Tu web de Relatos Eroticos de Amor Filial

Relatos Eroticos

Ya somos 3

Enviado por Izmash el 22/12/2011

Ingreso de Usuarios Disfruta del mejor contenido erótico ahora mismo !!

REGISTRARME !!
Buscar Relatos

Búsqueda Avanzada
Leer Relato Erótico
Ya somos 3 Publicado el 22/12/2011, por: Izmash

Pues la continuación de las aventuras con mi prima. Disculpen la tardanza, me he ido de viaje durante este tiempo y recién he llegado. Espero que disfruten de esta continuación del relato, ya que como dicen: “Lo bueno se hace esperar”. Por cierto, el comentario que he puesto en el primer relato, sobre que “La familia se ha enterado” Es pura propaganda hahaha
Nuestras aventuras continuaron durante algunos meses, yo cumplí mis 16 años y mi prima estaba próxima a cumplir sus 22, por lo que...

Cams XXX Reales Online

Nelly y yo organizamos un viaje a la Isla de San Andrés.
El día de cumpleaños de María fue excepcional, siempre estuvimos juntos e incluso llego a manosearme el pene por encima del pantalón durante la fiesta. Pero lo que ambos esperábamos con ansias era que la fiesta acabase, para quedar solos una vez más, ya que había conseguido el permiso de mis padres para quedarme esa noche con mi prima.
La fiesta continuo y el alcohol se hacia sentir en el ambiente, la mayoría de los amigos de mi prima andaban borrachos y la mayoría de nuestros familiares también. La fiesta término alrededor de las 12Am, por lo que les dije a mis padres que fuesen a buscarme a la tarde del día siguiente, sin saber lo que haríamos mi prima y yo…
Tan pronto se fueron todos, nos metimos al baño de cristal, nuevamente ella me baño a mí y yo la bañe a ella, preparándonos para una sesión que duraría casi 8 horas continuas de sexo en familia… sexo entre primos… Lo cual era un placer que supuestamente estaba prohibido, nosotros nos probamos lo contrario mutuamente, descubriendo que el sexo en familia era más placentero, al menos esa era nuestra opinión.
Tan pronto salimos de la bañera nos tiramos en la cama para empezar con nuestros toqueteos; sus tetas volvieron a estar en mi boca, mis dedos volvieron a entrar en su vagina y mi pene volvió a estar en la boca de mi prima, lugar que prefería mas que dentro del pantalón.
-Vamos a darle primo, que hoy no tenemos tres días como la vez pasada-Me dijo María mientras me comía la boca a besos
-Yo esperaba a que tu me dijeras eso-Le dije mientras separábamos nuestros labios para adoptar nuestra próxima posición-¿Como quieres hoy primita?-La pregunte yo
-Pues quiero que me lo metas todo-Me dijo ella mientras se me volvía a tirar encima para que nos besáramos nuevamente.
Poco después separamos nuestros labios y ella empezó a hacerme una mamada histórica, haciendo un buen uso de la gran lengua que se gasta, la misma lengua que yo saboreaba casi siempre. Estuvo unos 10 minutos con mi pene en la boca, para luego metérselo hasta la base mientras me miraba a los ojos, cosa que me puso a mil. Tras varios minutos jugando con mi pene en su boca, ella decidió que ya era el momento. Se sentó sobre mi pene hasta la base, y empezó una cabalgada que me causo un placer indescriptible, y por lo que pude ver, ella también recibió su dosis de placer…
-¡Ayyyyy primito! ¡Te amo!-Gritaba ella, a lo que yo respondí enterrando mas aun mi pene en su vagina-Así primito, así…-Dijo ella mientras le llegaba el primer orgasmo.
Para ese orgasmo no saque mi pene de su vagina, más bien se lo metía más, ya que quería que los jugos de sus orgasmos se fundieran con mi semen. Varios minutos después llegaron dos orgasmos seguidos, por lo que la presión dentro de su vagina aumento.
-Acaba dentro de mi primito-Me dijo ella mientras me besaba-Déjame embarazada-Esta frase me sorprendió, pero yo suponía que era fruto de su excitación y que no lo había dicho en serio.
Acabe soltando 5 chorros de esperma que se fundieron con los jugos de sus orgasmos. Nos besamos y nos pusimos a hablar de otras cosas, como si nada hubiese pasado hasta que ella me volvió a poner la mano en el pene, haciéndome una paja ligera hasta que mi pene recobro sus 19cm de largo.
-¿Quieres una paja rusa?-Me dijo ella mientras sobaba mi pene
-Si se te antoja, recuerda que te dije que ese pene es tuyo, tu has lo que quieras con el-Le dije yo mientras le sobaba una de sus inmensas tetas.
Introdujo mi pene en su boca para lubricarlo, cosa que logro con la mezcla de saliva, líquido pre seminal y los restos de semen y de jugos orgásmicos que emanaban de su vagina. Los cuales unto sobre sus tetas y en mi pene, lo cual hizo que deslizara mejor. Empezó el movimiento de arriba hacia abajo de una paja rusa, consiguiendo que mi pene se hinchara aun mas. 5 minutos después solté tres débiles chorros de semen sobre su boca, los cuales esparció sobre sus tetas posteriormente.
-Prima, ¿que acaso estas drogada o algo?-Le dije mientras veía como botaba el semen de su boca sobre sus tetas, con una sonrisa malévola en mi boca
-No primito, es para que no se desperdicie nada, si me lo trago no seria excitante, en cambio, si esta sobre mis tetas, es muy excitante-Me dijo ella riendo-Ven novio, vamos a bañarnos.
Fuimos hasta la bañera y empezamos a lavarnos mutuamente otra vez. En su vagina aun había restos de semen y sus labios estaban hinchados, Por lo que luego de retirar los restos de semen, le hice el sexo oral, consiguiendo un orgasmo casi instantáneo de su parte. Terminamos de bañarnos y nos fuimos a acostar, ya eran casi las 5Am y el sol se empezaba a asomar. Nos dormimos casi tan pronto como nos acostamos, ambos estábamos muy cansados y queríamos dormir un poco.
Nos despertamos a las 12Pm del lunes, el día más activo de Ciudad de Panamá, cuando yo me desperté ella ya se había levantado y estaba viendo las noticias en el televisor de 50” que tiene en su cuarto.
-¿Como amaneció el mejor novio del mundo?-Me dijo ella mientras me besaba
-Pues muy bien, ¿y la mejor prima/novia del mundo como durmió?-Le dije yo devolviéndole el beso.
-Pues muy bien, ¿Sabes que vamos a hacer hoy?-Me dijo ella
-Coño tan rápido no primita, déjame recuperarme, sino me voy a morir por la próstata-Le dije riendo
-¡No seas pervertido! Hacerlo tan pronto uno se despierta es malo para la salud-Me dijo ella riendo-Hoy vamos a comer de lujo-Me dijo mientras se iba del la habitación, yo la seguí
-¿De lujo? ¿Qué quieres decir?-Le dije yo
-Pues que vamos a ir a un restaurante caro-Me dijo mientras iba a su enorme armario
-Ah, a eso te referías, ¡pues excelente!-Le dije yo mientras la abrazaba por detrás
Nos duchamos nuevamente y nos vestimos elegantes. Salimos con rumbo a la zona centro de la capital panameña, con destino a uno de los múltiples restaurantes lujosos de la ciudad. Ella ya había hecho la reservación, por lo que pasamos rápido. Nos sentamos y ordenamos lo más caro de la carta, ya que ella pagaría con la tarjeta de su padre y este no se enteraría de que faltaban 500 US$. (Si, ¿quien dijo que el sexo en familia solo se daba en familias de clase media?(Es broma))
Empezamos a besarnos a la vista de todos, y me imagino que habrán pensado lo mismo que la vez anterior; “¿Esa es una mujer besándose de lengua con un niño?”. Cuando ella y yo salimos como pareja a lugares públicos, utilizamos nuestro idioma natal, el búlgaro. Esto lo hacemos para evitar que los demás se acerquen a preguntar.
-Primita, hablemos en búlgaro para que estos indios no se nos pongan curiosos-Le dije ya utilizando nuestro idioma madre
-Eso seria muy erótico-Me dijo ella, utilizando nuestro idioma también
Estuvimos unas dos horas en el restaurante, hablando en búlgaro y lanzándonos unas miradas muy provocadoras entre nosotros, a la vez que nos reíamos de la forma en que nos miraban las demás personas.
Salimos del restaurante y fuimos a su casa, para esperar que mis padres fueran a buscarme. Fueron por mí, hablaron un rato con mi prima, y luego nos fuimos, no sin antes darle un lenguazo a las tetas de mi prima, a lo que ella sonrió y me dijo.
-¡Vete ya noviecito! ¡Pueden sospechar!-Me dijo mientras me daba un apasionado beso de lengua.
-Te amo… Hablamos primita-Le dije yo mientras me iba.
Varios días después me llamo Nelly, me dijo que para el cumpleaños de María había planeado un viaje a la Isla de San Andrés, y me preguntaba que si quería ir con ellas…
-Primo, ¿te anotas entonces para el viaje?-Me dijo Nelly por teléfono
-Puede ser…-dije yo- Es que tu sabes que no me gusta la playa, me quemo demasiado-Le dije riendo
-Coño dime de una vez para reservar-Me dijo ella riendo también
-Si vale, méteme, voy a ir con ustedes-Le dije a mi prima
-Vale, pero escucha con cuidado-Me dijo ella cambiando a un tono de voz serio-Que María no se entere hasta que yo quiera que se entere, ¿Entendiste?
-Coño si-Le dije yo con voz de que no me importaba-Ni que fuésemos a matar a alguien a esa isla-Le dijo entre risas.
-Bueno, ya sabes-Me dijo y ahí termino nuestra conversación

Pasaron los días y no hicimos nada. Una semana después de su cumpleaños, Nelly y yo le revelamos la sorpresa del viaje, María estaba muy feliz, no por que fuese la primera vez que salía de Panamá, ya que nosotros somos de Bulgaria, sino por que Nelly y yo iríamos con ella…

Tres semanas después nos embarcamos en nuestro viaje hacia la paradisiaca Isla de San Andrés. Llegamos y nos hospedamos en uno de los mejores hoteles de la isla durante una semana y media, una semana y media que nunca olvidaremos… Los primeros días transcurrieron sin novedades, paseando, conociendo la isla y buscando que baratija comprarle a los vendedores. Pero entre María y yo ya empezaba a sentirse un aire de necesidad sexual muy intenso. En los restaurantes nos acariciábamos por debajo de la mesa, cuando Nelly nos dejaba por unos momentos aprovechábamos a meternos mano, pero no podíamos hacer el amor como se debe.
Nelly sabía que María y yo nos besábamos de lengua, y que éramos primos/novios, pero no sabia que habíamos llegado tan lejos, a María y a mi no nos convenía que se enterara, por que conociendo a Nelly, media Ciudad de Panamá se enteraría de lo nuestro, y la verdad es que eso no seria para nada bueno.
-Primita, Nelly nos estorba, me tiene muy inquieto-Le dije yo a María-Sabes lo que queremos, pero estamos trancados con ella cerca.
-Si, si, lo se, pero no la podemos devolver a Panamá-Me dijo riendo
-¿Y que tal si hacemos que juegue?-Le digo yo
-Seria muy jodido, tu sabes como es ella, además, tu eres solo mío-Me dijo ella mientras metía su mano por debajo de mi short y me sobaba el huevo
-¿Pero como mas entonces?-Le dije yo dándole un beso
-Pues creo que vamos a tener que ponerla a jugar también-Me dijo mi prima.
-¿Un trío?-Le dije yo excitado
-Si, un trío-Me dijo ella sobándome el pene por sobre el pantalón-¿Te gusta la idea?
-Me gusta mucho, pero, ¿Cómo lo haremos?-Le pregunte yo
-Como lo haremos no, como lo harás, por que lo vas a hacer tu-Me dijo ella riendo-Yo simplemente le diré que tienes un palo grande, pero sin decirle directamente de lo nuestro-Agrego ella
-¿Pero como coño pretendes que seduzca a tu hermana?-Le dije yo con cara de indignado-Al menos podría ayudarme el algo mas
-¿Pero en que?, recuerda que ella no se puede enterar de lo nuestro, ella cree que lo mas lejos que hemos llegado fue a la paja de aquel día en el carro, mas no-Me dijo mi prima
-Maldita sea-Dije yo en búlgaro-Veré como me las ingenio, pero tiene que ser rato, ya extraño tu rajita caliente, tus tetas grandes y tus ricos labios-Le dije mientras tocaba cada una de esas partes mientras las nombraba
-Pues creo que podríamos echarnos una escapadita-Me dijo mientras señalaba a Nelly, quien hablaba con un chico de la isla-Si se deciden a coger, podríamos hacerlo tu y yo.
-¿En serio?-Le dije ya excitado
-Si, pero ya, yo te diré cuando-Me dijo mientras me daba un rico beso de lengua
El día me pasó muy rápido, cuando fuimos a comer, aproveche para tocarle la raja a mi prima con mi pie, estaba muy caliente y húmeda. Nelly, a diferencia de su hermana y yo, no hablaba búlgaro, a pesar de tener los mismos padres, ella nació y se crio en Panamá, Mientras que María y yo nacimos y crecimos en Bulgaria.
-Prima, estas muy húmeda, ¿estas esperando a esta noche cuando ella salga para hacer lo nuestro?-Le dije en búlgaro
-Si primito, ya van dos semanas, ya te quiero dentro de mí otra vez-Me dijo en búlgaro y con una mirada provocadora directa a mis ojos
-Ya veras lo que te tengo…-le dije volviendo a rozar su raja con mi pie
-Espero que sea suficiente, por que tengo unas ganas que te quedas loco-Dijo finalizando nuestra conversación.
-¡Pero ya! ¡Hablen en español!-Dijo Nelly-No entiendo nada de lo que dicen-Dijo mientras María y yo reíamos, no por lo que había dicho mi prima, sino por que no se imaginaba lo que pasaría esa noche, y mucho menos se imaginaba que varios días después se uniría a los juegos incestuosos de su hermana y su “Primito”

La noche llego y efectivamente mi prima Nelly salió con el chico con el que había hablado cuando estábamos en el mercadillo. Ella se fue dejándonos a mi y a María solos. No habían pasado 5 minutos desde que se fue Nelly y ya María tenía mi pene en su boca; lo lamia, lo pajeaba, lo besaba, lo escupía y se lo tragaba otra vez. Estuvo así un arto hasta que…
-¡No aguanto mas! ¡Clávamelo!-Me dijo mi prima, a la vez que se ponía boca abajo para recibir mi miembro.

Hundí mi cara entre sus nalgas, lamiéndole el culo y la vagina, jugando con su clítoris, tratando de meter mi lengua por ese culo tan hermoso. Cuando sentí que ya estaba lo suficientemente lubricado, metí un dedo en su ano, luego le metí otros dos, quedando por fuera mi pulgar y meñique. Cuando estaba ya algo dilatado, hundí nuevamente mi cara en su culo, esta vez logre meter mi lengua en su ano, cosa que la hacia retorcerse de placer, tras aproximadamente 5 minutos con mi lengua dentro de su ano, llego el momento de penetrarla. En esa misma posición, boca abajo, le clave mi pene por el culo a mi prima, quien soltó un gran gemido de placer…
-Ahhhh, así primito, que entre todo, hacia tiempo que no lo sentía dentro-Me dijo mi prima
-No te preocupes, esta la vas a gozar mucho-Le dije mientras me acercaba a su cara para besarla e iniciar los movimientos de mete-saca.
Repetidamente hundía mi pene en su culo, oía a mi prima gemir, masajeaba sus tetas con una mano y su clítoris con otra. Esta combinación de sexo anal y estimulación del clítoris resulto en un gras orgasmo, el cual, tras ser anunciado por mí prima, saque mi pene de su ano y dirigí mi boca hacia su raja. Todos sus jugos quedaron en mi boca, una parte me la trague, la otra la saboree por un momento, para posteriormente pasársela a mi prima para que se saboreara ella misma…
-¿Qué te parece?-Le dije a ella tras separar nuestros labios tras varios minutos de besos
-Nuca me había imaginado que yo sabía tan bien-Me dijo con una sonrisa
-¿Ya ves por que me gustas tanto?-Bromee yo
-Ya cállate y métemelo-Me dijo riendo
Volvimos a la misma posición, pero esta vez enterré mi pene en su vagina, la cual estaba muy tibia y dilatada. Clave mi pene hasta el fondo, causando un gemido por parte de mi prima. Estuvimos en esa posición durante casi 10 minutos, cuando ambos explotamos en sendos orgasmos, mi esperma se mezclaba con sus abundantes jugos vaginales, me tumbe sobre ella, sin sacar aun mi pene de su vagina y le di un beso. Pasamos varios minutos para reponernos, cuando finalmente saque mi pene de su vagina, me detuve un momento a ver como salía una gran cantidad de líquidos espesos desde lo mas profundo de mi amada prima, gran parte del liquido era blancuzco, obviamente era mi semen. Luego de unos momentos de apreciar tan excitante imagen, me tuve a su lado, besándola nuevamente y acariciando su cara y sus tetas…
-Prima, lo que me dijiste el otro día cuando aun estábamos en Panamá, sobre que te embarazara, ¿Era cierto?-Le dije yo mientras me acomodaba para costarme en su pecho
-Pues… No te sabría responder muy bien primito... Digo… No es que quiera, pero tampoco me molestaría si pasara… ¿Me entiendes mas o menos?-Me dijo ella mientras acariciaba mi cabello
-Creo que si… Pero en caso de que quedaras embarazada de mi, alguien tendría que enterarse…-Le dije yo con algo de miedo, ya que era la primera vez que lo pensaba
-Tienes razón, pero mira el lado bueno, si ocurriera seria para nosotros un motivo de estar juntos-Me dijo mientras me tomaba por la barbilla para besarme otra vez
-Si, ¿pero que pensaría la familia?... Mis padres, los tuyos, los tíos… Ni en Bulgaria nos querrían recibir… Eso sin mencionar el muerto que le caería a Nelly, ya que ella no lo dijo antes-Dije yo
-¿Y para que Bulgaria? ¿Crees que si eso pasara buscaríamos asilo?-Me dijo ella
-Pues, ¿Qué mas haríamos?-Le dije yo curioso
-Primito, construiríamos una nueva vida-Me dijo ella riendo-Iríamos a vivir a otro país, estudiaríamos, y mas importante aun, no tendríamos la preocupación de que nos descubrieran. El bebe tampoco tendría que saber que tu y yo somos primos-me dijo mientras me acariciaba el pecho. Ya para ese momento yo creía que si nos descubrían tendríamos la vida resuelta, pero…
-¿Y con que dinero haríamos eso, novia?-Le dije yo, haciendo que la preocupación volviera un poco.
-Por Dios, a ti hay que explicarte todo-Me dijo riendo-Mi papa tiene cuentas con cientos de miles de dólares en el extranjero, yo bien podría vaciar una de esas cuentas-Me dijo mi primita, me había dado cuenta de que teníamos mas en común de lo que yo creía
-Por eso es que me gustas tanto-Le dije mientras le metía un dedo en su vagina, impregnándolo de los restos de semen y llevándolo a la boca de mí prima, quien chupo todo.
-Pero que lujuriosa andas-Le dije yo riendo
-Es que tengo ya varios días sin ese palo dentro de mi, entonces eso nos pone mal-Dijo mientras se volvía a meter mi pene en la boca.
Repitiendo el proceso de la vez anterior, agregándole esta vez que me hacia una paja rusa, ha sido una de las mejores pajas que he recibido de la mano de mi prima hasta hoy. Luego de hacerme botar mi semen sobre sus tetas, no se saco mi pene de la boca, lo cual impidió que este volviera a su tamaño normal debido a la excitación tan grande que sentía yo, y que de seguro, mi prima también sentía. Se saco mi pene de la boca y se sentó sobre el, frotando su vagina contra mi pene; sentía cada centímetro de la intimidad de mi prima, sentía sus pelitos recién rasurados, los jugos que chorreaban por mi pene y cada uno de los poros de la piel de la vagina de mi prima. Unos minutos después, se levanto un poco y apunto mi pene hacia la entrada de su vagina y empezó a bajar lentamente, sentí como sus labios vaginales le abrían paso a mi pene, sentía cada latido que dama el corazón de mi prima mi prima, sentía su calor… Hasta que por fin mi pene entro completo en la raja de la que, aun hoy, considero la mujer mas bella del mundo. Se quejo un poco de que le dolía la ingle, pero eso no la detuvo en la bestial cabalgada que me dio, lo cual le ocasiono un orgasmo a ella, y varios minutos después, me provoco un fuerte orgasmo a mi. Como pude, saque mi pene de su vagina, sintiendo como todo tipo de jugos corrían por el cuerpo de mi pene, mis bolas y mi entrepierna, para después ser absorbidos por la cama. Ambos quedamos tan cansados que nos dormimos tal y como terminamos… Un grave error… O tal vez no, quizás significaría el inicio de algo nuevo y aun más excitante...
Nos despertamos tarde en la mañana, María se despertó primero, por lo que se encargo de ir a la cafetería del hotel a buscar el desayuno. Cuando yo me desperté, María aun no llegaba a la habitación, por lo que me bañe, me vestí y me puse a pensar en lo que me había dicho María la noche anterior cuando hablamos de un hipotético embarazo: No es que quiera, pero tampoco me molestaría si pasara; pero fui interrumpido cuando llego mi prima…
-Buenos días novio-Me dijo María
-Buenos días novia-Le dije yo-¿Como dormiste?
-Pues muy bien mi querido novio-Me dijo riendo-¿Y tu? ¿Qué tal te pareció mi compañía anoche?
-Excelente, pero no mejor que aquella vez en tu casa-Le dije mientras le daba un sorbo a mi café
-Vamos que sabes que se repetirá-Me dijo dándome un besito-¿Nelly no ha venido por aquí?
-Pues no, iba a preguntarte ahora mismo si la habías visto-Le respondí yo
-Seguramente se quedo la noche con aquel chico… Ahora que lo pienso, yo la he visto a ella con ese mismo muchacho allá en Panamá-Me dijo ella
-¿Sera su novio?-Dije aguantando una carcajada
-Quizás, pero estoy segura que si entra en nuestro juego, lo va a dejar-Dijo mientras me sobaba el pene por encima del pantalón

En ese momento me di cuenta de lo hermosa que era mi prima; esa mañana llevaba puesto un short ajustado, de esos que cubren hasta la mitad del muslo, y una franela ajustada también, como las que se usan cuando se va al gimnasio…
-Andas muy bonita hoy prima-Le dije abrazándola por detrás
-Gracias-Me dijo mientras se volteaba para besarme. Yo empecé a tocarle una de sus tetas pero…
-Ahora no primo, que si llega Nelly y nos encuentra se muere-Me dijo mientras se separaba de mi
-¿Cuándo repetiremos algo como lo de anoche? O mejor aun, como aquel fin de semana-Le dije yo
-Pronto primo, la próxima vez, viajaremos tu y yo solos-Me dijo con una sonrisa
-¿A dónde iríamos?-Pregunte
-¡Pues a donde tu quieras!-Me dijo riendo
-A Somalia entonces-Dije riendo yo también
-Pues a Somalia…-dijo ella
En ese momento llego Nelly…
-Hola a los dos-Nos dijo con una sonrisa en la cara-¿Cómo les ha ido?
-Bien-Contestamos María y yo al unísono
-¿Hermana donde andabas?-Le pregunto María
-Pues me he ido a pasar la noche con aquel muchacho-Dijo Nelly
-Pero si ni lo conoces, ¿se acostaron?-Pregunto María
-¡Pues claro¡ ustedes creen que son los únicos con derecho a tener sexo-Dijo ella cambiando su cara completamente
En ese momento el mundo se me vino abajo; me dolió el estomago, me maree, tuve nauseas y me dieron ganas de ir al baño. María y yo nos miramos con mucho miedo…
-Que coño, ¿ustedes creían que yo no lo sabia?; ¿Que mi primo se cogía a mi hermana, y que mi hermana se cogía a mi primo?-Dijo ella, María y yo nos volvimos a ver…
-¿Y ahora?-Le dije yo a María en búlgaro
-¡Coño en español! No quiero más secretos aquí-Dijo Nelly muy molesta
-¡Pero que coño quieres que te digamos!-Le grito María
-¡Coño quiero que me lo digan todo!–Grito ella
Entonces María y yo le contamos todo, María no aguanto y empezó a llorar. Yo la abrace y la acomode bajo mi brazo, le acaricie la cara y le limpie las lágrimas, la bese y fui yo quien siguió contando la historia. Cuando por fin termine de contarle, Nelly solamente atino a decir…
-Ustedes, o están locos, o de verdad se quieren mucho. Díganme cual de las dos, ¿locos o amantes?-Dijo Nelly con un tono muy frio
-Nosotros nos amamos-Dijo María-Pero no queríamos decirlo, temíamos esto, que la gente se molestara con nosotros-Dijo María soltando algunas lagrimas aun
-Yo no estoy molesta con ustedes por que tengan relaciones, me molesta que no me lo hayan dicho, yo soy la única que sabia lo de que ustedes eran “novios”, bien podrían haberme comentado que tenían relaciones, yo no se lo hubiese dicho a nadie, a menos que ustedes me dejaran-Dijo Nelly, que se sentó entra nosotros dos. Estuvimos varios minutos así, hasta que Nelly dijo…
-Pues bueno, ya el momento de las revelaciones paso, aun nos quedan cuatro días en la isla, vamos a la playa-Dijo mientras se paraba e iba a la habitación por su traje de baño
-¿Qué pasara ahora?-Le pregunte a María en búlgaro
-No lo se, espero que todo pueda seguir igual-Dijo ella acomodándose bajo mi brazo
Tras varios minutos así, nos alistamos también y nos fuimos a la playa. Durante el camino el ambiente en el auto fue muy tenso, nadie decía nada. Llegamos a la playa e inmediatamente Nelly se metió en el mar, mientras que María y yo nos quedamos en la arena. Durante las primeras horas estuvimos muy nerviosos, pero después nos fuimos soltando y empezamos a hablar de otros temas, como si nada hubiese pasado. Llego la hora del almuerzo y fuimos a comer a un restaurante playero, de esos que sobran en esa isla. El menú: Pescado de todo tipo, frito pedimos los tres. Comimos y volvimos a nuestro lugar en la playa, ya eran las 4Pm, por lo que pronto tendríamos que volver al hotel. Cuando volvimos a la playa, fui yo el único que se metió al mar, nade un poco y volví a donde estaban mis primas. Tras media hora más en la playa, volvimos a hotel a las 5Pm. Nos bañamos todos y nos alistamos para salir a un club de la isla. Llegamos al club, pero hubo un problema, era para mayores de 18 años y yo apenas tenia 15…
-Coño pero nadie se daría cuanta de su edad-Le decía Nelly al guardia
-No señorita, el muchacho no pasa-Decía el guardia
-Bueno, todo el mundo tiene su precio, dime cuanto quieres-Le dijo María al portero
-Señora, el muchacho no va a entrar-Reitero el guardia
-Coño vámonos de aquí-Dije yo-Que el pendejo este se joda.
Nos fuimos del club, pero no sabíamos a donde ir…
-No volveremos al hotel, no hay nada que hacer y la mayoría de las cosas están cerradas ya-Dije yo
-Quieren volver a ir a la playa-Dijo Nelly
-¡El agua debe estar helada!-Dijo María
-¿Y quien dijo que íbamos a bañarnos?-Dijo Nelly
-¿Y entonces que coño vamos a hacer en la playa?-Pregunto María
-No se, caminar, hablar, ustedes podrían echar una cogidita-Dijo riendo
-Coño ya prima que no es chiste-Le dije yo
Llegamos a nuestro destino, la playa estaba totalmente desierta, lo cual nos alegro mucho a todos, la teníamos completa para los tres. Caminamos un rato por la arena hasta que llegamos a un pequeño toldo en el que habían algunas sillas de playa. Nos sentamos a ver las estrellas durante unos minutos…
-Yo no se ustedes, pero yo me quede con las ganas de bañarme mas-Dijo Nelly mientras empezaba a quitarse la ropa
-Te vas a enfermar hermana, el agua ha de estar helada-Dijo María
-Eso no es problema para mí. Mientras me baño, si quieren, echen una cogidita a mi salud-Dijo riendo
-No seas puta-Le dijo María-Si quieres el huevo de Daniel, ven y cógelo tu
-Quizás algún día de estos lo haga-Dijo mientras me veía y me guiñaba el ojo
Nelly se fue al mar, dejándonos a solos a María y a mí… Yo empecé a acariciarle la raja a María por debajo de si falda-Ella cargaba una minifalda y un top que dejaban muy poco a la imaginación-A los pocos minutos de meter mi mano, ya su ropa interior estaba empapada…
-¿Lo hacemos aquí primita?-Le pregunte
-Si tú quieres, además, ya Nelly lo sabe, no perdemos nada-Dijo mientras desabrochaba mi pantalón y tomaba mi pene entre sus dedos.
Yo termine de sacarle la tanga que llevaba puesta y pude volver a sentir esa raja que tanto le gustaba a mis dedos, a mi boca, y mas importante aun, a mi pene. Le metí los dedos índice y medio, mientras con el pulgar acariciaba su clítoris, no tardo mucho en tener uno de esos grandes orgasmos que tenia, uno de esos orgasmos que me ponían a mil. Ahora era el turno de ella, se termino de sacar la ropa y empezó a besar y a lamer mi pene, repentinamente se lo metió completo en su boca, causándome un placer indescriptible. Tras varias engullidas, descargue todo mi semen en la boca de mi prima, quien lo trago todo sin ningún gesto de repudio. Siguió chupando mi pene para que no perdiera, la erección, y cuando volvió a ponerse duro, me pidió que se lo metiera…
-Listo primito, métemelo hasta el fondo, quiero que mi hermana se muera de le envidia-Me dijo ella mientras se acomodaba sobre mi
-Pues si tú lo quieres así, así se hará-Le dije mientras la besaba. Se acomodo sobre mi pene, enterrándoselo hasta el fondo, al tiempo que soltó un gemido muy sensual
Se mantuvo sentada sobre mí durante algunos momentos, hasta que empezó con los movimientos de sube-baja. Pero esta cogida era especial para los dos, ambos queríamos que Nelly se uniera a nuestro “juego”, por lo cual María tendría que expresar mucho placer mediante gritos y gemidos. Mi prima se paro y me dijo…
-Por el culo ahora-Dijo mientras se acomodaba con la cara hacia el mar, donde estaba Nelly
Le enterré mi pene de una sola en su precioso culo, el cual tenía a mi total disposición ya que ella se encontraba en la posición del “Perrito”. Mientras la penetraba, con una mano sobaba sus tetas, y con la otra le masajeaba en clítoris, lo cual le causo una oleada de orgasmos seguidos, los cuales causaron contracciones en su ano, cosa que me excito muchísimo, pero aun no era momento de acabar. Saque mi pene del culo de mi prima y lo metí entre sus dos hermosas tetas, ella entendió de inmediato y empezó una paja rusa excelente. Tras varios minutos, levante la vista y vi que Nelly se acercaba, por lo que le dije…
-Viene Nelly, déjame metértelo a ver que dice-Le dije con un tono de voz bajo
-Dale, acuéstate donde estabas ahorita-Me dijo
Haciéndole caso, me acosté y ella empezó a cabalgar sobre mi, casi un minutos después Nelly llego a donde estábamos…
-¿La están pasando muy bien no?-Dijo con una cara muy lujuriosa
No hizo falta que le respondiera, ella misma se quito la poca ropa que le quedaba y puso su vagina en mi cara. La vagina de Nelly era diferente, era de las que tienen los labios colgando, a diferencia de la de María que es de las cerraditas. Empecé por lamerle los labios sin meter mi lengua, Nelly gemía a la par de María, cosa que aumento aun más mi excitación y mi erección. Tras varios minutos de lamerle los labios a Nelly, me decidí a meter mi lengua en ese nuevo terreno, que, después de esa noche, pasaría a ser mío también. La vagina de Nelly me volvía loco, cuando alcanzo fu primer orgasmo, soltó tal cantidad de jugos que incluso ye pensé que se estaba orinando, de cualquier manera, me los trague todos. Le pedí a María que se parase para poder metérselo a Nelly, cosa que obedientemente hizo. La vagina de Nelly no era mas amplia que la de María, pero sin dudas me excitaba mucho ver como sus labios se deslizaban por mi pene a medida que este entraba y salía de su raja. Tras varios minutos de penetración, no aguante más y le regale el primer creampie de mi parte a Nelly, un creampie que seria seguido por muchos más. Nelly se acostó en la silla de al lado, y María dijo…
-Yo también quiero mi parte de esa leche
Por o que se arrodillo y empezó a lamer la raja de su hermana, de la cual emanaba todo el semen que había descargado en la entrada de su útero, y valla que era bastante. Estuvimos en la playa hasta que se hicieron las 12 de la noche, nos vestimos y nos dirigimos al hotel. Llegamos y nos metimos los tres al jacuzzi que había en le habitación. Me quede con las ganas de hacer algo ahí, pero mis damas y yo estábamos muy cansados y decidimos dejarlo para el día siguiente. Nos acostamos los tres en una cama matrimonial, yo en el medio y cada una de mis mujeres a los lados, durmiendo sobre mi pecho, yo no tarde mucho en dormirme. Cuando me desperté, ya mis primas se habían levantado trajeron el desayuno a la habitación, al igual que hizo María la mañana anterior. Me aliste y me vestí…
-Buenos días señoritas-Les dije recostado del marco de la puerta de la cocina.
-Buenos días noviecito-Me dijo Nelly
-Mira, mira, mira-Le dijo María a su hermana-Yo soy la que tiene la patente de esa palabra, crea tu una-Dijo riendo-Ahora si, hola novio-Me dijo María a mi
-¿Como durmieron?-Les pregunte
-Pues, con una almohada como la que tuvimos, dormimos muy bien-Hablo María
-Te trajimos el desayuno primito-Dijo Nelly
-Pues gracias, novias-Dije riendo
Comimos y nos alistamos para salir, aun nos quedaban 2 días en la isla, y planeábamos disfrutarlos al máximo. Ese día también fuimos a la playa, pero no a la que fuimos el día anterior, sino a una playa muy poco concurrida, en realidad, no había nadie, por lo que pudimos hacer nuestras travesuras ahí.
Llegamos y no sabíamos que hacer, teníamos miedo de que alguien llegase y nos viera, por lo que no empezamos tan pronto como llegamos. Nos tomamos nuestro tiempo, jugamos con la arena y nos instalamos. No fue sino hasta las 3Pm que mis primas-novias empezaron a querer sexo. Empezaron a tocarme el pene por encima del traje de baño, rápidamente se me paro y ellas lo pudieron notar, por lo que se quitaron las partes superiores de sus rajes de baño y me dejaron comerme sus tetas, las de María eran gigantes y duras, las de Nelly no eran tan grandes, pero también estaban muy deseables. Con cada una a mi lado, mis manos se fueron a sus vaginas, aparte la tela de su bañador y empecé a acariciar sus clítoris, a la vez que mi cara estaba entre ese par de tetas, aunque operadas, deliciosas. María, como de costumbre, no tardo en llegar a un fuerte orgasmo, mientras Nelly tenía más resistencia. Tras varios minutos así, me quitaron mi traje de baño (Un short) y empezaron a engullir mi pene en esas bocas tan preciadas por mi, después se turnaba para hacerme pajas rusas. Yo no tarde en acabar y llenar las tetas de Nelly de mi leche adolescente, la cual María lamio de las tetas de su hermana hasta dejarlas brillantes de su saliva. Tras eso, mi pene perdió la erección, pero yo aun no perdía el calentón que cargaba, por lo que empezó a comerle la raja a María mientras Nelly chupaba mi pene y hacia que este recobrase su erección. Tan pronto como mi pene recupero sus 19cm, Nelly se lo clavo en su vagina, mientras yo seguía comiéndole la raja a María. Durante casi 5 minutos Nelly estuvo disfrutando de mi pene, lo cual le produjo un par de orgasmos. Ahora era el turno de María, pero ella quería algo diferente, ella quería por el culo, entonces yo tuve que lubricárselo, nuevamente mi cara se perdía entre ese par de nalgas que tanto me gustaban. Cuando finalmente logre que su culo se dilatara y quedase lubricado, le clave mi pene de una sola hasta el fondo…
-¡Ahhhh! Que entre completo-Me dijo María
A todas estas, estábamos ante la mirada atónita de Nelly, quien a pesar de estar masturbándose con furia, no dejaba de estar sorprendida por la cogida anal que le estaba dando a su hermana. Mi pene entraba y salía con violencia del culo de mi queridísima prima, quien no dejaba de gemir y gritar. Cuando María alcanzo un demoledor orgasmo, Nelly me dijo…
-¿Como haces que lo disfrute?
-Pues con técnica y práctica-Le dije yo
-¿Podrías cogerme por el culo también?-Me pregunto
-Pues claro, pero ten en cuanta que la primera vez siempre duele, además de que hay que lubricar y dilatar-Le respondí
-Haz lo que sea necesario-Me dijo mientras me besaba
-Bien-Le dije
Ella se acostó boca abajo sobre la arena, yo hundí mi cara en su culo y empecé a lubricarlo y a dilatarlo, mientras, Nelly le comía la raja a su hermana. Tras varios minutos, escuche los particulares gritos que daba María cuando llegaba al orgasmo, el culo de Nelly aun no estaba dilatado, pero por la cantidad de saliva que tenia, ya estaba listo para que se lo metiera. Pusimos varias toallas en la arena y Nelly se puso en cuatro patas…
-¿De una sola o lento?-Le pregunte
-De una sola-Me dijo con muchos nervios
La primera embestida mi pene se deslizo y no entro, pero a la segundo entro de una sola y con violencia. Nelly grito y lloro, cuando le empecé a sacar el pene, note que tenia sangre… Las cosas no habían salido como lo planeamos. Nelly gritaba de dolor mientras sacaba mi pene muy cuidadosamente de su ano, mientras, María trataba de calmarla, pero Nelly no paraba de gritar y llorar. Cuando finalmente mi pene salió de su ano, un continuo sangrado nos dijo que habría que ir a algún hospital. Como pudimos nos vestimos los tres y nos encaminamos hacia el pequeño hospital de la isla, la llevamos a la sala de emergencia y la acostaron en una camilla. De ahí se la llevaron a un pequeño pabellón al que ni María ni yo podíamos entrar. Después de una hora, el medico dijo que tenia un desgarramiento en la mucosa anal, no era la gran cosa, pero debía cuidarse durante los próximos días para que no se le infectara la herida. Finalmente Nelly salió del pequeño pabellón donde estaba, ellas hicieron el papeleo y nos fuimos.
-¿Ya ves por que te dije que dolería?-Le dije a Nelly
-Ya deja, y la puta esta que fue incapaz de decirme como era mejor-Dijo haciendo referencia a María
-¿Y ahora es culpa mía? Ni que el huevo que te metieron hubiese sido el mío-Dijo María
-Ya, olvídenlo, aun nos quedan dos días en la isla, no los perdamos hablando del culo reventado de Nelly-Dije riendo
-Pues no te descuides carajito, que cuando te encuentre de espaldas te meto un pepino o un calabacín-Dijo Nelly
Seguimos en el camino bromeando sobre lo de Nelly. Llegamos al hotel a las 6Pm, nos bañamos nuevamente los 3 en el jacuzzi y luego nos alistamos para ir a cenar al restaurante del hotel. Nada paso durante la cena, pero cuando llegamos a la habitación…
-Esta tarde me quede con las ganas-Dije mientras abrazaba a María por detrás y encajaba mi pene entre sus nalgas
-¿Quieres ahorita primito?-Dijo ella mientras levantaba el cuello para que se lo besara
-Ahorita mismo te tengo ganas-Le dije
-Pues hazme tuya, ¿que esperas?-Me respondió mientras me pajeaba por debajo del pantalón
Fuimos a la habitación y empezamos a quitarnos la ropa mutuamente, cuando finalmente estuvimos totalmente desnudos, María empezó a jugar con su lengua en mi pene, lamia desde la base hasta el glande, chupaba como si se tratase de un helado, hasta que por fin se lo metió todo en la boca. Esta mamada fue rápida, ya que en una de las engullidas se lo metió hasta la garganta, lo que lubrico todo el pene…
-Vamos a probar algo nuevo-Le dije
-Lo que quieras primito-Me contesto con una voz muy sensual
-Ponte en posición fetal, me gusta como se ve tu rajita así-Le indique
Ella obedientemente lo hizo, dejando ante mis ojos una rajita totalmente depilada, aprisionada entre un par de piernas hermosas. Le clave el pene hasta el fondo sin avisar, ella pego un grito que alerto a Nelly que había acción en el cuarto, a los pocos segundos llego…
-Me van a dejar por fuera-Dijo ella
-Pero es que tu estas discapacitada-Le dijo María
-Ya tranquila prima, que tu rajita aun funciona, ¿Cierto?-Le dije con una mirada picarona
-Así me gusta, que usen todos los hoyos-Dijo Nelly mientras empezaba a sacarse la ropa
Mientras tanto, yo empecé a penetrar a María en esa posición, la cual, por lo que podía ver, ambos disfrutábamos. Cuando Nelly termino de desvestirse, tuvimos que cambiar de posición para que los tres pudiésemos gozar. Nuevamente yo me acosté boca arriba y Nelly se enterró mi pene en su deliciosa raja, mientras María puso la suya en mi cara para que se la comiera, mientras se la comía, empecé a meterle un dedo por el culo, cosa que la derritió, tuvo varios orgasmos, que terminaron por llenar mi boca de sus fluidos, para ser sincero, mi prima sabia muy bien, no era lo que yo esperaba que fuese, poco después fue Nelly quien tuvo un orgasmo. Cambiamos de posición, ya que quería penetrar a María por el culo, por lo que ella se puso boca abajo y yo me acosté sobre ella, empujando mi pene por las entrañas de mi prima. Mientras tanto, Nelly se masturbaba frenéticamente a mi lado, mientras penetraba a María, besaba a Nelly, con una mano sobaba una de sus tetas, y con la otra, jugaba con sus labios vaginales, los cuales me habían fascinado desde la primera vez que los vi. Sentí que era el momento de acabar, por lo que saque mi pene del culo de María y me hice una paja sobre las tetas de Nelly, múltiples chorros de leche chocaron contra ese par de tetas hermosas, de un color marrón claro, que contrastaba con lo blanca que somos su hermana y yo. Vi mi semen correr por las tetas de una mujer tan hermosa como lo era mi prima me lleno de orgullo, me sentí invencible. Tras eso, María se acerco a las tetas de Nelly y limpio todo rastro de semen que ahí hubiese quedado. Esa noche dormimos como reyes, nuevamente mis primas durmieron sobre mi pecho, un pecho que, aunque no de fisicoculturista, con sus músculos bien marcados gracias a las horas de gimnasio. Dormimos profundamente los tres.
Nos despertamos tarde a la mañana del día siguiente, yo me desperté por las risas de una de ellas, lo cual me indicaba que ya se habían despertado. A diferencia de los días anteriores, ellas se quedaron en la cama hasta que yo me desperté…
-Mira que ya se despertó el mejor amante del mundo-Dijo Nelly
-¿Ahora soy amante? Dentro de poco seré su gigoló entonces-Dije soltando una sonrisa, pero sin abrir los ojos aun
-Pues mientras seas nuestro, no habrá problema-Dijo María dándome un beso en la boca
-Saben que siempre seré suyo, ahora díganme como durmieron-Les dije yo. Eso de preguntar como dormimos es algo que se me ha inculcado desde niño
-Muy bien, me encanta esta almohada que tengo, ¿y a ti hermana?-Dijo María
-Pues si, me encanta, en especial por lo que puede hacer cuando esta de pie-Dijo viéndome a los ojos
-Es muy temprano prima, no es buen momento-Le dije riendo
-¿Que hora es?-Dijo María
-Las 11, ya perdimos el desayuno-Dijo Nelly
-Nos toca comer en la calle-Dijo María
-Es el ultimo día aquí, que gastemos unos cuantos pesos no nos va a dejar quebrados-Les dije
-Pues a comer entonces-Dijo María
Nos bañamos, esta vez uno por uno en la regadera, ya se nos acababa el tiempo en la isla y no podíamos detenernos a coger por ahí. Nos vestimos bien, me refiero a ropa de marca y todo eso. Y salimos a comer y buscamos el restaurante más caro de la isla. Ni bien llegamos, la gente se nos quedaba viendo, no se si por que creían que éramos unos ridículos o por que cargábamos ropa fina. Cuando bajamos del auto le dije a María:
-Prima, ¿Repetimos la siempre?-Haciendo referencia a lo de besarnos y ver que decía le genta
-Si…-Dijo María
-¿A que te refieres con lo de siempre?-Pregunto Nelly
Yo le explique todo, y al parecer, a ella también le hacia gracia y accedió a formar parte de la actuación. Entramos en el restaurante y pedimos una mesa para tres, nos condujeron hasta nuestra mesa y ordenamos. Durante la espera, empezamos… Primero bese a María, un beso que duro unos 10 segundos, después bese a Nelly, el beso duro un poco más. Pero entonces ocurrió algo que nunca hubiese planeado… Uno de los comensales se acerco a nosotros y nos dijo:
-Disculpe señor, ¿Pero que están haciendo?-Me dijo el hombre con un acento indudablemente colombiano
-Pues ellas son mis parejas señor-Le respondí, con un acento como si yo fuese de Europa Oriental
-¿Cuántos años tiene usted joven?-Me pregunto el hombre
-Yo tengo 16, ¿Por qué?-Le dije con un tono desafiante, a la vez que daba un sorbo a mi refresco
-¿Y las señoritas? ¿Qué edad tienen?-Me dijo el hombre
-¿Cual es el objetivo de esta seria de preguntas?-Dijo María con un acento ruso también
-A mi parecer, este joven no tiene edad para estar con dos mujeres como ustedes, y mucho menos que anden como pareja. Yo solté una carcajada.
-¿Le decimos que somos primos?-Le pregunte a María en búlgaro
-No se, ¿si el tipo saca una pistola y nos mata?-Dijo ella también en búlgaro y riendo
-Pues tomare el riesgo-Dije en búlgaro
-Nosotros somos primos, y como familia, estamos en pleno derecho a hacer lo que se nos plazca, siempre y cuando ambos lo aprobemos, ¿Verdad primitas?-Dije, esta ultima parte en búlgaro
-Si-Dijeron las dos al unísono
-¿Pero que edad tienen las señoritas?-Reitero el hombre
-Yo tengo 22-Dijo María
-Y yo 24-Dijo Nelly
-Bien señor, ahora nos podría dejar en paz, por que esta interrumpiendo algo-Le dije al hombre mientras daba otro sorbo a mi refresco
-Debería denunciarlos con la policía, que acaso están locos, son familia-Dijo el hombre en un tono que me ofendió, en realidad, ya me ofendía que anduviesen con lo de “Son familia” cada vez que alguien oía eso
Yo me pare, y al ver que el hombre era mucho mas bajo que yo (Yo mido 1.90, el hombre debía medir algo así como 1.65) lo agarre por el cuello y lo levante hasta que su cara quedo a la altura de la mía…
-Mira maldito enano, tu no sabes con quien te están metiendo, no sabes ni quienes somos ni de donde somos, así que te recomiendo que te calles y te vallas a sentar a tu mesa si no quieres que te caiga a coñazos aquí mismo-Le dije ya gritando, todo el mundo en el restaurante nos veía.
En eso vinieron varios de los mesoneros y nos separaron…
-Caballeros, voy a tener que pedirles que se retiren por favor-Dijo uno de los camareros
Ambos nos retiramos sin rechistar, ya que sabíamos claramente que no nos querían ahí. Varios minutos después de salir, María y Nelly salieron también…
-¿Y ahora?-Dijo María
-Pues vamos a otro restaurante-Dije yo mientras me acomodaba las manga de mi camisa-Ese maldito me arrugo la ropa
-Ya, déjalo en paz-Dijo María-Tienes suerte de que no saco la pistola-Dijo riendo.
Subimos al auto y nos dirigimos a otro de los restaurantes lujosos de la isla, durante el camino nos pusimos a hablar…
-¿Por qué la gente desaprueba el sexo entre familiares?-Dije yo
-Pues por algo es primito, no creo que lo hagan por que quieren-Dijo Nelly
-¿Y como llegaste a esa conclusión tan profunda?-Le dije a Modo de burla
-Ya, no busques bronca primo-Dijo María-¿No te fue suficiente con aquel elfo?-Dijo mientras reía a carcajadas
-Yo no le encuentro la gracias-Le dije- Pero lo que pregunte, ¿Por qué es considerado algo prohibido?
-Coño pues por algo, no se… Lo de las deformaciones genéticas y esas cosas-Dijo María
-No, eso de las deformaciones genéticas es solamente entre familiares de primer nivel, o sea madres y hermanas-Si una de ustedes quedase embarazada de mi, el bebe saldría normalito, entonces, ¿Por qué no?
-Pues debe ser por que es algo tan rico que muy pocos se atreven a desafiar a la sociedad y su dichosa barrera llamada “Incesto”-Dijo Nelly
-¿Ves? Fuiste capaz de llegar a una conclusión, si bien no acertada, con algo de sentido-Dije riendo
-Ya deja la vaina que es de mal gusto, nosotros tenemos sexo por que queremos, ya los tres estamos bastante grandes como para andar con esas estupideces, si alguna de nosotras queda embarazada, el bebe va a salir sano, pero el problema seria explicar quien es el padre-Dijo María
-Pero entonces supongamos que tú quedas embarazada de mí, que haríamos, me refiero a los tres, ya que los tres estamos metidos hasta el cuello en esto-Dije yo
-Pues no lo se-Dijo María
-¿Y aquel plan de guerra que tenias tú de irnos a vivir a Bulgaria?-Le dije yo-¿Quedo descartado?
-No, claro que no, eso siempre es una opción, pero es una secundaria, habría que criarlo con su familia, si no creería que es un hijo bastardo-Dijo María
-¿Y tu hermana? ¿Qué harías si nuestro primito te preñara?-Dijo María
-Pues esa es una buena pregunta…-Dijo-No lo se, creo que abortaría-Dijo con una carcajada
-Que ni se te ocurriera abortar, por que te mato-Le dije yo riendo también
-¿Y como se llamaría?-Pregunto María
-Algo que sea como de nuestro país, a mi me gusta Sergei Alexander-Dije yo
-Suena bien, pero prefiero Andrei o Alexei-Dijo María
-A mi me gusta Luis Manuel-Dijo Nelly
-Por dios prima, eso es un nombre muy común, algo de nuestra patria, recuerda que el bebe es mío-Dije mientras reía.
Así estuvimos por un buen rato hasta que llegamos al restaurante, era muy diferente al otro. Este era al aire libre, pero seguía siendo de los que frecuentan los empresarios y las personas importantes que visitan la isla. Mesa para tres nuevamente y dimos nuestra orden. Comimos hasta que quedamos llenos, la cuenta no fue un problema ya que pagamos en dólares. Ya eran las 5Pm y al día siguiente había que levantarse temprano, pero obviamente no nos íbamos a costar a esa hora, así que fuimos a la playa a la que fuimos la noche anterior. La playa ya se estaba vaciando, quedaban unas 15 personas que se fueron rápido. Tan pronto como quedamos solos nos sentamos en una de las sillas que quedaron ahí y nos pusimos a hablar…
-¿Qué te pareció tu regalo hermanita?-Le dijo Nelly a María
-Tu que crees puta-Le respondió María riendo-Me encanto, en especial por que trajiste a tan buena compañía-Dijo mientras me acariciaba la cabeza
-Ya deja al muchacho, que debe tener el huevo hinchado ya-Dijo riendo
-Nos duro muy poco, deberíamos repetir otro viaje, pero a una mejor destino…-Decía María
-¿Somalia?-La interrumpí riendo
-No tonto, la idea es disfrutar del viaje, no que nos tomen prisioneros-Dijo María
-Me gustaría ir a Bulgaria otra vez, el par de veces que he ido me ha encantado-Dijo Nelly-Ustedes tienen suerte de que nacieron y se criaron allá, mientras yo vivía en este pequeño país de las bananas-Dijo Nelly riendo
-El problema es que en Bulgaria no hay sitios como aquí, me refiero, el atractivo de Bulgaria son sus calles y sus ciudades históricas, a menos que querían tener sexo al lado de alguna estatua o en medio de la calle, no tiene gracia-Dije yo
-¿Y que tal si rentamos un yate y vamos por el Mediterráneo?-Dijo María
-Si, ¿Y quien seria el navegante?-Dije yo
-Coño, todo tiene una limitación. ¿Que les parece Croacia? Hasta donde se, tiene unas playas hermosas-Dijo Nelly
-Habría que ver primitas, por ahora hay que regresar al hotel a dormir, que nuestro vuelo sale mañana temprano-Dije yo
-¡Coño si! ¡Ya son las 8!-Dijo María
Nos dirigimos a nuestro hotel, nos bañamos y alistamos todo para el día siguiente, preparamos todo nuestro equipaje y nos aseguramos de que no dejamos nada. Nuevamente, mis dos hembras durmieron sobre mi, esta vez, yo fui el primero en dormirse, ellas se durmieron un poco después.
Cuando sonó la alarma del celular de María eran las 4Am, ya que nuestro vuelo salía a las 6. Movimos nuestro equipaje al lobby del hotel y una van fue a buscarnos. Cuando llegamos al aeropuerto, los tres estábamos algo tristes, por que este era un capitulo en nuestra relación entre primos que terminaba, pero durante este viaje, comenzó un nuevo capitulo, uno aun mas erótico, emocionante y prohibido.
Varias horas después de nuestra llegada al Aeropuerto Internacional Gustavo Rojas Pinilla, abordamos nuestro Airbus A319 con destino a Ciudad de Panamá. Cuando llegamos, fuimos recibidos por nuestra familia, con abrazos y besos. No tenían ni idea de lo que habíamos hecho durante esa semana y media que nos fuimos. Nuestras sesiones de sexo entre primos que tuvimos en distintos lugares de la isla, y mucho menos, que ya éramos tres quienes conformábamos ese triangulo incestuoso, el cual perdura hasta el día de hoy.

Después de eso tuvimos varias aventuras, incluso cumplimos nuestro deseo de viajar los tres a otro destino, terminamos decidiéndonos por Bulgaria. Ese viaje se los contare ya en otro relato. Déjenme sus comentarios y recomendaciones para que el próximo relato sea de su agrado.

Un saludo. Izmash :D

Calificación: 5 | Votos: 1
Categoría: Amor Filial | Comentarios: 0 | Visto: 1516 veces

Últimos Comentarios Agregados
No hay comentarios para este relato

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar
Registrate Aquí

Invitados 13 y 0 Usuarios online

Política de Privacidad | Contacto | Webmasters | Intercambios

© RelatosEroticos.com 2010 Relatos Eroticos no tiene vinculación alguna con los links exteriores , y se exime de toda responsabilidad respecto a sus contenidos. Web para uso exclusivo de adultos. Todos los relatos de RelatosEroticos.com son enviados por los navegantes y usuarios de la web.