Por No Quedarme Con la Curiosidad

Buscador de relatos ( Busqueda avanzada )

Categoría: Zoofilia Comentarios: 0 Visto: 10603 veces
Ajustar texto: + - Publicado el 04/07/2012, por: Anónimo

De una vez les aviso el relato está bastante largo así que tengan tiempo disponible para leerlo pensé en publicarlo en dos partes, pero no me gusta jeje así que si tienen que dejar de leerlo recuerden en que parte se quedaron aun que en lo personal les recomiendo que lo lean todo de corrido, está el doble de largo que cualquier relato que haya escrito.

Tenía poco tiempo de haberme iniciado en la zoofilia, escasos tres o cuatro meses aun iba en el colegio y a partir de lo que sucedió con káiser mi curiosidad por la zoofilia había aumentado, mantenía relaciones con káiser casi a diario llegando de la escuela y en internet investigaba sobre el tema, encontré muchos videos y conocí mucha gente que al igual que yo había tenido experiencias zoo o tenían curiosidad y por lo mismo mucha información que me ayudo mucho a sacarle el máximo placer a esta nueva experiencia, había leído algunos relatos de chicas que comentaban que habían encontrado una perra en celo y con un pañuelo que pasaban por los genitales de la perra para que se impregnara de su olor y así atraer más perros, a decir verdad yo no creía eso, digo, si sé que los perros tienen un súper olfato y sabía sobre las feromonas y ese tipo de cosas pero no creía que fuera tan poderoso como decían esas chicas, también ya había visto perras en celo y si atraían más a los perros pero supongo que no le había dado importancia ya que en ese entonces ni siquiera sabía sobre la existencia del zoo, así que para desmentir eso decidí probar.

A partir de ese día en que decidí probar tome un pañuelo de tela de mi papá y lo llevaba conmigo todos los días a donde quiera que fuera por si encontraba alguna perra en celo pero no tenía nada de suerte y pasaron los días y hasta semanas sin encontrar a ninguna, y a Emily mi perra aun le faltaba mucho para estar en celo, mi escuela quedaba algo cerca podía irme caminando de mi casa y en menos de media hora ya llegaba, todos los días me iba caminando y cambiaba la ruta para ver si mi suerte era otra, pero anda, si encontraba perras pero ninguna en celo.

Ya había pasado un buen tiempo sin encontrar a ninguna de hecho ya ni me acordaba del asunto cuando un día en noche se escuchaban muchos ladridos y perros que peleaban frente a mi casa, yo me encontraba haciendo un trabajo final y ya eran como las 2 de la madrugada cuando escuche ese ruido, al principio me espante y mis perros corrieron al zaguán de la casa para ladrar a los perros, era un ruidero impresionante, varios vecinos se despertaron, dentro de ese escándalo de ladridos, gruñidos y peleas había un perro que aullaba mucho de dolor, pensé que lo estaban agrediendo solo a él y pues lo lastimaban, uno de los vecinos salió y les aventó unas cubetadas de agua para ahuyentarlos y si se fueron pero a la esquina jaja poco a poco se fueron distanciando más pero debido a que ya era de madrugada y casi no había ruido a pesar de que los perros ya se encontraban lejos aun se escuchaba el ruido de la pelea.

Por la mañana mientras desayunábamos mi mamá comento si habíamos escuchado el ruido de los perros en la noche y yo le comente que si por qué estaba haciendo un trabajo no me asome a ver pero se escuchaba que eran muchos perros, entonces mi mamá dijo que el vecino de enfrente que fue que les hecho agua vio que era una bola de muchos perros que andaban tras una perra que estaba en celo y que ella fue la que aullaba pues los perros la mordían en las peleas por montársela pensé perra en celo??? Lo que buscabas Yuri esta es la oportunidad- termine de desayunar y todo con normalidad para irme a la escuela, tome mis cosas y me fui al colegio caminando, busque por varias calles eh hice el recorrido más largo que pude a la escuela pero nada, durante todo el día en clases ni pude concentrarme ni prestar tantita atención por estar pensando en cómo hacerle para encontrar a esa perra, hasta mis amigas me decían que estaba como ida, salí de clases y me dirigí a mi casa algo triste por no encontrar a la perra, faltaban unas 5 calles para llegar a mi casa y había muchos perros recostados a lo lardo de la calle, me dio un poco de miedo pasar por ahí si uno me comenzaba a ladrar sin duda se me echarían enzima, así que me armé de valor y no les voy a mentir, toda temblorosa atravesé la calle cuando iba a la mitad de la calle un perro café venia corriendo seguido de otros perros que le ladraban como si quisieran matarlo, ese perro café era muy flaco y venía aullando, tenía una patita lastimaba y se dirigía corriendo hacia donde yo estaba, mi miedo aumento, los demás perros se levantaron y comenzaron a ladrar y e iban a interceptar al perro café, yo espantada corrí hacia un poste de luz (como si el súper poste me pudiera proteger) estaba muy asustada, nunca había visto tantos perros y menos así estaban como poseídos eran muy agresivos con ese perro café, yo estaba temblando del miedo me acuerdo claramente hasta la piel se me puso chinita tan solo de recordarlo jeje, el perro café corría hacia donde estaba yo, al ver eso dije no perrito no vengas acá por favor no vengas, el perro dio la vuelta antes de llegar a donde yo estaba y fue arrinconado en una barda por los demás perros que fácilmente eran unos 10 o más. Todos los perros le gruñían a ese perro y él hacía lo posible por defenderse pero eran muchos cuando ladraba a un lado otro perro le mordía una pata por otro lado, -pobrecito es su fin- pensé y justo antes de darme la fuga vi como uno de los perros se le intento montar pero el perro café no se dejo

O.O La perra!!! O.O

Me quede a pensar cómo obtener una muestra de la perra pero mi miedo era mucho eran muchos perros, si intentaba algo posiblemente me morderían y no había nadie en caso en caso que me ayudaran en caso de que eso pasara, mientras a la pobre perra le estaba yendo como en feria (así decimos en México cuando a alguien lo golpearan muy feo o le va muy mal) mordidas por todos lados no dejaban de agredirla, reuní todo el valor que me quedaba después de haber reunido antes para entrar a la calle jaja saqué el pañuelo de mi mochila, me acerque a los perros y en un momento que quedo un espacio libre me colé rápidamente hacia la perra, los perros guardaron silencio y me miraron fijamente, la perra voltio a verme y comenzó a chillar, me agache hacia la perra y rápidamente pasé el pañuelo por sus partes, me puse de pie y salí casi corriendo de ahí, jajajaja me acuerdo que le dije ahí te quedas jajajajajajaja gire la cabeza para ver si algún perro me seguía pero no, comenzaron a ladrarle a la perra nuevamente y esta se echo a correr de nuevo alejándose de ahí seguida por los perros.

Camine a mi casa y podía sentir mi corazón como latía muy rápido y fuerte, mi respiración era agitada y sentía un hormigueo en mis manos supongo que era la adrenalina que se liberó al hacer eso, iba toda temblorosa a mi casa pero satisfecha por haber obtenido por fin una muestra de las vagina de una perra en celo.

Entre a mi casa y me dirigí a mi cuarto de inmediato, no hice caso para nada a káiser ya había sido mucho emoción para un día jeje, me senté en mi cama, deje mi mochila en el suelo y mire fijamente el pañuelo que tenía en la mano, el pañuelo era blanco pero estaba manchado de algo como color amarillo con pequeñas manchitas de sangre, se notaba viscoso, parecía más esperma que otra cosa, lo acerqué a mi nariz para olfatearlo y waaaaa, olía feo, jaja no me gusto era un olor muy desagradable, era parecido al olor del esperma de káiser pero mucho más fuerte y me dio asco y lo aleje.

Ese día hice mi tarea y el resto del día transcurría con normalidad a excepción de que no tuve relaciones con káiser, en momentos me entraba la calentura y pensaba como sacarle provecho a ese aroma y si sería verdad lo de los relatos de las chicas, entonces recordé que una de las chicas se había puesto en su panty trapo que tenía el aroma a perra y así consiguió que un perro callejero se la tirara, yo no tenía intenciones de que me follara un perro de la calle solo quería saber si ese truco de aroma a perra en celo funcionaba.

Al siguiente día me dispuse a irme a la escuela cuando termine de vestirme recordé el pañuelo pero no sabía cómo sujetarlo a mi calzoncito, si lo ponía solamente así como una toalla sanitaria se podría caer al caminar pues no lleva pegamento como las toallas, una lycra si con la lycra no se cae, me quite el calzoncito que llevaba y me puse una licra morada con la que a veces me iba a entrenar, antes de subirla totalmente coloque el pañuelo en mi vaginita y subí la lycra, me vi al espejo y se veía como si fuera una toalla sanitaria pero como la cubriría la falda del uniforme no se notaba.

De camino a la escuela varios perros se acercaban pero como curioseando y olfateando pero ninguno agresivo todos se acercaban muy mansitos, cosa que me gusto mucho, me sentía atractiva, sexy, cachonda jeje y comencé a caminar de manera mas sexy levando mi colita jeje al llegar a la escuela ya traía atrás de mi como a 5 perros pero se quedaron con las ganas jeje. Al regresar a mi casa fue lo mismo y eso me hacía sentir muy linda y coqueta, ese día de igual manera no le hice caos a káiser no se era una sensación extraña, me sentía satisfecha no quería tener relaciones con káiser era feliz siendo una perrita cotizada jajaja.

Al día siguiente hice lo mismo pero pensé en verme más sexy y coqueta para mis nuevos admiradores, me maquillé como si me fuera a una fiesta y hasta me puse zapatos de tacón, no muy alto por que en la escuela no dejaban pero lo suficiente para modelar mis piernas y que se levantara mi respingada colita, y subí un poco más mi falda (más de lo que ya estaba) y apenitas tapaba mi colita, salí rápidamente de mi casa para que mis papás no me viera y me regañaran o me mandaran a cambiarme, tome otro camino a la escuela para tardarme más, en el camino varios perros se acercaban y no solo a los perros excitaba ya que en muchas ocasiones escuche chiflidos y piropos uno de ellos muy divertido y solo lo eh escuchado en esa ocasión y lo dijo un chico que iba gritando en un camión Chiquita, si eres virgen te la mamo incado- jajajaja me encanto ese piropo muy naco pero me gusto, pero el que más me enloqueció y me puso a mil fue el que me dijo un señor desde una ferretería Vamos a coger perra!!!!- uuuuuuuuuuyyyyy no me hubiera dicho eso que me creí mas mi papel de perra en celo, unas cuantas calles antes de llegar a la escuela uno de los perros se propaso conmigo, se acerco a mis piernas por detrás mientras yo caminaba y levanto su hocico para olerme las nalguitas debajo de mi falda, oyeeeeeee y lo aleje con mi mano tranquilo aquí nos pueden ver- nuevamente al llegar a la escuela llevaba otros 5 perros a cuestas pero igualmente se quedaron con las ganas.

Durante la escuela nuevamente mi mente estaba en el limbo zoofilico jaja, pensaba en lo que ese perro me había hecho y en el piropo que me dijo el de la ferretería, me imaginaba una y otra vez siendo acosada por una jauría de perros y siendo poseía por todos ellos, cogiendo en la calle, con káiser, con los perros de ayer, hasta me imagine siendo atacada como la pobre perra que me ayudo a cumplir esto. No había duda es una realidad que el aroma a perra en celo enloquece a los perros. De tanto estar pensando en esas cosas decidí que ese día cogería como loca con káiser.

Salí de la escuela y me dirigí rápidamente a mi casa, pero mejore decidí tomar otro camino para conocer nuevos perros, di vuelta en una calle y me fui caminando por calles por las que pocas veces en la vida había pasado y estaba muy feo, muchos terrenos baldíos, casas feas, gente fea, la colonia donde vivía no era residencial ni nada de eso pero era bonito comparado a esas calles, hasta miedo me empezó a dar, los señores salían de sus negocios o sus casas cuando yo pasaba por enfrente e igual me piropeaban y decían todo tipo de vulgaridades y eso m encanta jiji, ya traía detrás de mi dos perros, uno gris corpulento callejero desde luego pero se veía saludable muy peludo y algo sucio pero saludable y otro negro un poco más chico que el gris pero aun de buen tamaño casi como káiser los dos y cruzo por mi mente la idea más sucia y perversa que creo yo eh tenido en mi vida.

Y si lo hago con esos dos perros???

Voltee a ver si había gente, si había pero muy poca un par de señoras, un niño y un señor, dispersos en la calle, había un gran baldío lleno de hierbas y tierra aquí???…No sé que tenía en la mente, no sé qué pasaba conmigo, sé que soy muy pervertida y lo que quieran pero tener esos pensamientos era desconcertante un tantito de razón intentaba hacerme reaccionar pero el deseo y la lujuria era mucho, y sin pensarlo más me metí al fondo de ese lote baldío, me fui hasta el fondo donde había la barda de una casa, me escondí detrás de las hierbas para que no me vieran y ya estando ahí vi lo sucio del lugar, las arañas (soy un poco aracnofóbica), la basura, tierra, como podía estar yo ahí pensando en ser follada por perros callejeros???, pero ya no había marcha atrás ya estaba todo puesto solo faltaba yo, dejé mi mochila en una piedra limpia y bajé la lycra, al sacármela de las piernas el pañuelo calló lo levante y estaba nuevamente húmedo, pero esta vez eran mis juguitos los que lo empaparon, di un ultimo vistazo por las hierbas para asegurarme que nadie me viera, mire a los cachorros (ya se k no son cachorros, es de cariño), levante mi falda, uno de los perros, el perro negro se acerco y fue el primero en olfatear sentí su fría nariz hacer contacto con mi vaginita y esa sensación además de la del rose con mis vellitos púbicos (en ese entonces aun no me depilaba) me producían cosquillitas ricas, este perro comenzó a lamer uuuuyyy adoro la lengua de los perros, su áspera lengua lambía sin parar a mi vaginita que empezó a generar juguitos que el perro lamia rápida e intensamente sin parar, con mi mano separe los labios de mi vaginita para que pudiera hundir aun más su lengua en mi, su lengua me llevaba al cielo entrando en ella acariciando mi húmeda vagina hasta llegar a mi hinchadito clítoris, cuando me di cuenta esta gimiendo como loca, intente sofocar mis gemidos pero no era posible el perro me hizo estallar en un orgasmo magistral, sublime, me sentía morir, mis piernas temblaban y sentí que en cualquier momento se doblarían, así que ya no retrasé más lo inevitable, y me puse en 4 sobre la tierra y las piedras que se incrustaban en mis rodillas y en las palmas de mis manos.

El perro gris no tardo nada en cuanto me puse en 4 este se me echó encima rompiendo mi blusa con las garras de sus patas, intentaba penetrarme pero mi falda le estorbaba, intente ayudarle pero al sentir que las piedras se me enterraban más no pude dejar de apoyarme en mis manos, pero poco a poco mi falda fue levantada por su pene y sus movimientos de coito, sentí como sus patas me arañaban la espalda, era un ardor delicioso el que sentía en la espalda y su pene queriendo entrar, solo veía hacia enfrente de mi los tabiques de la barda, cuando agachaba la mirada veía tierra y piedras, como podía estar yo en esa situación??? Sentí como el pene del perro comenzaba a golpear en la entrada de mi vaginita y eso me provocaba gran placer, pienso que son como las caricias previas a la penetración.

Cerré los ojos sabía que el momento estaba cerca, el momento en que sería una perrita callejera, de pronto sentí como si en mi vagina metieran un fierro al rojo vivo, el duro y caliente pene del perro entro en mi arrancándome un grito desgarrador del tremendo placer que sentí, aaaaaaahhhhhh!!!!! Siiiii!!!! Cógeme cógeme, dame duro perro dame aaaahhhh aaahhhh aaahhh, el perro comenzó a babear y esta baba caía en mi cabello, cara y cuello haciéndome sentir aun más perra, sus patas presionaban mis caderas jalando mi culo hacia él haciendo que cada embestida suya llegara hasta el fondo de mi ser.

Aaaahhhh haaayy aaaahhh ahhhh

Yo gemía sin parar mientras escuchaba mis gemido escuchaba la acelerada respiración del perro mientras este dejaba caer su baba en mi cabello, aaaahhh ahhh aaahhh (de acordarme ya me empece a masturbar jeje) aaahhh aaaahhh siiii papi dame rico aaaahhhhaaaahhhh

Un orgasmo llegó haciéndome dar gemido aun más largos, jadeaba como si se me fuera acabar el aire, era sublime la cogina que me estaba dando ese perro.
Aaahhh aaahhhhhh aaaaaahhhhhh aaaaaahh siiiiiii aaaaaahhhhh que rico mi amor que rico aaaaahhhh me encanta aaaaahhhhh

Su baba escurría por mis mejillas, mis rodillas y manos me ardían y este mendigo no dejaba de embestirme fuertemente, aun no me reponía del orgasmo cuando otro llego haciéndome estar un nuevo gemido de placer, intente recobrar el aliento pero llego otro y otro orgasmo, hasta que perdí la sensibilidad de todo mi cuerpo y mi mente se quedo nublada, solo gemía y me sostenía como podía pero ya no sentía nada, todo mi cuerpo estaba entumido, todo mi cuerpo era placer (eso me pasa después de 5 o 6 orgasmos, o cuando es mucho el placer que siento) lo único que pude sentir fueron un par de embestidas más duras y un poco doloras y en eso paz entro su bulbo en mi arrancándome otro gran gemido de placer y jadeos desenfrenados.

Podía sentir como el perro se me vaciaba dentro de mi llenándome con su hirviente semen, haciendo que mi placer no disminuyera en lo más mínimo, agache mi cabeza cayendo mi cabello pegajoso, mis rodillas adoloridas, el perro encima de mi vaciándose sin hacer movimiento alguno, la sensibilidad lentamente regresaba y con ello el dolor en mis manos y rodillas aumentaba pero se veía opacado por el placer de que mi vaginita sentía al ser llenada por tanto semen que no dejaba de brotar y el palpitar de una deliciosa y caliente verga canino en su interior.

Miera hacia atrás por debajo de mi y pide ver como mi vientre se encontraba algo hinchado, no sabía por qué, supongo que fue tanto semen el que tenía en mi interior y su verga tan grande taponeando la única salida hacían que este se inflamara de lo llena k estaba mi vaginita.

Estuvimos abotonados largo rato el sobre de mi sin dejar de salir líquido de su pene y mi vagina apretándolo por espasmos producto del placer, su lengua seguía dejando caer baba sobre mi cabeza y mi espalda comenzaba a arder por los rasguños al igual que mi cintura, mis piernas se empezaron a entumir y a dolerme más, hasta k el perro cruzando una de sus patas se bajó de mi haciendo que su bulbo moviera el interior de mi vagina produciéndome un placentero dolor que me llevo de nuevo al cielo de los orgasmos.

Sentía como palpitaba su bulo en mi interior y mi vaginita lo rodeaba en un cálido abrazo de placer para ambos, un poco de semen empezó gotear de mi vaginita y escurrir por mis piernas, un poco de aire me despertó del increíble placer que tenía y me regreso a la realidad de que me encontraba abotonada a un perro en un lote baldío y cualquier persona que pasara pudo escuchar mis gemidos y gritos e ir a ver lo que sucedía, gire la cabeza a todos lados pero mi cabello me estorbaba y no podía ver del todo bien, en eso el perro comenzó a tirar tara salirse arrastrándome por las piedras unos centímetro y provocándome algo de dolor en mi vaginita, y por lo lubricada que estaba e imagino que la tremenda dilatación que tenía la verga del cachorro salió en los primeros intentos y se escucho como gran parte del semen salió junto con ella y calló en la tierra, me gire para ver qué pasaba y vi a mi vaginita goteando semen canino y estaba tremendamente dilatada, fácilmente podía meter una pelota de tenis en ella.

Me senté sobre la tierra, hice a un lado mi cabello y pude ver que no había nadie, el lote baldío era muy grande y yo estaba hasta atrás supongo que no se han de haber escuchado mis gemidos hasta la calle, me quede sentada con las piernas abiertas para descansar, mientras descansaba vi mis rodillas y estaban raspadas y sangrando un poco como si me hubiera caído.

El perro negro se acerco y comenzó a lamer nuevamente mi vaginita, abrí por completo mis piernas y me recliné hacia atrás apoyando mis manos en la tierra nuevamente, mi vagina continuaba dilatada y el perro podía meter más profundo su lengua en mi vaginita, el perro lamia como loco el semen de su compañero y mis juguitos mientras nuevamente comenzaba a jadear y a gemir del placer que me propinaba la lengua del perro, el perro lamía muy intensamente como si estuviese tomando agua y yo gemía y gemía mientras un orgasmo se acercaba lentamente, cuando llego mi orgasmo lance un gran gemido de placer, se me nublo la cabeza y me deje caer hacia atrás completamente me pegue con una piedra en la cabeza y otra se me clavo en la espalda jeje pero esto no evito que disfrutara de ese maravilloso orgasmo.

El perro seguía lamiendo pero decidí que ya era momento de volver a casa, lo aparte de mi vaginita con mis manos, me puse de pie y vi mi lusa completamente desgarrada, mis rodillas sangrando, mis manos empolvadas, mi falda mojada y sucia, mi cabello hecho un asco, saqué un espejo de mi mochila y mi maquillaje estaba todo corrido, parecía que acababa de ser violada, saqué el suéter del uniforme y me lo puse, con eso tape la blusa pero aun así me veía con muy mal aspecto Ni modo me tendré que ir así

De camino a casa fui todo el tiempo con la cabeza baja, podía sentir la mirada de las personas al pasar, una señora grande se me acercó y me pregunto si estaba bien si me había pasado algo, le conteste que unos chicos de la escuela me habían tirado a un charco por eso me veía así pero que no se preocupara que estaba bien y mi casa estaba cerca, durante todo el camino ambos perros me escoltaron, ya que llegue a casa káiser salió como loco a ladrarles y estos se espantaron así que se hicieron un poco para atrás, pero en cuanto me metí a la casa se pusieron a ladrarle a káiser.

Me encontraba fatigada quería tomar un baño y descansar, así que salí al patio a prender el boiler, káiser se acerco a olfatearme mientras lo hacía, metió su hocico debajo de mi falda y comenzó a lamerme, se sentía muy rico pero estaba acabada ya no podía más.

No káiser hoy no por favor estoy cansada mi amor hoy no por favor.

Lo aparte de mi pero este insistía, le di la espalda para asomarme si ya había prendido el piloto del piloto, káiser se puso en dos paras y se me subió y hacía movimientos de caito sobre mi pierna, intente bajarlo pero no se dejaba y estaba dispuesto a no dejarme ir, bueno 3 días sin anda de acción ya debía ser mucho tiempo de abstencionismo para él.

Bueno está bien precioso

Camine con el sujeto a mi pierna hasta la mesa del jardín ahí me recline sobre la mesa dándole mi culito a káiser, supongo que por lo dilatada que una me encontraba su pene entró de inmediato, me tomo por la cintura y comenzó a darme sus ricas embestidas, su pene entraba y salía a gusto de mi maltrecha vaginita, se recostó sobre mi presionando mi espalda que me ardió horrible al soportar el contacto del suéter y su peso. Me sujete fuerte de la orilla de la mesa con mis brazos extendidos y comencé a gemir como perra, como la perra callejera que a partir de ese momento me convertí, la mesa se movía producto de las embestidas de káiser, el bulbo de este entró de inmediato sin obstáculo alguno arrancándome un rico orgasmo, yo gemía y gemía sintiendo el rico bulbo de káiser moverse dentro de mí y su pene mover el interior de mi vagina hasta provocarme dolor pues llegaba hasta el fondo de mi vagina.

Káiser se termino con una gran embestida la más profunda de todas y comenzó a vaciarse mientras yo disfrutaba de otro gran orgasmo, káiser también se vino abundantemente y mi vagina chorreaba de semen de ambos perros aun que el tenia su bulbo dentro de mí el semen salía y escurría por mis piernas.

Casi de inmediato saco su verga de mí, como pude con las piernas todas raspadas, pegajosas y temblorosas lentamente me puse de pie, como zombie camine al boiler y lo termine de prender, subí a mi habitación casi arrastrándome por las escaleras, me mire al espejo (de cuerpo completo) era un desastre total, parecía que acababa de ser violada (desde entonces tengo esa fantasía, ser violada), lo que más me excito de verme fueron mis piernas que escurrían de semen, hasta mis calcetas estaban mojadas del semen, me comencé a quitar la ropa lentamente frente al espejo mientras me miraba satisfecha y feliz con una sonrisa dibujada en mi rostro, mi blusa la avente a la basura, el resto de mi ropa la deje ahí tirada, vi por primera vez mi vagina estaba rojísima, muy irritada, así estuvo por tres días me dolía hasta caminar, se encontraba dilatadísima aun, la tocaba y me dolía y se sentía muy caliente, mis piernas con hilos secos y frescos de semen, mi cabello con manojos cabello pegado por baba seca de perro y mi cara con el maquillaje todo corrido.

Me di un baño y el resto del día estuve solo con bata, lave mi ropa en la lavadora para que estuviera lista al siguiente día.

Después de eso solo en 2 ocasiones más eh aprovechado el celo de una perra, pero no hace mucha falta ya que varias veces más fui a ese lote baldío con esos y otros amantes y también uno que otro chico suertudo jeje.

No olviden visitar mi blog, http://yurifaby.blogspot.mx

Cuídense besitos bye bye.

Últimos Comentarios Agregados

No hay comentarios para este relato

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
CYBERSEXO

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Aceptar
X

Reportar relato