en el autobus

Buscador de relatos ( Busqueda avanzada )

0.00 / 5 ( votos)

en el autobus

Categoría: Confesiones Comentarios: 0 Visto: 690 veces
Ajustar texto: + - Publicado el 20/08/2011, por: Anónimo

Hola les voy a contar una historia que me paso a mi en persona en Mayo del 2009, perdón, no me presente, me llamo Verónica, tengo 30 años, soy de pelo castaño claro natural, cutis blanco, mido 1.72 de estatura, mis medidas son 93 – 62 – 95, mi abdomen es plano y esta marcado de hacer ejercicios, mis tetas son firmes y de mi culo ni les cuento, es mi tarjeta de presentación (nalgas firmes y apretadas). Todo comienza en mi trabajo, yo trabajo en una Jeanería en la ciudad Vieja de Montevideo (Uruguay), una tarde con mi compañera de trabajo Mónica salimos temprano por que iban a trabajar en sistema eléctrico, nos fuimos de compras a una lencería, Mónica me invito que iba a comprarse unas tangas y corpiños, estando dentro de la lencería me llamo la atención los BODY (tipo malla de baño entera, pero ropa interior) las había visto en revistas y en televisión, Mónica me dice … te gusta… yo tengo y no sabes lo cómodo que son, la vendedora me muestra los colores y la variedad, elegí dos, uno tipo clásico con encaje en el corpiño bien escotado, cavado, color negro pero no tipo colaless ,y el otro con tiras con broches para sujetar medias (portaligas) también de color negro, también las medias haciendo juego.
Nos fuimos a la casa de Mónica a tomar unos mates (bebida tradicional uruguaya) conversando de una cosa y otra, me dice… por que no te probas un BODY ahora y ves como te queda?, le hice caso me desvestí y me puse el común y cuando me vio
Mónica… te queda pintada y soñado, voy al espejo en el cuarto de ella y tenía razón
Hermoso me quedo, me puse mis jeans que los uso al cuerpo bien ajustados y ni les cuento como me quedo, pare mi culo para verme al espejo y me encanta ver como se nota en los jeans cuando la ropa interior se me mete en el culo.
Pasados varios días, salimos un poco más tarde de lo normal, Mónica se iba para la casa del novio, yo me fui para la terminal (no les conté que vivo a casi 2 horas de bus, a las afueras de Montevideo) ese día no se porque puse en mi bolso las medias y el body con portaligas, ese día iba de falda corta un poco arriba de las rodillas estampada y suelta, sentí un poco de frío, entre al comercio de una conocida y le pedí para pasar al baño, me higienice mi conchita y mi culito con unas toallitas húmedas, me puse el body y las medias con el portaligas, salí del baño le agradecí a mi conocida, el caminar rumbo a la terminal, me sentí diferente, distinta, me di cuenta que había perdido el bus de las 19.30 horas y tenia que esperar al de las 20 horas que siempre va repleto de pasajeros, al llegar a la terminal, me compre en una máquina un café con leche y mientras lo tomaba miraba las revistas el los quioscos, enseguida me puse a formar fila para subir al bus, la fila era bastante larga por lo que saque cuentas que iba a ir todo el viaje parada.
Comenzamos a subir al bus y para colmo era uno de esos buses de tres asientos y tres filas de pasajeros parados, me pare en fila contra la fila de un asiento por la mitad del bus, comenzó a llenarse de gente y las filas de pasajeros también, en un momento el chofer cobrador dijo: completo, cual es la primera bajada?… varias personas que bajarían, esa parada queda a 25 minutos de viaje, comenzó a marchar ya había anochecido, el conductor apago las luces del interior del bus y dejo unas luces celestes encendidas dando un tono de tranquilidad.
A los 15 minutos de viaje comienzo a sentir que me tocan el culo pensé que era alguien acomodándose, pero me equivoque, era una caricia suave en mis nalgas, me quede quieta por no armar lío, también pensé que seria un momento y se cansaría, pero, también me equivoque, las caricias cesaron, pero paso a jugar delicadamente con mi rajita de mi culo con sus dedos, ese jueguito, encendió algo dentro de mi, que comencé a sentirme humedad y sin querer empecé a parar mi culo, en señal de aceptación, dejo de jugar y nuevamente siguieron sus caricias en mis nalgas, y yo me sentía cada vez más humedad, les confieso, me estaba gustando y me sentía cómoda
y a gusto, por un momento no lo sentí, pero me sorprendió que me había levantado la falda no me había dado cuenta de cómo lo había hecho, comencé a sentir su mano sobre la piel de mis nalgas y empezó jugar con su dedo de vuelta en mi rajita, ya no me sentía húmeda, ya estaba mojada, en un momento sentí que mete despacito su dedo entre mis nalgas rumbo a mi conchita, le apreté el dedo con mis nalgas y lo solté en señal de aceptación, lo retiro y empezó a jugar con los elásticos del portaligas, acariciándome el muslo de mi pierna derecha con su mano izquierda, de repente comienza a meter su mano por debajo del body y va derechito a mi conchita que estaba caliente y mojada, abrí un poco más mis piernas y pare nuevamente mi culo, en ese momento me mete un dedo en mi conchita que me hizo gemir despacio, controlándome que no escucharan los otros pasajeros, saco el dedo y me metió dos juntos, en ese momento me mordí los labios para no expresar mis gemidos por que había llegado a un orgasmo, saco sus dedos y su mano y veo por el reflejo del vidrio, que prueba mis jugos metiéndose sus dedos en su boca, ese acto me calentó mucho más, nuevamente me levanta mi falda mete su mano delicadamente por debajo del body y va derecho a mi culito, me mete un dedo, luego dos, y empieza a hacer el movimiento de vaivén, se detiene dejando sus dedos en mi culito y me dice al oído…
te gusta?, moviendo mi cabeza y con mis ojos cerrados le conteste que si … al oído me dice no doy más, tu culo hace mucho tiempo que me tiene loco, te animas hacerlo aquí mismo?, moviendo mi cabeza, les conteste que no … me habla al oído de nuevo y me dice nos bajamos?, moví mi cabeza contestando que si… despacito saco sus dedos de mi culito bien dilatado, sentí que me arregla mis ropas y me toma de mi mano y empezamos a pasar entre los pasajeros acercándonos a la puerta para pedir parada para bajarnos, el pidió parada, el bus se detuvo, nos bajamos en la ruta y caminamos hacia la parada de los buses, es una parada de material con techo de material y una pared de ladrillos con un asiento a lo largo de la pared, nos fuimos detrás de la parada, donde estaríamos resguardados de la luces de los vehículos que pasan por la carretera y también pude ver que estábamos en el medio del campo me puse un poco nerviosa por estar a solas con un desconocido, pero el se dio cuenta y me dice… tranquila, que estas conmigo y nada te va a pasar, me abrazo y me abrazo y comenzamos a besarnos y su mano enseguida me levanto la falda, paso su mano por debajo de mi body y sus dedos entraron nuevamente en un culo, dejo por un momento de besarme y me dijo… siempre quise estar así contigo, hace tiempo que tu culo me tiene loco y hoy se me dio, hoy le voy a tratar como se merece, te gusta? Y yo mirándolo, dije que si,
Me hace subirme al asiento de material de la parada, me saca la falda, el busca y encuentra los broches del body que están en la entrepierna y lo desprende quedando desnudo mi culo y mi conchita el me gira y me pone de culo a su cara y me abre las nalgas y me empieza a comer con su boca el culo, sentí miles de sensaciones distinta, me olvide que era un desconocido y que estaba en medio de la nada con el, solo disfrutaba el tratamiento que le estaba dando a mi culo con su lengua, me hace inclinarme un poco más hacia delante y me empieza a comer mi conchita, que en ese momento, largue un gemido expresivo junto con un orgasmo en su boca, me baje y me puse a bajarle la cremallera de Jean, para sacarle su pene, mientras el se soltaba su cinturón, ya tenía enfrente a mi un majestuoso pene bien erecto, grueso y largo, comencé a pasarle mi lengua desde los huevos hasta su puntita y ahí me lo puse todo en mi boca y comencé a masturbarlo con el en mi boca y sentí que empezó a gemir y me toma de los pelos y siento toda su descarga en mi boca que me trague todo, me pare junto a el y me abraza, me besa nuevamente y siento que se le empieza a parar muy lentamente y el me dice súbete al asiento nuevamente que quiero disfrutarte, me subí y me gira para que le de mi culo nuevamente y me lo chupa con tremendas ganas, me inclino hacia adelante y yo me saco en ese momento mi camisa quedando solo en body, me da unas palmaditas y me pide que me baje, con la luz de la luna me mira y me dice … no te había mirado bien, pero que hermoso cuerpo tenés y que bien te queda esa ropa interior, le digo sonriente … se llama body, y el me dice … como se llama te deja buenísima, me besa y yo me separo de el, lo miro y le doy la espalda, tomando mi cartera, para buscar una crema de manos para usar de lubricante y el no pierde el tiempo, siento que pone su hermoso aparato entre mis piernas sin penetrarme, vuelve a preguntarme ,,, te gusta? le contesto parada con mi espalda sobre su pecho desnudo y con su pene entre mis piernas bien duro, … tonto, si no me gustara todo lo que me hiciste hasta ahora, no estaría acá contigo ahora y así, toma esta crema de manos y ponela en mi culito y trátamelo con cuidado, me incline hacia delante, me abrí un poco de piernas, me sujete al asiento de hormigón, (a los 16 años empecé con mi primer sexo anal) el delicadamente me puso en mi culo bastante crema y coloco su pija en mi culo y muy despacio empezó a empujar y retiraba un poco y comenzaba de nuevo y cuando comenzó a penetrarme sentí ese dolor y el se detuvo un poco dentro de mi, saco nuevamente puso más crema en mi culo y ahí si de una la puso toda en mi culo que me hizo dar un grito de placer y la dejo quieta dentro de mi y me abre con sus manos mas las nalgas para entrar un poco mas me dice … quiero disfrutarte por que siempre quise tenerte así, siempre te vi en la terminal con tus Jean bien apretaditos, y quiero disfrutarte y le digo ahora es tuyo y yo también quiero disfrutarte, comenzó con su movimiento de vaivén, que me hacia gemir, dar pequeños gritos de placer en cada orgasmo que le daba y el mas rápido seguía, hasta que me dice … acabemos juntos, que no aguanto y yo estaba casi y le digo … ahora mi amor y soltó toda su leche en mi culo, me incorpore con su pija aún dentro de mi culo, sintiendo como lentamente se desvanecía el abrazándome por la cintura y me dice me llamo Juan y tu … Verónica.

Tomo mi cartera y saco de ella un protector diario y me lo coloco en el culo por la leche de Juan que ya había empezado a salir, abrocho el Body, me pongo la camisa
me pongo la falda y el me miraba, me abrace a el, el me beso, me pregunta … nos vamos a ver de nuevo? Le contesto… si todos los días en la terminal, me pregunta…tenes compromiso con alguien, le digo con nadie, soy libre y vos? Le pregunte, me contesta que se había divorciado hace 1 año, y me pregunta… vamos a tener vernos nuevamente, le conteste… si en la terminal, que íbamos a viajar juntos, el me pregunta si volveríamos a tener sexo, le conteste… presta atención cuando me veas vestida con un Jean negro bien ajustado como siempre lo uso, y con una camisa blanca, desprendida los primeros cuatro botones, que se viera la raja de mis tetas y el encaje del corpiño en el bus, ahí vos sabes que si, pero tenemos pendiente que me cojas toda, no solo mi culo, sino mi conchita también, el me dice… entendí perfectamente, así será.
En ese momento vimos que venia el bus y lo tomamos y ahí nos separamos cada uno a su destino.
Llegue a casa, me desvestí, me di una ducha, pensando en Juan y el tratamiento que le dio a mi culo en el bus y en la parada, mientras me duchaba me masturbe recordando ese episodio hermoso, pienso en Juan como estará y que prontito me voy vestir así como le dije, Salí del baño prepare algo para cenar y me fui a la cama a dormir.
Espero que les haya gustado y en verdad fue lo que me paso en mayo del 2009, espero algún correo electrónico, con algún comentario, insultos favor abstenerse.
Un besito para tod@s
Verónica

Veronicamadura1@hotmail.com

Últimos Comentarios Agregados

No hay comentarios para este relato

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
CYBERSEXO

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Aceptar
X

Reportar relato