Mi profesora y yo

Buscador de relatos ( Busqueda avanzada )

0.00 / 5 ( votos)

Mi profesora y yo

Categoría: Sexo con Maduras Comentarios: 0 Visto: 17548 veces
Ajustar texto: + - Publicado el 03/01/2010, por: Anónimo

Hola me llamo Cristian y tengo 19 años. Acabo de conocer esta web y os quiero contar una historia con mi profesora de francés hace dos años.

Ella se llamaba Fina y estaba bien físicamente pero la cara no era muy guapa. Era pelirroja, de labios finos y con una sonrisa que me ponía a cien. El año pasado también me daba clase, pero no me excitaba en sus clases. En la clase del año pasado éramos 27. Este año, era yo y 11 compañeros más, con tres chicas, una rubia y dos morenas. Un día se puso un vestido un poco trasparente, blanco y me excitaba en mi interior y me daban ganas de masturbarme sin que le importaran a nadie. Ese día, le pregunté la nota de mi último exámen. Saqué un 9, y con ese vestido a solas y sin ningún profesor en su departamento, mi polla creció. Quise cubrírmela, pero no podía, y me fue inmediatamente. Por la tarde quedé con unos amigos en la biblioteca de mi instituto. Me fui al baño a mear, pero estaba saliendo de hacer unas fotocopias. Me preguntó sorprendentemente con mi alargamiento de pene:

– ¿Cómo llevas eso (refiriéndose a mi polla)? -dijo ella.

En ese momento me quedé a cuadros, quería llevármela al baño, pero me verían y meter mi polla que volvía a crecer. Le contesté que me gustaba y me encantaría quedar en un sitio en el que no nos viese nadie. Ella vivía en Murcia, y yo en un pueblo de 20.000 personas. Me contestó un "oui". Esa noche, quería masturbarme, pero no podía, debía reservarme la leche para, posiblemente, meterla.

El domingo por la tarde, me llevó a su casa con la seguridad de que nadie nos viera. Me llevé dos condones, por si acaso, aunque yo no quería follarla sino que quería darle un beso sin más. Me ofreció un zumo y ella se tomó otro. Yo era poco atractivo, había chicos más fuertes que yo y me sorprendió que me besara fuerte durante un minuto. Tiramos los vasos y la besé. Nos desnudamos y follamos en su salón. Me encantó, me guió cada vez que a ella le penetraba por delante y por detrás. Estaba tan nervioso que no me podía poner el preservativo y ella me ayudó con un beso en mis labios gruesos. Al quitarme la ropa, le vi sus senos que eran normales un poco pequeños para mi gusto, pero me excité porque era mi profesora y yo no pensaba que iba a follármela en su casa. Mi polla era normal, pero le gustó:

-Cristian, ¡fóllame por delante, cógeme los dos muslos y métemela, por favor y házmelo rápido!
-Vale, hazme tú sentir tu alumno preferido.

Tras dos minutos de jadeos, pasé a la mesa de su salón, ella se acostó y le penetré la polla, yo levantado. Disfruté con eso y estuve a punto de correrme, pero ella me dijo que se la metiera por el culo. Yo le dije que me iba a correr, me excitaba mucho esa situación. Ella me dio un beso en la mejilla y un beso con lengua y me susurró al oído que me quería ver follando muy rápido. Me quitó el preservativo, y me animó a que se la metiera. Duré tres minutos y medio y me corrí en su culito francés. Nos duchamos y me dijo que quería grabar un vídeo como éste con una traductora atractiva francesa que yo conocía.

El día siguiente, en el recreo nos fuimos a su departamento y nos besamos y nos metimos manos, tanto que mi polla se alargó, pero no me fui y le chupé las tetas. Al terminar, me dio sus bragas, para que el viernes por la noche, masturbarme sobre las bragas y ponerme como una moto para la grabación del vídeo.

Últimos Comentarios Agregados

No hay comentarios para este relato

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
CYBERSEXO

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Aceptar
X

Reportar relato