Tu web de Relatos Eroticos de Confesiones

Relatos Eroticos

Acepte coger con mi mamá. (Fue riquísimo)

Enviado por magogo el 12/5/2010

Ingreso de Usuarios Disfruta del mejor contenido erótico ahora mismo !!

REGISTRARME !!
Buscar Relatos

Búsqueda Avanzada
Leer Relato Erótico
Acepte coger con mi mamá. (Fue riquísimo) Publicado el 12/05/2010, por: magogo

Sé que la vida de mi madre no ha sido fácil desde que mi padre nos abandono, nunca ha tenido ni siquiera un novio, pero esa tarde noche cuando me disponía a bañarme y ya me encontraba en calzoncillos dentro del baño, se abrió la puerta y cuando voltie era mi mama.

Gire para darle la espalda y le pregunte qué, que quería, note aunque traía la bata de dormir cerrada que no traía brasier, me tomo de los hombros por atrás y acercando su cuerpo me dijo al oído, perdóname hijo pero ya...

Cams XXX Reales Online

no aguanto, de inmediato metió su mano debajo de mis calzoncillos, y me agarro la verga.
Siguió diciéndome casi susurrando en mi oído, tu jamás me has visto con un hombre así que hoy te pido me dejes disfrutarte, se que está mal pero ya no aguanto más, sé que no soy la primera mujer en tu vida además de que confió en tu discreción, mientras escuchaba eso me quede totalmente inmóvil, se me empezó a parar la verga, su forma de agarrarla con dos dedos y con los otros tres me acariciaba y apachurraba los huevos mientras me masturbaba.

Era tan diferente a lo que había vivido, que de inmediato mi respiración empezó a ser más acelerada y me seguía hablando quedito, diciéndome, perdón hijo pero estoy tan caliente que en necesito un hombre y quien mejor que tu, que sabrás guardar el secreto, su aliento en mi oído y su forma de masturbarme, hacia que se me enchinara el cuerpo y se me endurecían las tetillas de lo rico y bien que lo sabía hacer, la erección de mi verga estaba al máximo.
Al oído me siguió diciendo, no pienses en mi como tu madre, sino como en una de tus amigas pirujitas que se acuestan contigo, bloquee mi mente estando consciente de que a quien me iba a coger era a mi madre, pero pensé que después de tanto tiempo sin un hombre no podía rechazarla y empecé a pegar mi espalda en sus pechos permitiéndole que siguiera agarrando mi verga.
Cuando voltee, no soltó mi verga y de inmediato me beso metiendo su lengua en mi boca y fue cuando deje de pensar que era mi madre, empecé a desabroche su bata de franela y efectivamente no traía brasier, empecé a tocarle los senos adultos y grandes pero aun los tenia duritos.
Puse mi mano en su vagina y ya estaba mojado su calzón de nailon, lo hice a un lado y empecé a sentir su panochita que me llamo la atención que estuviera rasurada, era como si estuviera esperando este momento, sin pensarlo más introduje un dedo y su beso se hiso más apasionado e intenso, le saque el dedo de su vagina y le quite el camisón, cuando le vi las pantaletas eran de esas que le llaman mata pasiones no me pude aguantar y le dije, con estas cosas jamás ningún hombre te va a querer coger, mejor te los quito.
Cuando se las quite, de inmediato puse mi lengua en su vagina, por la cantidad de fluidos tan deliciosos supe que ya había tenido un orgasmo, además nunca había saboreado tan exquisitos jugos, sentía como me jalaba el pelo de la cabeza con tal de que no dejara de meter mi lengua en su vagina y lamer su clítoris, me incorpore y la empecé a besar ella quería introducirse mi verga pero por la diferencia de estaturas iba a ser imposible.
La agarre de las nalgas fuertemente y puse mi dedo en su culito y solo lo se lo paseaba sin intentar introducirlo, sin interrumpir tan apasionado beso, y me dijo perdóname hijo pero necesito mamártela, se arrodillo, termino por quitarme los calzones, casi de inmediato se la metió en la boca y me la empezó a mamar, pero lo hacía tan diferente a otras mujeres que me habían hecho el sexo oral.
Ella se metía la verga en la boca y me agarraba los huevos uno en cada mano y me los acariciaba, jalaba y me los apretaba sin llegar a lastimarme, su succión era tan fuerte que no necesitaba ayudarse con la mano para metérsela y sacársela, nunca pensé que mi mama supiera mamar tan deliciosamente, yo mantenía mis manos en mi cintura dejándome hacer lo que ella quisiera, sentí como sus manos soltaron mis huevos y me agarro de las nalgas fuertemente intentando comer toda mi verga.
Uno de sus dedos toco mi fundillo, su uña larga me hiso sentir delicioso, fue tan excitante, poco después me hiso sentar sobre el wc, abrió y levanto mis piernas, yo la ayude sujetándomelas, empezó a lamer y a mamar mis huevos, mientras masturbaba mi pene, poco a poco sentí como su lengua se acercaba a mi fundillo, cundo llego introdujo su lengua en mi ano fue la experiencia más erótica que he vivido.
Cuando se puso de pie, al fin pude admirar sus enormes tetas de mujer adulta pero aun muy paraditas y reconocí que aunque era mi mama aun tenia aun un cuerpo muy hermoso, cuando se puso de espalda me agarro la verga se la puso en la vagina que estaba tan mojada que fue fácil que la penetrara, empezó a brincar y gemir sin importarle que alguien nos pudiera escuchar,
No sé si lo hacía a propósito pero apretaba su vagina para que mi verga la sintiera más estrecha, tomo mis manos que las tenía en su cintura y las puso en sus senos y me decía que las apretara fuerte, soy joven y creo que aguanto mucho antes de terminar, pero en varias ocasiones me dijo que cuando fuera a terminar le avisara para que lo hiciera fuera de ella.
Se separo y apoyo sus manos en el lavabo y me dijo, crees pódemela meter por el culo, se lo lamí con gran intensidad lubricándolo lo más posible, empecé a penetrárselo poco a poco que aunque se quejaba no dejaba de jadear, cuando ya estaba metiéndosela y sacándosela me dijo, tienes que aprender que a las mujeres aun cuando nos quejamos, nos gusta que nos den por el culo, mientras que con una de sus manos se acariciaba la vagina.
Yo no podía parar estaba viviendo la relación sexual mas deliciosa de mi vida y con mi madre, después de un rato la senté sobre la cubierta del lavabo, levante sus piernas y se la volvía a meter por atrás, en esa posición la pude penetrar mas, seguí con el mete y saca, ella seguía gimiendo con gran fuerza, me preocupaba que nos escucharan alguien o que fuera a llegar mi hermana, pocos instantes después me dijo fuerte y claro, suficiente ahora dame en mi panocha, se la saque, me agarro con su mano y la puso en su vagina.
Se la empecé a meter y a sacar tan lento como me ella me marcaba el ritmo con sus caderas, con las pocas mujeres que había tenido sexo ninguna se había movido tan rico y ni eran tan estrechas como mi mama, después de un buen rato, le dije, ya me voy a venir y me dijo si pero hazlo afuera.
Se la saque y de inmediato me tomo el pene con una mano y me la empezó a masturbar y con la otra me apretujaba los huevos masajeándolos exquisitamente, no pude resistir mucho y empecé a eyacular mi semen que poco salpico su vagina rasurada y lo demás cayó en el piso.
Cuando termine, mi madre no me agarro la verga como las otras con toda la mano, ella solo la agarro con dos dedos muy fuerte y bien pegado a donde inicia el pene, lo jalaba para exprimir hasta la última gota de semen de mi verga, mientras me abrasaba y me besaba, fue delicioso terminar así.
Supe que mi mama sabía lo que a un hombre le gusta sentir, perdí la noción del tiempo y fue increíble saber que estuvimos cogiendo casi media hora, aun no recuperaba el aliento, mucho menos mi mama, cuando oí ruidos y tocaron la puerta y mi hermana pregunto que con quien estaba, sin más ni más, abrió la puerta, nos vio por un instante y la cerro.
Mi madre me volvió a pedirme perdón por lo que habíamos hecho, pero también me dijo que ni mi padre la había hecho gozar tanto, que no me preocupara por mi hermana ella la haría entender que las cosas a veces así se dan.
Hoy entiendo a mi madre y no me opondré a que rehaga su vida, a un es joven, creo que después de lo que vivimos y del pedote que armo mi hermana, ya no tiene porque seguir comportándose y vistiendo como monja, además sigue rechazando cualquier insinuación de un hombre, me preocupa y quiero que goce su periodo sexual, pero es muy mojigata, no sé cómo se atrevió a hacerlo conmigo,
Le presentare amigos mayores pero estoy seguro que los rechazara, después de eso ya no se ha dado otra vez ni creo que se vuelva a dar, mi hermana entendió y olvido el incidente, nunca supe que le dijo mi mama.
Con la pena por lo que relato, pero aun no he cogido tan rico como esa tarde noche con mi madre.

Calificación: 4 | Votos: 9
Categoría: Confesiones | Comentarios: 2 | Visto: 37469 veces

Últimos Comentarios Agregados
Fotografia de dede_4
DEDE_4

Que suerte que tuvistes de cojerte a tu madre,no probastes con tu hermana?

Fotografia de manortiz
manortiz

Que delicioso fue cogerte a tu mama tengo 43 crees que me acepte?,,,,,.ve mi perfil

1

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar
Registrate Aquí

Invitados 34 y 0 Usuarios online

Política de Privacidad | Contacto | Webmasters | Intercambios

© RelatosEroticos.com 2010 Relatos Eroticos no tiene vinculación alguna con los links exteriores , y se exime de toda responsabilidad respecto a sus contenidos. Web para uso exclusivo de adultos. Todos los relatos de RelatosEroticos.com son enviados por los navegantes y usuarios de la web.