Jugando al Strip Poker borrachos

Buscador de relatos ( Busqueda avanzada )

Categoría: Gay Comentarios: 0 Visto: 16227 veces
Ajustar texto: + - Publicado el 31/05/2011, por: Anónimo

Un día estaba yo con mis mejores amigos Moises y Braulio. Ahora los tres somos bisexuales, pero entonces no. Como muchas otras veces, ellos se quedo en mi casa a dormir. Mis padres, como muchas otras veces, estaban fuera de la ciudad y la casa estaba para nosotros solos. Vimos una película que termino sobre la una de la madrugada.

A nosotros nos gusta jugar a las cartas, especialmente al poker, y ese día fué más allá. Decidimos jugar al Stip poker. Mientras nos emborrachamos. Nos sentamos alrededor de la mesa del salón y aclaramos las normas:

- Todos la misma cantidad de ropa y en el mismo orden.
- Prendas: Zapato derecho, izquierdo, gorra, camisa, pantalones y calzoncillos.

Al principio todo fue normal hasta que nos quedamos de la siguiente manera: Braulio iba ganando, todavía no se había quitado la blusa, luego yo, en pantalones, y por último Moises, en calzoncillos.

Jugamos otra mano y Braulio perdió la camisa, y a la siguiente, el pantalón. Moises llevaba varias manos salvándose pero no fue eterno. A la siguiente vez perdió, y por lo tanto, se tuvo que bajar los calzoncillos. Se los bajo lentamente mostrando su verga sin empinar. Medía 6 cm aproximadamente. Entonces mi polla se empino, quedando disimulada gracias al pantalón.

Otra jugada, esta vez perdió Braulio. Se dio la vuelta y se bajo el calzoncillo, dejándonos ver sus nalgas. Luego se dio la vuelta se le veía normal, de 4 cm. Mi polla seguía empinada.

A la siguiente perdí yo, me quite el pantalón y me quedé en calzoncillos. Mi pene se notaba montón. Lo primero que hicieron ellos fue burlarse.
Jugamos otra partida y yo fui el perdedor, me quité el calzoncillo dejando a la vista mi polla. Estábamos muy borrachos. Braulio era el que más, y al ver mi pene erecto se abalanzo sobre mi y nos dijo:

- Vamos a montarnos un trío aquí y ahora.

Yo y Moisés aceptamos. Me abalancé sobre Braulio y le lamí el torso de arriba abajo hasta llegar a su pene. Aunque no estaba del todo erecto se lo empecé a chupar y así fue creciendo hasta llegar a los 16 cm. Moisés, que también se había puesto cachondo, se levantó y acercó su polla de 20 cm a la boca de Braulio, quién se la empezó a chupar. El alcohol influyó bastante, pues quizás sin él no hubiéramos llegado a nada. Nos la chupamos un buen rato, todos a todos.

Entonces Braulio cogió, se puso de pie y agachó la cabeza dejando su culo preparado para ser penetrado. Yo cogí y me acerqué a su culo. Luego le metí la polla. Primero despacio y luego más rápido. Mientras él se la chupaba a Moisés, hasta que éste se puso detrás de mí y me la empezó a meter. Hicimos el trenecito durante un buen rato.
Yo fui el primero en correrme. Me corrí en el culo de Braulio. Casi el momento de corrió Moisés dentro de mí. Dejamos de hacer el trenecito y Moisés y yo nos agachamos. Entre los dos se la chupamos a Braulio, quien se corrió sobre nosotros.

Luego fuimos a la ducha, donde nos bañamos todos juntos. Luego, a las 3 de la noche, nos fuimos a dormir.

Últimos Comentarios Agregados

No hay comentarios para este relato

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
CYBERSEXO

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Aceptar
X

Reportar relato