El esposo de mi prima me cogio casi frente a ella

Buscador de relatos ( Busqueda avanzada )

Categoría: Infidelidad Comentarios: 0 Visto: 40251 veces
Ajustar texto: + - Publicado el 06/11/2009, por: Anónimo

Yo soy soltera, me encanta coger, mido 1.77, tengo 25 años, blanca, cabello ondulado, nalgona, mis pechos son redonditos, duros, bastante antojables para ser sincera, mi culo es la sensación de cualquier lugar, muchos quieren cogerselo y las parejas de muchas de mis primas y tias no son la excepción.

Una de mis primas vive en el edo. de México, ella tiene 37 años, a pesar de que ella es bonita, el paso de los años a hecho lo suyo y su cuerpo ya no es nada atractivo, además de que su aspecto luce ya de una señora que no se arregla, a diferencia de su esposo, que se llama Roberto, que a pesar de sus 40 años es un señor muy conservado, hace mucho ejercicio y tiene un trasero de ensueño, aparte de que es bastante guapo y varonil, el olor de su perfume es exquisito y de mirada intensa, y lo mejor es que me desnuda cada que me ve…

Mi prima se entero que yo estaba un poco deprimida porque había terminado con mi novio y me invito a pasar unos días con ellos, el día que llegue era jueves por la noche, ella y su esposo me recogieron en la terminal de autobuses, ella no se bajo del auto pero Roberto muy amable bajo a abrirme la cajuela para meter mi maleta, desde que me vio sus ojos se clavaron en mi culo y mis tetas sin importarle que traía a su mujer al lado, lo cual a mi me fascinaba porque me prendía muchísimo, cuando cargo la maleta me dijo que traía ahí porque pesaba mucho, le conteste que era muy raro porque mis tangas no pesaban, el sonrío y me dijo: que lastima que no puedo vértelas y yo sonreí y me di la vuelta para subirme al auto, al llegar a la casa mi prima me dijo que al día siguiente partiríamos a su casa de campo, que mis sobrinos se quedarían con su abuela porque ella también quería relajarse a solas con su esposo, el cual según ella casi nunca le hacia el amor, yo acepte, me mostró el cuarto que ocuparía esa noche, estaba justo al lado del suyo, después de cenar me fui a mi cuarto, al poco rato escuche que ellos entraron a su cuarto y al poco tiempo escuche una discusión en la que ella le reclamaba que ya no se la cogia y el le decía que lo dejara tranquilo que no estaba de humor y se salio del cuarto, al escuchar que el salio yo también salí de mi cuarto y lo seguí hasta la cocina, lo encontré tomando un vaso de leche, yo tenia puesta una diminuta pijama de boxer que dejaba ver la mitad de mis nalgas, al entrar el me miro y me pregunto que si tenia insomnio le dije si y que baje por un vaso de leche el se acerco a mi, me abrazo y me tomo del culo y me dijo que el tenia una leche que me encantaría, yo me puse muy caliente y sentí como mi vagina se mojo y mis pezones se pararon, el lo noto y me dijo que estaba muy buena y que me quería meter la verga que para eso ya tenia dura y rozaba entre mis piernas, le conteste que había escuchado que no quería coger con mi prima que porque a mi si me la quería meter y me dijo que mi prima no estaba tan buena como yo y que no tenia el culo tan rico como el mío, eso me prendió mas y lo empecé a besar y el me monto en la barra y no dejaba de acariciarme las nalgas.

En eso se escucho la puerta del cuarto de mi prima el salio rápido a sentarse en la sala y yo el refrigerador por el vaso de leche, cuando mi prima bajo me encontró tomando la leche y solo me sonrío, le dije hasta mañana y me fui a dormir, cuando estaba por dormirme mi celular sonó, era un mensaje multimedia con un video de Roberto masturbándose y me escribía: mira todo lo que te vas a comer mañana en la casa de campo, yo me calenté aun mas y empecé a masturbarme…

Al otro día cuando desperté ya mi prima había ido a dejar a sus hijos a casa de su suegra y estaba todo listo para irnos, partimos y llegamos a la casa de campo, después de comer mi prima nos invito una copa estuvimos platicando largo rato los tres y Roberto no me quitaba la vista de encima, seguimos tomando hasta en la noche, mi prima ya estaba muy tomada y empezó a besar a Roberto, el la besaba también pero me veía de reojo, al poco rato ella se quedo dormida en un sofá, como hacia frío yo traía un pants ajustado que dejaba ver la tanga el me pidió que le sirviera otra copa, me levante y me agache para tomar la botella que estaba en el piso, el se acerco y me arrimo su verga en el culo yo voltee y me sonreí me levante y me voltee, quedamos muy cerca y el me abrazo como la noche anterior, se acerco a mi oído y me dijo: que buen culo tienes, mira como me tienes de duro y puso mi mano en su verga, yo empecé a tallársela y el me agarraba las nalgas con mucha desesperación como si quisiera arrancármelas, me quito la sudadera y la blusa, y empezó a chupar mis senos, me quito el bra y empezó a mamarlos, yo le dije que fuéramos a otro lado para no despertar a mi prima, me contesto que ella no despertaría que estaba muy borracha y me bajo los pants dejándome solo en tanga y me dijo que quería que se la mamara.

Se sentó en el sofa que estaba enfrente de donde mi prima dormía, me hinque y le baje los pantalones y los boxers, su verga salto, estaba durísima, era muy grande y gruesa, me pregunto que si me gustaba, sonreí y le dije que no tenia idea de lo que me encantaba una verga así, empecé a chapársela el me agarro del pelo y me hizo que me la metiera toda a la boca, yo empecé a mamarsela y a chuparle los huevos, el gemía y me decía: así mami no pares, que rico la mamas, me dijo que nadie se la había mamado igual y yo creo que era cierto porque al poco rato se vino en mi boca y me dijo: ya ves mami, ves como tenia una leche mas rica para ti, yo me trague su leche y me monte sobre el, le dije que ahora tenia que cogerme porque estaba muy caliente, el me tomo de la cadera y empezó a restregarme en su verga, me dijo que claro que me la iba a meter, que eso era lo que había querido desde que me conocía, me tomo los senos y empezó a chuparmelos mientras metía sus dedos en mi vagina, sus dedos eran grandes y se movían muy bien, tanto que hizo que me viniera por primera vez, cuando sintió mis jugos me dijo: esa es mi puta caliente, y lo que te falta mamita, me levanto y me ensarto en su verga yo quería gemir pero no podía por mi prima, no quería despertarla, el noto que me aguantaba las ganas de gritar y me dijo que lo hiciera, le dije que no, dijo que si no lo hacia me la iba a sacar, le dije que no por favor que era la mejor verga que había tenido, y entonces empecé a gemir como nunca, me preguntaba quien era su puta, y yo le respondía: yo papi, yo soy la puta que se coge tu verga, soy tuya y me vine por segunda vez, el sintió mis jugos sobre su verga, y me dijo: que bueno que este coño ya se vino porque ahora me voy a coger tu culo, me levanto y me puso en cuatro patas en el sofá, empezó a lamerme el culo, lo hacia riquísimo, empezó a meter su dedo y me dijo: que apretado tienes el culo, tu si eres mujer, no como el bulto que esta dormido aquí enfrente, a ti si quiero metértela hasta el tronco, estas bien buena y tu si te mereces esta verga, oírlo decir eso enfrente de su mujer me ponía mas caliente y le decía que si le gustaba, me encantas decía y por eso ten, me dejo ir la mitad de su verga, pegue un grito que pensé que despertaría mi prima, y me calle, me dijo: no te preocupes, aunque despierte yo no te saco la verga hasta que te deje chorreando el culo de leche, eso me prendió mas y volví a gritar, me dijo: quieres el otro pedazo mami? le suplique que me la metiera toda y de un solo empujo me la dejo ir hasta adentro, empezó a bombearme rápido, sus huevos chocaban en mi vagina y el me agarraba del hombro y del pelo para empujármela mas mientras me decía lo rico que estaba mi culo, empezó a darme golpes en la vagina que atropellaban mi clítoris, me vine varias veces, en eso el me dijo: ya mami, ya viene tu leche y empezó a venirse a chorros, nunca había visto que a alguien le saliera tanta leche, el culo me chorreaba, empezó a limpiarme la leche del culo y me la tallaba en la boca para que me la comiera, se sentó en el sofa, y me jalo del pelo para que le volviera a mamar la verga que empezaba a tener forma otra vez, se la mame y se vino rápido, me trague toda su leche y me acosté en el sofa, se voltio y me dijo: la única buena cogida que tengo que agradecerle a la frígida de tu prima es la que me acaba de dar tu culo prima, tu si eres mujer para mi verga, me sonreí y me vestí, me fui a dormir a mi cuarto… pasaron mas cosas en ese viaje, que después les contare.

Últimos Comentarios Agregados

No hay comentarios para este relato

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
CYBERSEXO

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Aceptar
X

Reportar relato