor que me viera así, y le dije que se fuera porque me estaba cambiando. Ella estaba vestida de una manera muy sexy: tenía unas calzas, una musculosa y una zapatillitas de deporte, y no estaba usando corpiño.

Pero mi madre no se fue, sino que se me acercó y me dijo Feliz cumpleaños, que estaba sorprendida de lo que había crecido, etc, etc. Mi madre es una persona de 38 años que se mantiene muy bien, el flaca y morocha, tiene unos pechos bien formados y grandesitos y la cola bien redondita, es una mujer muy linda (jamás pensé haber estado escribiendo esto de mi madre jeje). Cuando terminó todo el discursito yo estaba un poco incómodo (porque como les expliqué anteriormente siempre fui criado con una mentalidad anti-sexo), entonces ella se me acercó un poco más y me agarró con una mano por la cola y con la otra me empezó a acariciar el bulto, mientras iba acercando su boca a la mia. Yo me dejé llevar, no entendía que le pasaba a mi madre, siempre me educó de una manera y ahora actuaba de otra.

Estuvimos besandonos por un tiempo, tenía unos labios carnosos, y su lengua jugaba con la mía, en un momento metió su mano adentro del bóxer, mi pene estaba a punto de reventar y sentía que el corazón se me salía por la excitación y los nervios. Empezó a acariciarme el pene y los huevos y me los apretaba con fuerza pero con un cariño de madre, a todo esto entra mi padrastro al cuarto (es la pareja de mi madre que nunca nos habíamos llevado bien) y me entró un miedo extremo, pensar que estaba besando y tocando a su mujer. Mi madre también estaba sorprendida porque pensaba que iba a llegar después de la cena.

Se acercó a mi madre y antes de que ella le pudiera explicar algo, él la agarró con las dos manos por la cola y empezó a besarla, yo quería irme de ahí y comencé a caminar al baño, cuando siento que mi padrastro me agarra por el elástico del bóxer, y me tira suavemente hacia ellos. Cuando estamos los tres juntos él le hace señas con los ojos a mi mamá indicandole que siguiera. Ella comienza a acariciarme la cola nuevamente y para mi sorpresa él comienza a acariciarme el bulto que va lo tenía reducido por la situación, ambos me chupaban las tetitas. De más está aclarar mi exitación y mis miedos, pero nuevamente me dejé llevar.

Durante toda la relación yo fui el que importó porque hacían todo lo que quería y les pedía. Poco a poco mi padrastro empezó a meter su mano dentro del bóxer hasta llegar a mi pene, mientras deslizaba su lengua sobre mi pecho y con su otra mano, tomó mi mano y me la llevó directo a los senos de ella, fue una sensación increíble, suaves pero a su vez rígidos, y con mi otra mano empecé a tocarle el coño. Fue un momento muy agradable, estuvimos unos segundos manoseándonos hasta que ella le empieza a sacar la remera a mi padrastro (es un hombre muy pintón, flaco y trabaja en negocios), yo por curiosidad empiezo a tocar su pene que estaba bien durito y se notaba un poco más grande que el mio (y eso que el mio no es chico, es normal).

Cuando ya estabamos todos en ropa interior y mi madre con las tetas al aire, él me saca mi bóxer muy lentamente cuando se me asoma el pene se puso recto instantemeamente, luego mi padrastro se levanta y empieza a lamerme los huevos y el pene: no puede evitar decir ¨¡Qué placer Dios!¨… Hubo carcajadas… Le quité el culote rosa que llevaba mi madre y empecé a lamerle el coño, cómo había visto una vez en un video porno. Luego de esto le saqué el bóxer a él que era uno suelto de algodón sin la raja del medio, y el movimiento de su pene fue el mismo que el mío.

Nos acostamos los tres en la cama, él comenzó a chuparme el pene y le pedí a mi madre que se pusiera arriba de mi boca para poder chuparle el coño y el ano, no paraba de genir y de tirar un líquido por la vagina, esto me excitaba. Después de que me la terminó de chupar estaba roja y latía (como no tuve muchas masturbaciones duré mucho tiempo sin eyacular), mi madre se puso en 4 patas y mi padrastro me indicó lo que tenía que hacer, se la metí hasta el fondo y empezó a gemir de una manera muy excitante, mientras mi padrastro me acercó su gran pene a mi boca y lo empecé a chupar con fuerza y pasión, pero no me entraba todo en la boca, estuve un tiempo hasta que me estaba por correr, mi madre (que ya había eyaculado en un momento), se dio cuenta y me dijo que no me preocupara y que le terminara adentro, fue un placer tan grande que nunca más lo puede experimentar, lo curioso fue que él también eyaculó casi al mismo tiempo y quedo todo en mi boca, algo pude tragar pero me dio un poco de asco asique dejé caer bastante sobre el culo de mi madre.

Mi padrastro se agachó y empezó a recoger el semen de la cola de mi madre y de su vagina, luego se lo pasó a ella en la boca y los dos tragaron un poco. Estaba cansadísimo y me dolía el pene, entonces nos fuimos los tres a bañar, mi madre no dejaba de masturbarme a mí y a mi padre, yo tocaba el clítoris erecto y rojo de mi madre mientras le pellizcaba los pezones y mi padre le tocaba el ano, no podía parar de besar a mi padrasto, tan masculino y fuerte. Cuando terminamos volvimos a la cama. Seguía estando muy caliente, y supongo que mi madre y él también por los pezones y el pene erecto. Esta vez le hicimos penetración doble a mi mamá, yo por el culo y él por la vagina. Cuando mi mamá pidió que pararamos él me preguntó si lo quería penetrar y acepté, estuve penetrandolo un tiempo corto hasta que cuando estaba por eyacular acerqué mi pene a sus bocas y descargué una gran cantidad menor que la primera vez pero era mucha cantidad, ellos se bebieron todo. Luego a pesar de que no tenía muchas ganar empecé a lamer el gran pene de mi padrastro y a penetrar con los dedos la vagina de mi madre. Él terminó eyaculando sobre las tetas de mi madre, las lamí y esta vez sí que me tragué todo el semen. Nos volvimos a bañar y festejé mi cumple entre los tres desnudos.

Después de esto me llevé muy bien con mi padrastro y cada tanto tenemos alguna aventura entre los tres (como les dije me da mucho morbo el bóxer) por eso cada tanto le saco el pantalón y le hago la paja dentro del bóxer hasta que eyacula por toda mi mano y su pene. Mi madre me aclaró que a partir de ahora tuviera cuidado con el sexo pero que lo hiciera cuando quería porque ya era responsable.

Les repito que esto es una historia real y cada tanto cuando la pienso me viene unas pajas con grandes eyaculaciones.
Pedro.

Últimos Comentarios Agregados

No hay comentarios para este relato

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
CYBERSEXO

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Aceptar
X

Reportar relato