Mi esposa y unos amigos en la playa

Buscador de relatos ( Busqueda avanzada )

Categoría: Orgias Comentarios: 0 Visto: 21982 veces
Ajustar texto: + - Publicado el 05/02/2011, por: Anónimo

Esto sucedio una vez que decidimos irnos de vacaciones a Acapulco, mi esposa y yo nos fuimos decididos a pasarnos unas maravillosas vacaciones en la playa, por el dia estuvimos bajo los rayos del sol desayunamos y nos fuimos a la piscina que realmente no tenia mucha gente, llegamos y al ir pasando la tarde y por ser el primer dia lo pasamos totalmente en el hotel.

Salimos unos escasos momentos a la playa y volvimos a eso de 5 o 6 de la tarde, nos recostamos a ver la puesta del sol, en eso unos chavitos de prepa con edades alrededor de los 18 empezaron a hacer su escandalo y mi esposa los veia fijamente, decidi subir al cuarto un momento para traer unas cervezas, en cuanto subi a la habitacion y senti caliente el cuarto decidi encender el aire acondicionado que daba justo a la venta de donde se podia ver hacia la alberca atraves de un balcon, mire y mi esposa tomando el sol con libro en mano estaba siendo observada por los chicos quienes hacian ademanes de querer lamer su trasero, no me molesto, me parecio agradable que apesar de llevarles unos 8 años les parecia atractiva.

Baje de vuelta a la alberca y me acerque a mi esposa le comente lo que los chicos estaban haciendo y a ella le parecio excitante, dijo que estaban calientes por su edad y por la falta de chicas de su edad, entonces empezamos a jugar con ellos, le comente que volveria a subir a la habitacion y los observaria desde ahi, enseguida ella al estar recostada boca abajo y ellos observandola, metio sutilmente su traje de baño que era algo delgado dentro de sus nalgas, los chavitos no sabian que sucedia pero no perdieron momento en observarla a detalle, ella enseñaba su culo mientras ellos miraban atonitos, de pronto ella se dio la vuelta y quedo viendo hacia el cielo, puso el libro su cara para que creyeran que dormia, mientras dejaba sus senos a una vista apreciable. 2 de los chicos se fueron mientras 2 se quedaron ahi, el hotel estaba en temporada baja, me asome al pasillo para ver si estaban en nuestro mismo piso lo que cual era probable por el tamaño del hotel y los descuentos, los chicos estaban a dos habitaciones de nosotros y solo los escuche entrar a su habitacion.

Volvi al balcon para ver que sucedia, solo quedaba uno de los chicos en la alberca que solo simulaba nadar mientras veia a mi mujer, parecia que tenia ganas de excitar mas al chico que restaba separo sus piernas y movio la cadera un poco, ella al estar cubierta con ese libro en la cara se dio algo de valor, pero el chico confiado de que nadie lo veia, salio un poco sobre el nivel del agua ella se movio un poco y fingio despertar para luego subir conmigo a la habitacion. Despues me comento que el chico estaba con la polla bien parada lo cual le excito pero solo era un juego.

Nos pasamos al balcon despues mientras bebiamos unas cervezas y nos poniamos mas ebrios veiamos a los chicos a poca distancia nos miraban y parecian curiosos, yo les sonrei no quise aparentar ser un marido celoso o algo asi, ella y yo empezamos a besarnos como si no hubiera nadie mas, el tiempo pasaba como a eso de las 10 pm, seguimos bebiendo y charlando en el balcon, los chicos se habian ido y nos sentamos como si le dieramos la espalda a su habitacion, nos dimos un duchazo y volvimos a salir del balcon, pero esta vez ella no traia su traje, traia ropa de dormir, lo que le dije que me agradaba la idea de que se pusiera lenceria y unas medias como si fuera normal, ella vestia un baby doll transparente cubierto por una bata de baño, le dije que tenia una idea… Esta vez acomodamos la silla dando hacia el cuarto de los chicos, la division de los balcones era muy baja y simulando grecas de concreto, dejarian ver casi todo.

Ya en el balcon empezamos a acariciarnos y besarnos de manera lujuriosa, le dije que se abriera la bata y dejara ver su lenceria, los balcones estaban solo con un poco de Luz que daba desde los pasillos de la planta baja, entonces la acaricie y acaricie su pelvis, ella se movio un poco y le meti mis dedos de manera lenta pero evidente, uno de los vecinos nos observaba agazapado mientras yo no hice el minimo movimiento que pudiera distraerlo, nos levantamos y mientras recostaba a mi esposa sobre una mesa con su sus pies en el piso y sus manos extendidas comence a penetrarla de manera suave y breve…
Decidimos continuar esto en nuestra habitacion con menos publico.

Mientras dentro de la habitacion comenzamos a desnudarnos un poco, ella se quito la tanga y la bata… yo me dispuse a probar sus labios vaginales con entusiasmo y algo mojados, lamia por un borde junto a su clitoris mientras ella gemia bastante fuerte, tome sus senos con mis dos manos y los movia en forma circular mientras restregaba mi barba contra su vagina, la volvia loca, separe sus piernas y empece a penetrarla, de pronto me dijo que apagara la television que se quedo encendida, y para mi sorpresa mire algo moviendose en el balcon, no me desagrado para nada, inclusive me acerque un poco y abri la puerta del balcon para dejarla entrecerrada, mi esposa me pregunto por que tardaba le dije que siguieramos follando, la recoste con su culo apuntando al cielo y ella sobre la cama, yo desde el piso la penetraba energicamente, me detuve un poco y le pregunte… "oye que tal si alguno de esos chiquillos jariosos quieren penetrarte?" a lo que rio un poco y dijo que seria divertido, hacia ya un tiempo que no haciamos cosas asi como lo que sucedio en el relato de mi amigo que paso por la azotea.

Entonces mientras la follaba vi que eran los dos mismos chicos que quedaban al ultimo y nos veian desde el balcon, mientras vi mi polla dentro de mi mujer les hice la seña que no hicieran ruido y que pasaran… ella tenia algunas copas encima casi estaba durmiendo y gemia escazamente.

Ellos nerviosos nos observaban de pie y apenas cerca de la puerta, les dije que se acercaran poco a poco y no me miraban a mi veian el culo de mi mujer estupefactos e incredulos, yo me movia y la tomaba bien duro por las caderas majeaba su culo y lo metia por completo y lo sacaba ya que mi mente me habia dado una idea.

Jale a un chiquillo y le dije en voz baja que se desnudara y que hiciera lo mismo el otro…
Le dije a uno que se sentara por los sillones sin hacer ruido y que el otro se quedara quieto, primero hicieron caso omiso, despues le dije que era su unico chance, enseguida lo hicieron.
Entonces el chico mas cercano ya estaba desnudo y con el pene bien duro… se masturbaba timidamente.

Le metia despacito el pene a mi mujer, saque mi pene lentamente y rapidamente jale al chico para que lo introdujera en la vagina de mi mujer, al principio no paso nada… pero al moverse el chavito ella se movio un poco y dijo… hay se siente bien caliente tu pene… y gemia lentamente al estar en esa posicion le dije que se quitara y volvi a cambiar lugar ahora la penetraba yo mientras el chiquillo solo veia como pidiendo mas, en cuanto ella se calmo le dije, penetrala ahora si y si quieres acaba no hay problema, parecia como no entender bien lo que le dije pero el se movia duro y desesperado, mientras el amigo del sillon ya se habia levantado y estaba cerca viendo el espectaculo, el chico que la penetraba dejo de moverse y le dije que se escondiera de la misma manera mientras terminaba el show.

Ahora para que no se pusieran raras las cosas volvi a tomar el lugar del que se quito, pero para mi sorpresa ya goteaba semen de mi mujer, no me preocupe por que no parecian gente de peligro con escasa experiencia como ellos, solo me dedique a continuar donde me quede ahora empuje a mi mujer contra la cama y quedo boca abajo y con la piernas cerradas, habilmente me subi sobre ella y la follaba mientras le mostraba al paciente amigo como hacerlo, bien le dije que no se recostara para que no se diera cuenta.

Sutilmente el se subio sobre la cama que afortunadamente era un colchon duro y no se sentia el movimiento. Ahora el otro chico la penetro, pero lo sorprende es que este si tenia el pene mas grande, de hecho el chiquillo este tenia el pelo rizo y muy moreno, pero no era negro. Se lo metio cuidadosamente y le empujaba y arremetia contra mi mujer ella parecia despertar poco a poco y le dije que mejor acabara, el chico se agarro de la cabecera y metia una y otra vez su pene en mi mujer, termino igualmente pero para mi sorpresa vi a mi mujer sonreirme y abrir un ojo…

Al principio me asuste y despues les dije que se fueran, ella me dijo que le habia gustado mi iniciativa pero que le avisara, ahora la voltee de misionero y con juguitos todavia acomode mi pene dentro de ella y terminamos juntos.

Al dia siguiente los chiquillos ya se habian ido y solo nos quedo el grato recuerdo.

Últimos Comentarios Agregados

No hay comentarios para este relato

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
CYBERSEXO

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Aceptar
X

Reportar relato