Mi suegra anal

Buscador de relatos ( Busqueda avanzada )

0.00 / 5 ( votos)

Mi suegra anal

Categoría: Sexo con Maduras Comentarios: 0 Visto: 56518 veces
Ajustar texto: + - Publicado el 03/09/2009, por: Anónimo

Mi Suegra Anal

El sexo es el resultado de dos pasiones

Sentí una explosión de placer cuando me corrí en ese culo jugoso que tiene mi mujer, encendí un cigarro y me recosté en la cama, Jorge quiero pedirte un favor me dijo Claudia, mi madre quiere visitar una hermana y me pidió que te dijera que si la podemos llevar, le dije que podríamos ir el fin de semana y así aprovechamos para salir, bien me dijo ella saldremos el viernes cuando salgas del trabajo.

Ese viernes salí temprano del trabajo empacamos y pasamos por la casa de Julia que es la mama de mi mujer, su marido no la pudo acompañar ya que tenía que trabajar el fin de semana, durante el trayecto hilamos hablando de la familia, hasta que tocamos el tema del sexo, mi mujer le hizo una broma sobre que iba a estar sola esos dos días, se rió pero también hizo un suspiro, nos comento que con su marido ya no tenían relaciones y que ella creía que se debía a que el tenia otra mujer, mi suegra es una mujer que a pesar de tener 45 años se mantiene muy bien, unos pechos aun parados y un culo realmente muy rico, su boca es sensual y me imagino que si ella lo quisiera y se preocupara mejor por su figura seria fantástica.

La plática subió de tono cuando hizo un comentario muy suspicaz, dijo la vida con Adrián, ha sido un poco difícil con decirles que en 20 años de casados aun no sé lo que es tener un orgasmo, aquellas palabras provocaron un silencio el cual rompí por la situación y le dije bueno eso quiere decir que este fin de semana no va a ser nada especial, seguimos hablando y llegamos donde su familia, nos llevamos una sorpresa ya que no había nadie en la casa y un vecino nos dijo que la hermana de ella desde hacía una semana se había ido para donde su madre.

Le dije a mi mujer a su madre que para no desperdiciar el viaje el cual había durado 4 horas, nos quedáramos en un hotel y que disfrutáramos del campo ese fin de semana, las dos aceptaron y nos trasladamos a un hotel en las afueras de la ciudad, por la noche decidimos visitar la discoteca que había en el hotel, baile unas dos canciones con mi mujer y luego saque a mi suegra quien ya se había tomado varios tragos de ron, le dije que como se sentía y me contesto que desde hacia tiempo no salía y disfrutaba, que envidiaba a mi mujer porque si lo podía hacer, no sé porque saque el tema del orgasmo y le pregunte que si era cierto su comentario a lo que me contesto mire Jorge disculpe lo que dije pero es que he estado mal con Adrián pero es la verdad.

Claudia se sentía un poco mal porque, andaba con su periodo y nos dijo que se iba para la habitación, me pidió que me quedara con su mama ya que se estaba divirtiendo le dije a mi suegra que ya regresaba y acompañe a Claudia a su habitación se tomo dos pastillas para dormir y la deje, al regresar mi suegra me dijo que bailáramos un bolero que a ella le gustaba, sentí como su abrazo despertaba una sensación de erótica, la sangre fluyo a mi pene de tal forma que sentí una erección misma que también sintió Julia, sentí pena e intente retirarme, porque tan esquivo Jorge, que no te de pena yo siento igual o acaso crees que soy de madera, tu olor a hombre me ha despertado un deseo morboso y aunque eres el marido de mi hija no lo puedo evitar.

Nos que damos en la pista besándonos, ella acariciaba mi pene con su pierna sentí sus gemidos acompañados de temblores corporales, no pude mas y le dije que subiéramos a la habitación, al cruzar la puerta se me abalanzo de una forma que me hizo perder el equilibrio , sentí como esa fiera dentro de Julia salía y se mostraba sexualmente agresiva, ella había llevado una botella de ron a la habitación, saco delicadamente mi verga se tomo un trago y reteniéndolo en su garganta comenzó a mamarme, fue una sensación extraña el licor y su boca sensación que me provoco una lujuria, me dijo que no sabía muy bien como mamar sin embargo lo hacía de forma maravillosa, aun mas cuando intentaba tragársela toda, tome un cigarro ya que es algo que me gusta cuando me están mamando y disfrute su ardiente mamada.

Le dije Julia quiero que sientas mi lengua en tu concha, ella se retiro de mi verga chorreando semen el cual saboreaba ardorosamente, he hice lo mismo que ella tome un trago de ron y comencé a mamarla inmediatamente sus gemidos fueron en aumento, jugos procedentes de su ardiente concha comenzaron a brotar de mi boca, ella apretaba una almohada con furia y pasión, al tiempo que yo introducía mi dedo en ano aquella sensación nueva para ella provoco un quejido que debió haberse escuchado por todo el hotel, sus movimientos cadenciosos al principio se volvieron agresivos e iban en aumento, hasta que sentí unas contracciones en su vulva y en el ano, mi suegra me daba su primer orgasmo y lo disfrutaba a plenitud, continué mamándola suavemente por varios segundos más.

Su respiración se fue normalizando y con la cara cubierta por la almohada, me dijo que tenía pena no por lo que hacíamos si no por sus quejidos, le dije que estaba bien que expresara sus emociones, le introduje mi pene y estaba complemente mojada la penetración le produjo elevar nuevamente su lívido y comencé a disfrutar aquella mujer que a través de sus besos mostraba una necesidad reprimida durante años, le dije que quería penetrarla por el culo y me dijo que nunca lo había hecho, quise responderle pero solo logre decirle voy hacerte suave mami, comencé a introducir mi verga suavemente estaba tan excitada que ella misma retrocedía su culo para metérsela toda, sus quejidos lastimeros me excitaban aun más la estaba disfrutando cuando me dijo dame toda tu leche Jorge, esas palabras hicieron que estallara en una corrida dentro de su culo, al mismo tiempo que ella gritaba envuelta en su segundo orgasmo, la saque con una sensación de placer y agotamiento.

Esa noche mi mujer no despertó y al día siguiente salimos de compra y mire a mi suegra hablando con Claudia, por la noche esta me dijo que su madre la había dicho que había pasado la mejor noche de su vida, que después que la deje se encontró con alguien y bailo toda la madrugada y me pidió que no lo comentara con su padre.

Últimos Comentarios Agregados

No hay comentarios para este relato

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
CYBERSEXO

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Aceptar
X

Reportar relato