Esposa madura

Buscador de relatos ( Busqueda avanzada )

0.00 / 5 ( votos)

Esposa madura

Categoría: Sexo con Maduras Comentarios: 0 Visto: 10854 veces
Ajustar texto: + - Publicado el 12/03/2011, por: Anónimo

Mi esposa es una mujer de 50 años, muy bien conservada, pues a pesar de su edad todavía hay hombres que voltean a verla a su paso por la calle, ella al principio se molestaba por este hecho, pero yo la convencí de que era natural que siendo una mujer aun bella y con un cuerpo esplendido provocara que voltearan a verla a su paso, ella por su parte fue acostumbrándose a esta situación y ahora disfruta los piropos que a su paso escucha, aun de hombres mucho más jóvenes que ella.

Fue precisamente un joven que le hacía comentarios respecto a su bien conservado físico el que le llamo la atención y pensó en lo que sentiría estando con una persona que bien podría ser su hijo y decidió darle entrada, el al notar que mi esposa no se molestaba por los comentarios que hacia fue avanzando mas, invitándola primero a tomar un café, mi esposa acepto y quedaron de verse, el llego puntual a la cita y la invito a un café donde el ambiente era muy romántico, mi esposa le pregunto que porque había escogido ese lugar, pues el lugar era propio para ir con la novia y no con ella que solo era una amiga, él le respondió que la invito a ese lugar porque era muy tranquilo y se podía platicar a gusto, ya que en otros lugares el ruido era excesivo y tal vez a ella no le agradaría un lugar así.

Durante la plática con mi esposa él le confesó que ella le gustaba mucho y mi esposa le pregunto que si no se daba cuenta de que ella era una mujer mucho mayor que no podían pensar en tener alguna relación que no fuera solo de amistad, él le dijo que sabía que ella era mayor que él pero que eso no le importaba que solo quería conocerla mejor y ver que podía pasar entre ellos, mi esposa le respondió que entre ellos solo podía pasar que fueran amigos ya que no tenia intensiones de terminar de criar a un jovencito, pero él le respondió que no era necesario que terminara de enseñarle nada, ya que él había aprendido bastante a pesar de su edad y que respecto a terminar de criarlo eso si podía ser posible, ya que con los pechos que tiene podía criar a quien quisiera. Mi esposa se asombro un poco por el comentario respecto al volumen de sus senos, pero al mismo tiempo se sintió alagada y decidió seguir con el juego para que el chico terminara pidiéndole tener relaciones.

La siguiente ocasión que se vieron fueron al cine en donde el chico comenzó a tomarla de la mano primero y después intento abrazarla, cosa que mi esposa no le permitió en principio, diciéndole que se vería mal que un joven como el abrazara a una mujer mayor, entonces él le sugirió que fueran a otro lugar en donde la pudiera abrazar y mi esposa le pregunto a qué lugar pensaba llevarla en donde la pudiera abrazar, pues en cualquier lugar público se notaria que la estaba abrazando, él le respondió que podían ir a otro cine donde asistían parejas de todo tipo y ahí nadie pondría atención en lo que ellos hacían, pues incluso asistían parejas de homosexuales, mi esposa le dijo que eso era ir a un cine para adultos y que no le parecía bien que él la invitara a esos lugares, aun cuando ella deseaba que fueran a ese cine para ver hasta dónde estaba dispuesto a llegar el chico, él le dijo que entonces le permitiera abrazarla ahí pues deseaba poder abrazarla y besarla ya que pensaba que al aceptar salir con él, ella sabía que él quería poder tocarla y después tener relaciones, mi esposa le dijo fingiendo molestia que no era precisamente que ella quisiera tener relaciones con él, que para tener relaciones con un hombre ella deseaba primero conocerlo pues no sabía cómo reaccionaría después de tener relaciones, ya que ella no deseaba que después comentara con todos sus amigos lo que habían hecho, él le respondió que no tenia intensiones de platicarle a nadie lo que harían pues sabía que si lo hacia, ella no querría volver a verlo y él deseaba seguirla viendo, ante la respuesta del chico mi esposa le dijo que entonces aceptaba ir con él al cine que el suguería.

Se fueron al cine en cuestión y al llegar se sentaron en la sección para parejas, pero no era el cine al que nosotros acostumbramos ir, y en este la sección para parejas solo está delimitada por un cordón, por lo que mi esposa pensó que solo le permitiría algunas caricias y mostrarle lo senos en el mejor de los casos, en seguida su joven acompañante la abrazo y busco su boca, mi esposa accedió a besar al chico y el trato de tocar de inmediato sus senos por sobre la blusa, mi esposa le dijo que no fuera tan de prisa que primero la excitara un poco y después ya verían si ella deseaba que la tocara, el acepto y se limito a besarla de la manera más apasionada posible, mi esposa mientras tanto pensaba en que a pesar de ser muy joven él podría brindarle momentos llenos de pasión y comenzó a pensar cómo y en donde le permitiría a su joven compañero tener relaciones con ella, mientras tanto él seguía besándola y de nuevo comenzó a tocar los senos de mi esposa por sobre la blusa, ella ya no retiro la mano y dejo que el sobara libremente sus senos comenzando a excitarla, mi esposa discretamente desabrocho dos botones de su blusa y él de inmediato metió su mano dentro de la blusa para poder tocar los senos sobre la delgada tela del sostén que llevaba mi esposa, después comenzó a meter la mano bajo la tela del sostén para tocar directamente la piel, mi esposa que se sentía ya bastante excitada hizo a un lado la tela del sostén y le permitió de esa manera que él pudiera tocarle libremente el seno que tenía en la mano, después se desabrocho el sostén y le dijo que si deseaba podía besar sus senos, él de inmediato lo hizo calentando inmediatamente a mi esposa quien le pidió que pasara su lengua alrededor del pezón pues esa es una caricia que le gusta mucho, él obedeció inmediatamente y comenzó a besar y a pasar su lengua por todo el seno de mi esposa, ella por su parte comenzó a tocarle la verga, que ya estaba bastante dura, por sobre el pantalón y después le pidió que se la sacara para que ella también le brindara el mismo placer que él le estaba dando, el chico se saco la verga de inmediato y mi esposa procedió a masturbarlo suavemente hasta que sintió que él estaba próximo a eyacular y entonces detuvo las caricias, pues no deseaba que él se viniera tan pronto.

Mientras esperaba a que al chico se le pasaran las ganas de eyacular, mi esposa se concentro en recibir las caricias que le proporcionaba en sus senos, y cuando calculo que ya no había riesgo de que su compañero se viniera volvió a tomar la verga entre sus manos y volvió a masajearla suavemente, después le pidió a su compañero que dejara un momento de tocar sus senos y le pregunto que si le gustaría que ella le chupara la verga, él respondió de inmediato que si y mi esposa se acomodo para poder introducirse aquella verga en la boca, cuando se agacho para comenzar a mamarle la verga pudo ver que estaba de muy buen tamaño y se imagino los momentos de placer que le podría proporcionar, mientras ella le mamaba la verga el chico comenzó a tocarle las nalgas, mi esposa le sugirió que subiera un poco la falda para que pudiera acariciarla más libremente, él le subió la falda dejando las nalgas de mi esposa al descubierto y pudo contemplar aquel par de magnificas nalgas solo cubierta por una breve tanga de hilo dental, mi esposa se introdujo la verga en la boca y comenzó a succionarla suavemente mientras recibía las caricias del chico que recorría con su mano sus nalgas, después de un rato de estar mamándole la verga el chico le dijo que estaba a punto de venirse y mi esposa se separo y volvió a masajear la verga para permitir que él se viniera y después de eso se incorporo y se coloco el sostén bajándose también la falda para indicarle su compañero que era hora de retirarse, él le dijo que deseaba poder tener relaciones con ella, pero mi esposa le dijo que no, que por ese día era más que suficiente y el tener relaciones lo dejarían para una próxima ocasión, salieron del cine y mi esposa ya no permitió que la abrazara, solo caminaron juntos hasta el estacionamiento donde había dejado el coche mi esposa y se despidieron.

Cuando llego a la casa mi esposa me platico como le había ido con el chico y me dijo que estaba pensando cómo ir con él a un hotel de una manera discreta, yo le dije que ir a un hotel no era muy discreto, pero que el día que decidiera tener relaciones con el chico se llevara mi coche que tiene los vidrios polarizados y de esa manera no sería tan notorio quienes iban dentro del coche, le pareció buena la idea y después de asearse nos fuimos a la cama en donde me toco calmar la calentura de mi mujercita.

La siguiente semana me comento mi esposa que saldría nuevamente con el chico y que pensaba que él desearía ir a un hotel, por lo que me dijo que se llevaría mi auto, yo le sugerí que fueran a algún hotel en donde pudieran llegar con el coche hasta la habitación, ya que de esa manera si el chico manejaba, ella no tendría que bajarse del coche hasta que se cerrara la puerta de la cochera, ella acepto la recomendación y se acordó de un hotel al cual habíamos ido nosotros en alguna ocasión.

El chico paso por mi esposa a su trabajo y la invito a comer, durante la comida él le recordó que ella había dicho que la siguiente ocasión en que se vieran tendrían relaciones, mi esposa reconoció que había dicho que tendrían relaciones, pero le dijo también que a ella le daba pena entrar a un hotel con alguien tan joven como él, pues pensarían que era una asalta cunas, él le dijo que podrían ir a un hotel en el cual ella no se tuviera que bajar del coche hasta llegar a la habitación, mi esposa le respondió que le parecía buena idea y le pregunto que si sabía manejar, él le respondió que sí, entonces mi esposa le dijo que él manejaría e irían al hotel que ella le indicara, pagaron la cuenta y se retiraron del restaurant para dirigirse al hotel que mi esposa había elegido.

Cuando llegaron al hotel el encargado les señalo una cochera abierta en la cual metieron el coche y el chico se bajo a pagar y a cerrar la puerta de la cochera, una vez cerrada la puerta mi esposa se bajo del coche para dirigirse al interior de la habitación seguida por su joven compañero, el cual una vez dentro de la habitación de inmediato abrazo a mi esposa y comenzó a besarla con fuerza, mi esposa se separo un poco de él y le dijo que no se apresurara ya que tenían el resto de la tarde para disfrutar y le pregunto qué era lo que más le gustaba de ella, él le respondió que todo su cuerpo pero en especial los senos y las nalgas, ante la respuesta mi esposa le pregunto que si le gustaría verle los senos, él respondió que sí, pues aun cuando ya se los había visto en el cine la penumbra del lugar no le permitió verlos bien, mi esposa entonces le dijo que se quedara en donde estaba y ella se sentó en la cama bajando totalmente el cierre del vestido que llevaba puesto para permitirle verla por primera vez semidesnuda, ella noto como de inmediato la verga del chico crecía debajo del pantalón y se imagino el placer que le proporcionaría durante aquella tarde.

Una vez que él chico se recreo mirando los senos de mi mujer, se acerco a ella y comenzó a tocarlos suavemente como lo había hecho en el cine, provocando que mi mujer comenzara a gemir placenteramente, después procedió a mamarlos succionando cada pezón como diría él para terminarse de criar, mi esposa se recostó en la cama para permitir que su compañero se colocara a su lado y pudiera tocarla más cómodamente y aprovecho para comenzar a tocarle la verga por sobre el pantalón, notando que al contacto con su mano esta crecía aun mas, después le desabrocho el pantalón y saco la verga para comenzar a mamarla suavemente, el chico dejo de acariciar a mi esposa y se concentro en disfrutar de la mamada que le estaban dando, luego de unos minutos de mamar la verga mi esposa le pidió a su compañero que le tocara la vagina y el clítoris en especial para que ella se lubricara bien y estuviera lista para que se la cogiera, él de inmediato se concentro en tocar suavemente el clítoris de mi esposa hasta que logro que tuviera un primer orgasmo que la hizo desear tener la verga dentro de su mojada vagina.

Después del orgasmo alcanzado mi esposa le dijo a su compañero que estaba lista para recibir su verga, el se acomodo entre las piernas abiertas de mi esposa y le coloco la verga en la entrada de la vagina para comenzar a introducirla lentamente hasta llegar al fondo, contrario a lo que mi esposa esperaba, pues al ver la ansiedad del joven pensó que le metería la verga de un solo golpe, una vez que llego al fondo comenzó a entrar y salir de una manera lenta acomodándose de manera que al mismo tiempo que le metía la verga le mamaba los pezones dándole así un gran placer a mi esposa quien empezó a gemir pidiéndole que no parara de cogérsela, después de unos minutos mi esposa alcanzo un nuevo orgasmo pero su compañero no altero el ritmo de sus penetraciones haciendo que mi esposa gritara por el placer que sentía y le pedía que le diera más fuerte y que no dejara de mamarle los pechos, el incremento el ritmo de sus embestidas y continuo mamándole los senos hasta que mi esposa alcanzo un nuevo orgasmo tan intenso que parecía que estaba orinando en lugar de estarse viniendo, fue tan intenso el orgasmo que mi esposa le pidió que le sacara la verga y la dejara descansar un rato, el saco la verga y se recostó a un lado de mi esposa preguntándole si había gozado, ella le respondió que tenía mucho tiempo de no gozar tanto, después de unos minutos de descanso el chico comenzó a tocarle nuevamente el clítoris a mi esposa para excitarla nuevamente, ella al sentir las caricias volvió a desear la verga dentro y se levanto para montarse sobre la erecta verga de su compañero y de esa manera ser ella la que controlara el ritmo de la penetración.

En la nueva posición en que se encontraba sus pechos colgaban frente a la boca de su compañero y el volvió a besarlos para darle más placer a mi esposa quien comenzó a moverse rápidamente para gozar de la verga de su joven compañero, después de unos minutos de estar cogiendo de manera muy intensa el chico le aviso que estaba por venirse y mi esposa le dijo que lo hiciera pues deseaba sentir la tibieza de su semen dentro de ella, el comenzó a derramar su semen abundantemente dándole así un gran placer a mi esposa, pues ella disfruta mucho al sentir la tibieza del semen en su interior, cuando el acabo de arrojar su semen mi esposa creyó que sería todo por esa tarde, pero estaba equivocada.

Pasados unos minutos el chico comenzó a tocar nuevamente los senos de mi esposa para después mamarlos suavemente pasando su lengua por los erectos pezones, mi esposa se incorporo un poco al sentir las caricias en sus senos y se dio cuenta que su compañero tenia la verga nuevamente parada y lista para seguir dándole placer, le pregunto que si aun tenía ganas de seguir cogiendo y la respuesta fue que tenía ganas de seguir cogiéndosela el resto de la tarde, mi esposa pensó en que debía darle gracias a la juventud de su compañero que le permitiría seguir gozando de una buena cogida por un buen rato mas.

Después de recibir una buena mamada en sus senos mi esposa deseo nuevamente tener la verga dentro de su mojada vagina y le pidió a su compañero que se la volviera a coger, el le pregunto de que manera quería que se la cogiera y mi esposa se acomodo apoyada en sus rodillas y flexionando los brazos para apoyarse en sus codos y ofrecer así sus ricas nalgas para que las contemplara su compañero mientras se la cogía, el chico se situó inmediatamente detrás de mi esposa y le metió la verga para comenzar a cogérsela nuevamente, luego de estar gozando de la verga un rato mi esposa comenzó a tocarse el clítoris para darse mas placer y alcanzar un nuevo orgasmo después del cual se tendió sobre la cama y colocándose boca arriba le dijo a su compañero que colocara su verga entre sus senos y la pasara simulando cogérsela, el se monto sobre el torso de mi esposa y coloco su verga la cual fue rodeada por los senos de mi esposa quien le pidió que comenzara a moverla suavemente, ella cuando la punta de la verga salía de entre sus senos le daba unas ligeras chupadas a la punta dándole así mas placer a su compañero, después de estar un rato gozando con la verga entre sus senos mi esposa le pidió a su compañero que volviera a metérsela, el se acomodo entre las piernas de mi esposa y volvió a clavarle la verga hasta llegar al fondo de la vagina y luego comenzó a moverse rápidamente para que mi esposa gozara con la cogida hasta que alcanzo un par de orgasmos más y después su compañero se volvió a vaciar dentro de su vagina inundándola con su semen, después descansaron un rato mientras pidieron que les llevaran una bebida ya que ambos estaban sudando por el esfuerzo hecho.

Mientras tomaban su bebida mi esposa le pregunto a su compañero que si aún deseaba volver a cogérsela respondiéndole el que todavía le faltaba probar su orificio trasero, mi esposa le dijo que en ese caso no dejara de acariciarle el clítoris para que ella continuara excitada y así consintiera que se la cogiera por el ano, el de inmediato volvió a tocar suavemente el clítoris de mi esposa y luego de unos minutos le provoco un nuevo orgasmo, mi esposa le pidió que le volviera a meter la verga en su vagina para lubricarla y después de unas cuantas bombeadas se acomodó apoyada en su manos y sus rodillas para que su compañero se situara detrás de ella y le colocara la verga en la entrada de su orificio anal el cual lubrico con los propios jugos de mi esposa y después procedió a metérsela lentamente para que mi esposa se adaptara al tamaño de su verga y luego de unos instantes mi esposa comenzó a mover sus nalgas para indicarle que estaba lista para que le metiera y le sacara la verga, ella por su parte comenzó a tocarse el clítoris para darse mayor placer, el chico comenzó a moverse lentamente al principio incrementando poco a poco el ritmo de sus embestidas hasta que logro que mi esposa gozara con la cogida que le estaba dando y para demostrárselo comenzó a darle unos suaves apretones a la verga cada vez que le llegaba al fondo de su ano, el chico no resistió mucho al tratamiento que mi mujer le daba y termino por venirse en el interior del ano de mi esposa arrojándole todo el esperma que le quedaba en los huevos, después de que se vino se dejó caer a un lado de mi esposa quien se tendió boca abajo en la cama para recibir las caricias de su compañero en las nalgas, después de descansar un rato mi esposa se levantó y se fue a bañar invitando a su compañero a bañarse junto con ella, él la acompaño y después de enjabonarse mutuamente mi esposa fue penetrada nuevamente en la regadera para después vestirse y salir del hotel para dirigirse a la casa.

Una vez que llego a la casa me dijo que venía muy cansada que si no me importaba quería dormir y al día siguiente me contaría como le había ido en el hotel, le dije que no había problema que se durmiera y después me contaría como le había ido, aun cuando por el estado en que llego me imagine de inmediato que había cogido toda la tarde.

Al día siguiente cuando regrese del trabajo mi esposa me platico como había disfrutado la tarde anterior en el hotel y como el chico la había penetrado en varias ocasiones incluyendo la penetración anal y por último en la regadera, por lo que había terminado muy cansada, al recordar y contarme como la había pasado la tarde anterior nos calentamos los dos y terminamos cogiendo muy rico, también me comento que el chico le había pedido que se vieran la siguiente semana para ir nuevamente al hotel, y que estaba pensando que repetiría la sesión pero esta vez pensaba regalarle a su amante un exhibición en ropa interior, le dije que seguramente lo excitaría mucho y la haría disfrutar aún más que la primera vez.

Últimos Comentarios Agregados

No hay comentarios para este relato

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
CYBERSEXO

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Aceptar
X

Reportar relato