Mi amigo y mi esposa

Buscador de relatos ( Busqueda avanzada )

0.00 / 5 ( votos)

Mi amigo y mi esposa

Categoría: Voyerismo Comentarios: 0 Visto: 12816 veces
Ajustar texto: + - Publicado el 21/11/2010, por:

Hola amigos les contare una historia real que me dejo extasiado de placer.
Hace ya algunos meses mi esposa Maria y yo comenzamos a fantasear con la idea de un trio o que la follara alguien mientras yo la miraba, un dia le pregunte que si en realidad le gustaria que yo la viera con otro y picaramente me contesto que si, por lo tanto comence a preguntarle acerca de mis amigos para ver cual le agradaba y llegamos a la conclusion que mi amigo Joel era el indicado por discreto y por que era el que mas conocia ella, ademas que le agradaba fisicamente.

Ahora era planear como proponerselo e ideamos un plan que consistia en invitarlo a tomar unas cervezas mientras veiamos un partido de fut un sabado por la noche. El jueves le hable por telefono y lo invite a lo que el respondio que si que el sabado a las 8 estaria en mi casa, cuando llegue de trabajar le comente a Maria mi esposa la cual nerviosamente me dijo que estaba bien, nos pusimos de acuerdo para ver como se vestiria ella y como debia portarse con el para que lo convenciera.

El sabado por la mañana sali al trabajo ancioso de que el dia terminara mas rapido de lo normal y por fin al salir del trabajo llegue a casa e inmediatamente me meti al baño por que ya casi era hora. Cuando termine de cambiarme tocaron a la puerta y como lo esperaba era el muy puntual como siempre, tome dos cervezas y lo invite a tomar asiento, en eso salio mi esposa a la que no habia visto por que ella estaba cambiandose en la otra recamara. Ella salio vestida con una mini que apenas alcanzaba a tapar su enorme trasero y traia encima una blusa escotada que alcanzaba a dejar ver la marca de sus pezones, ademas que se maquillo de tal manera que se miraba muy provocadora, Joel se levanto enseguida y le estendio la mano pera saludarle pero ella prefirio abrazarlo y al momento que le arrepego todo, le dio un beso casi en la boca, cosa que dejo sin aliento a Joel y a mi me puso la polla bien dura.

Seguimos bebiendo y mi esposa solo pasaba por enfrente de nosotros y yo me hacia el tonto que no miraba pero Joel se la tragaba de la forma que la miraba cada vez que ella se empinaba y dejaba ver sus tanguitas rojas y lo abultado de su cosa.

Yo comence a bostesar emulando que tenia sueño, lo anuncie varias veces hasta que de plano me hice el dormido y ellos se quedaron charlando, Maria le preguntaba cosas como si la encontraba linda y el en murmullos le decia que se miraba bien buena, pero que se tenia que retirar por que yo ya estaba dormido y que diria la gente si lo viesen salir tarde de la casa, a lo que ella le respondio pues no te vallas y quedate aqui en la otra recamara que esta desocupada a lo cual el acepto y se fue siguiendo a Maria mientras ella le indicaba donde era.

Entraron a la recamara y ella le decia (por aqui estan las cobijas y si tienes mucho frio me hablas)mientras se reia picaramente a lo que el contesto lo voy a tomar enserio, enseguida Maria se le lanzo al cuello para abrazarlo y lo comenzo a besar mientras le decia que la excitaba la forma de como el la miraba, el la tomo de las nalgas y le comenzo a bajar la blusa para despues mamar esas enormes tetas que mi esposa tiene, ella medio cerro la puerta y fue ahi que me levante en silencio para mirar por un pequeño espacio, ella se inco ante el y le desabotono el pantalon hasta sacar su polla grande y gorda, la cual empezo chupar poco a poco desde su cabeza hasta recorrerla toda con su lengua llegando hasta sus bolas, la chupaba con gran maestria como nunca me lo habia hecho a mi.

Luego el la levanto y la dejo caer en la cama para abrile las piernas, hacer la tanga a un lado y succionar con su boca la panochita de mi esposa mientras ella se retorcia a la vez que el la desnudaba por completo sin olvidar seguir chupando aquella panochita jugosa. En un momento ella se retorcia mas de placer al sentir un orgarmos y terminando en su boca y le pidio que se la metiera por que seguia muy caliente, el sin piedad se la dejo caer toda de un empuje y Maria solto un grito que mi hizo extremecer de gozo. El la bombeaba tan rapido y ondo que ella no paraba de gritar, el la puso a gatas y se la dejo ir mas duro asi mientras ella gritaba el le daba de nagadas y ella le pedia mas y mas.

Le decia que tenia un fierro muy rico y grande que la siguiera follando, el comenzo a jadear y Maria movia sus caderas para hacerlo terminar y le decia adentro papi termina adentro, cosa que no tardo en llegar, el termino como animal en brama al mismo tiempo que ella de nuevo lo hacia y le decia que rico papi gracias por este palo mientras el le respondio y Raul lo cual yo me fui a dormir de nuevo al sillon mientras el se vestia.

Al poco rato salio despedido por ella, ya solos Maria y yo nos fuimos a follar mientras ella me decia todo lo que disfruto y llegamos a un orgasmo juntos, tenemos planeado invitarlo de nuevo pero esta vez para un trio. Ojala se pueda.

Espero que les halla gustado

saludos

Últimos Comentarios Agregados

No hay comentarios para este relato

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
CYBERSEXO

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Aceptar
X

Reportar relato