Elisa: Mi dulce castigo.

Buscador de relatos ( Busqueda avanzada )

0.00 / 5 ( votos)

Elisa: Mi dulce castigo.

Categoría: Dominacion Comentarios: 0 Visto: 6424 veces
Ajustar texto: + - Publicado el 13/09/2011, por: Anónimo

Bueno, esta es la segunda parte de mi relato, si les gusta, no duden en ponerme un mensaje, sin vergüenza :)

-Lo presionaba contra mi boca, como si quisiera meterlo todo de golpe, aun que no habí<span><a class="hilight" onMouseOver="driveAd(‘a’); displayAd();" onmouseout="hideAd();" href="javascript:void(0);" target="" id="href_a">a</a> </span> hueco para el.
En medio de ese salón, en aquella alfombra llena de polvo, Violeta me hacia tragar esa polla de plástico, sin pena alguna. Incluso me gustaba, no se por que.
Estaba casi llorando, con mi coño caliente, y no me dejaban tocarme. Antes de irse de viaje, me pusieron unas bragas de castidad. Marta se mofaba de mi, siempre lo hacia. Ana y Carmen bromeaban, y reían, y de vez en cuando me escupían y me insultaban. Estaba acostumbrada, tanto que me gustaba.
Violeta me la quito de repente de la boca, sin decir nada, y miro a su hermana Carmen.
Ella no me odiaba tanto, pero sus castigos,…eran dolorosos. No tanto como los de Marta, los de ella son insufribles. Pero no los cambiaría por nada del mundo.
Me hizo ir hacia ella con un movimiento de dedo.
Me miro de arriba a abajo, y saco una llave. La llave de mis bragas de castidad.
Sabia que así me humillaría mas de lo que estaba en ese momento.
Me puse sobre la alfombra, y ella quito el candado, y yo las quite.
Estaban mojadas, había estado toda la semana excitada,…no era mi culpa.
Se reía de mi, y de mis bragas, y me las puso en la cara.
Carmen- Ahora que te he quitado eso, perra, hace mucho tiempo que tu coño no es castigado. Tranquila, te lo compensaré. Dime, ¿Cara o cruz? (sacando una moneda del bolsillo).
Nunca me hacían elegir, ni me pedían opinión de nada, es muy extraño.
Yo- Ca-cara,…
Carmen- De acuerdo.
Lanzo una moneda, pero salio cruz. Ella sonrió, y saco un juego de bolas chinas.
Carmen- Veamos,…as estado solita una semana, y una semana estarán dentro de tu culo.
Me hizo señales y puse mi culo delante de ella.
Empezó lento, y metió una con cuidado, me dolía, pero de repente, las metió todas a la vez. Me aguante un grito y el dolor.
Ana se levanto, y fue en busca de algo. Regreso con la correa y el collar.
Me lo puso y tiro de el asta la puerta de atrás, la que daba con un gran jardín, la piscina,…
Me tenia una sorpresa preparada.
Y menuda sorpresa,…
Continuará(: opinen por favor!

Últimos Comentarios Agregados

No hay comentarios para este relato

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
CYBERSEXO

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Aceptar
X

Reportar relato