Embaracé a mi hermana relato erotico xxx

Buscar Relatos eroticos ( Busqueda avanzada )

3.42 / 5 (290 votos)

Embaracé a mi hermana

Categoría: Incesto Comentarios: 0 Visto: 37769 veces

Ajustar texto: + - Publicado el 24/02/2017, por: Anonimo

Suena el teléfono, era mi hermana que me decía que tenía que conversar conmigo, algo muy importante, pero que tenía que ser en persona. Me dejo muy intrigado, pero en fin. Me cito en la tarde, a su departamento.

Cuando llegue a su departamento, me hizo pasar y me atendió muy amablemente. Le pregunte de que se trataba y me hizo pasar a al comedor. Me sirvió un refresco y converso solo de cosas sin importancias, aunque yo la notaba nerviosa, paso el rato y no me decía nada, hasta que le pedí que me digiera cual era el motivo de esta reunión.

Le costo mucho decírmelo, y era raro, ya que yo, con ella teníamos una relación excelente y siempre fuimos confidentes del otro.

Mi hermana se había casado hace dos años, con un abogado que le iba excelente, su situación económica era envidiable, a si que tema plata no podía ser. Mi cuñado era un hombre extremadamente tranquilo, casero y para nada mujeriego, a si que una tercera en la relación era muy difícil.

Ella trataba de decírmelo, pero algo le impedía, hasta que al fin, me lanzo todo

Mira Edgardo, tu sabes que yo te quiero mucho y yo se que tu a mi también. Lo que te tengo que pedir, es algo muy difícil, y si me dices que no, te comprendería perfectamente. No se si me apoyaras en esto …. Ufff…. La verdad no se ni como decírtelo.

Pero mujer, que puede ser tan difícil .. tu sabes que tenemos mucha confianza entre los dos, no veo cual es el problema

Por eso es que me estoy atreviendo a pedirte esto … que es prácticamente una locura

Pero dime

Ah …. Bueno … mira ….

Ya o, no le des tanto rodeo y dímelo.

Bueno, ya …. Tu sabes que con Alberto nos casamos hace dos años, somos un matrimonio feliz… nos llevamos bien , tenemos muy buena situación económica , el me hace feliz al 100% y yo a el. Podría decirse que somos un matrimonio modelo

¿ no me digas que te enamoraste de otro?

No, nada que ver …….

Entonces

Bueno, te voy a confesar algo, pero prométemelo que no se lo contaras a nadie

Te lo prometo

Tu sabes cuanto yo añoro tener un hijo, y Alberto también. La idea de ambos era tener un hijo apenas nos casáramos. Lo intentamos todo y nada, hasta que a las finales, fuimos a hacernos exámenes, con un especialista y los exámenes arrojaron que Alberto tiene los espermatozoides muy débiles y mi PH es muy fuerte. El caso es que le medico nos dio unos remedios para bajar mi PH , reforzar sus bicho etc, pero nada sucedía.

Pero bueno, aun queda la inseminación artificial …..

Ya llevamos dos y nada. Y te digo que son carismas, pero el al igual que yo, nos importaba

Que lata … no se que decir… tampoco como ayudarte

Ya lo hemos probado todo, todo, todo,

Y la adopción?

Eso fue lo último que Alberto me propuso, pero la verdad … yo no quiero .. quiero sentir lo que es ser madre … no , adopción por ningún motivo

Pucha…….. hermana , no se que decirte

Y bueno … aca es donde quería pedir tu ayuda

A que te refieres

Lo que te voy a decir, puede que te parezca una locura, pero lo he pensado mucho y no es tan alocado ……….Que tu seas mi secreto donador de semen

¡Queeeeeee!

Espera, escúchame ….

Estas loca?

Espera, escúchame primero …….. Antes que nada, no piense que tendrías que tener sexo conmigo, estaba pensando en que tu echaras tu semen en una jeringa la que yo me introducir la en la vagina, en mis días fértiles….

Estas loca hermana ….. ¿Te das cuenta de lo que me estas pidiendo?

Si se que suena a locura, pero si lo ves bien … es mi única alternativa. Esto sería un secreto a muerte entre los dos. Tu sabes que muy bien que a ese hijo nunca le faltaría nada ….

Estas loca … como se te ocurre

Mira , yo se que es una locura y sabia que tu primera reacción sería esa, pero por favor píenselo ….

Conversamos mucho sobre el tema, de cómo Alberto no se daría cuenta, ya que yo soy un poco parecido a el, los dos morenos, delgados y tendría los rasgos de ella … en fin una serie de cosas, pero a las finales mi respuesta fue siempre no.

Paso como una semana y la idea estuvo dando vueltas en mi cabeza. Yo sentía lo triste que estaba mi hermana, pero darle un hijo … era una teleserie.

Pasaron dos semanas y estuvo de cumpleaños mi madre. Alberto y mi hermana vinieron a cenar a la casa, y salió a la conversación, la típica pregunta que le hace a todos los matrimonios sin hijos ….

Bueno ¿ Y cuando me van a dar un nieto? ( Mi padre )

Ambos disimularon muy bien, y se las sacaron olímpicamente, pero yo vi muy bien en el rostro de mi hermana las tristeza y la amargura de no poder concebir ……

Esa misma noche le dije al oído, cuando se estaba yendo, que lo haría.

Nos pusimos de acuerdo al otro día por teléfono, que me llamaría, cuando fuera el momento justo.

Pasaron dos semanas y ella me llama, me dice que mañana tenia que ir a su depto. A concretar nuestro mayor secreto.

Llegue a su depto. Y la verdad el momento era bastante chistoso. A mi me daba risa tener que entrar al baño a masturbarme y terminar dentro de una jeringa. Le hice bromas por el tamaño de la jeringa, al ser muy chica, ella también en broma me dijo que había visto una para caballos, pero pensaba que yo no iba hacer capaz de llenarla.

Hice lo que tenía que hacer y cuando termine, la llamé. Ella entro al baño inmediatamente y se encerró con la jeringa. A los poco minutos sale …. Ya estaba hecho.

Ambos sabíamos que era muy difícil, que se produjera la fecundación, pero nada perdíamos con intentar. Ella había comprado un tes de embarazo, donde sabia casi inmediatamente si había quedado embarazada.

Al cabo de media hora, ella lo hizo, y como era de esperar, salio negativo. Me hizo entrar nuevamente al baño, para probar de nuevo. Muerto de la risa , entre e hice lo mismo …. Igual resultado.

Me pidió que fuera al otro día. Yo ya no quería seguir, pero logró convencerme, prestándome su auto, un BMW 326 del año, todo el fin de semana. Yo con 22 años y en ese auto … era un sueño.

Al otro día me tuve que presentar en su depto. A cumplir con mi trabajo y a si estuvimos por tres días mas, sin conseguir nada, dando por finalizada nuestra operación.

Al tiempo, tuve un problema económico, y como siempre recurrí a mi hermana para que me salvara.

Ella , me hizo ir a su depto. por tenía un negocio que proponerme. Me preguntó si quería ganar mucho dinero y por su puesto le dije que si, sin saber a que se refería. Me dijo que nuevamente estaban por venir sus días fértiles, y que luego de pensarlo mucho, había pensado en que si yo estaba dispuesto a inseminarla de la forma natural, ella me pagaría quinientos mil pesos.

Mis oídos no podía dar crédito a lo que mi hermana me estaba ofreciendo. Para los que no son chilenos, 500.000 era lo suficiente para comprar un auto viejo.

Mi hermana, 8 años mayor que yo, tenía 30, era una mujer muy bajita, mide 1.52. Es delgada, pero con todo bien puesto y en su justa medida, cabellos rubio, tes blanca, ojos verdes ( al igual que yo ), una cinturita muy estrecha, y ancha de caderas, pechos grandes, en relación a su cuerpo, en fin, estaba muy buenísima. Vivía en el gimnasio y dietas, aunque nunca tuvo necesidad.

La idea de ganarme ese dinero y aparte follarme a mi hermana, me dejo marcando ocupado. Nunca hubiese siquiera imaginar hacerlo con mi hermana, y ahí estaba ella, con sus ojos verdes y su figura espectacular, ofreciéndome dinero, por acostarme con ella.

Me daba una risa nerviosa, y no me atrevía a contestarle nada, hasta que al final accedí, entregándome ella inmediatamente 100.000 pesos, para cerrar el trato.

Pasaron dos semanas y mi hermana me llama, citándome para el otro día, en la tarde a su depto. Reconozco que estaba nervioso, no era cualquiera mujer, era mi hermana mayor, pero la idea de estar con ella me tuvo muy caliente esas dos semanas.

Entre al depto. Ella me ofreció una cerveza y se tomo otra conmigo. Ella dijo que necesitaría más alcohol en su cuerpo, para lo que estaba apunto de hacer y entre los dos nos tomamos una pack de cervezas y nos fumamos, como 4 cigarros cada uno antes de hacer cualquier cosa. Ella también estaba muy nerviosa.

Nos fuimos a su dormitorio, ella andaba con unos pantalones jeans cortitos de esos que le quedaba todo el comienzo de sus nalgitas al aire. Se veía exquisita ……

Se acostó en la cama y se sacó esos pantaloncitos. Quedó con una bragas muy chicas, con encajes, de color blanco .. realmente estaba exquisita. Hacía mucho tiempo que no la veía en ropa interior y sabiendo lo que me esperaba, mi verga se despertó al 100%. Me pido que me sacara los pantalones y que me subiera sobre ella.

Supuestamente ni ella ni yo, nos sacaríamos la ropa interior, solo la correríamos hacia un lado, la penetraría, acabaría dentro de ella y punto. Ella corre su calzoncito y me muestra una conchita, completamente depilada, rosadita. Ella sentía un poco de vergüenza que la viera, a si que me hizo montarme sobre ella lo antes posible. Corrí mi calzoncillos y saque mi verga., la coloqué a la entrada de su conchita, y lentamente la fui penetrando.

Ella me dijo que mi verga era mucho mas grande que la de Alberto a si que se la metiera muy despacio. Lentamente la fui penetrando, hasta que se la metí hasta el fono. Sus ojos cerrados, me hicieron comprender que ella lo estaba disfrutando.

Comencé lentamente a follarla, no decíamos nada. Ella con sus manos apoyadas a su lado, sin tocarme y yo sobre ella penetrándola lentamente, disfrutando al máximo cada momento.

Yo estaba tan caliente que con solo dos minutos podría haber acabado, mas la sensación era tan rica, que me contuve y estuve penetrándola por largo rato. Ella no se pudo contener mas y suavemente comenzó a quejarse.

Pasaron como 15 minutos … yo tratando de controlarme de no acabar y también controlándome por no agarrarla y tocarla entera, como me hubiese gustado hacerlo. Ella gemía suavemente, casi en silenció, sin apresurarme.

Todo era suave, con amor, con delicadeza. Nunca había tenido sexo de esa manera, siempre brusco, con poses y fuertes gemidos, pero esto era completamente distinto.

Podría haber estado así mucho tiempo, pero, aunque no lo crean, sentí algo de vergüenza, pensar que mi hermana se diera cuenta lo mucho que me excitaba su cuerpo, y con gemidos igual de suaves que los de mi hermana, comencé a botar mi semen en su interior. Fue solo en este momento, que mi hermana, me abrazó muy fuerte y se movió ayudándome a que disfrutara al máximo esa acabada.

Me quede a su lado por unos minutos, ninguno de los dos se atrevía a decir nada. Fue ella la que se levanto, diciendo que estaba muerta de sed y que iría a la cocina a buscar otras cervezas. Se coloco sus pantalones y salió de la pieza. Me levante, me vestí y me fui a la sala de estar. Llegó mi hermana y brindamos por que todo haya salido bien.

Me fui a mi casa aun sin poder asimilar lo que había pasado, y en la noche la llamé para saber si había novedades, me dijo que no.

Me pregunto si estaba dispuesto a repetirlo al otro mes y le dije que si, que ese era el trato.

Pasó un mes y luego de su llamada, fui a su depto. Al igual que el día anterior, nos tomamos unas cervezas y nos fuimos a su dormitorio. Esta vez, ella se sacó todo, quedando solo en ropa interior, yo hice lo mismo. Nos acostamos uno al lado del otro. Sus manos comenzaron a tocarme el paquete suavemente, haciendo alusión al tamaño de mi miembro, en relación al de su marido. Este fue creciendo hasta salirse de mis slips y mostrar la cabeza, por la parte superior. Sus cariños continuaron y me sugirió queme los sacara. Ya completamente desnudo a su lado, sus caricias aumentaron, acariciándome la bolas, jugando con mis pelos, tomándolo completamente con su pequeña mano. Ella se sacó también sus bragas, y se montó sobre mi. Lo tomo con su manito y la coloco en la entrada de su depilada conchita. Poco a poco fue entrando hasta que la tuvo completamente adentro. Comenzamos a movernos. Parecía que quería decirme algo, pero no se atrevía. Sus movimientos se hicieron cada vez mas intensos y comenzó a gemir nuevamente en silencio. Sus ojos cerrados, me permitían verla sin ningún tapujo. Su cuerpo era sensacional, delgadita con todas su curvas … como estaba disfrutando ese momento, …. Tímidamente le puse mis manos sobre sus piernas y lentamente fui avanzando hasta colocarla sobre sus nalgas. Como ella no decía nada, las acaricie suavemente, eran perfectas, muy suaves, redonditas, exquisitas. La visión de su conchita depilada, su estrecha cintura y sus tetas, lamentablemente aun tapadas, por su brasier, eran un deleite.

Sus gemidos aumentaron y noté que estaba muy excitada y que mas aun, estaba llegando a tener un orgasmo. Con fuerza comencé a moverme, llegando a levantarla, apretando cada vez mas sus nalgas. Con sus manos apoyadas sobre mi vientre, comenzó a moverse muy rápido en una clara señal que estaba acabando, al mismo tiempo en que yo, llenaba su sexo con mi leche caliente. Aun después de haber acabado, nos movíamos lentamente disfrutando de la sensación de estar unidos por nuestros sexos. Esta fue nuestra segunda sesión. Antes de irme, me entrego un cheque por los cuatrocientos mil que faltaban. Le dije que no era necesario, que con los 100 que ya me había dado, era mas que suficiente, pero ella no me dejo devolvérselos, aduciendo que si supiera cuanto salía una fertilización artificial, ….. eso, no era nada.

Demás esta decir , que al llegar a mi casa y en los días posteriores, mas de una vez me masturbé recordando los momentos vividos con mi hermana.

Sin novedades aun, tuve que ir al tercer mes nuevamente a su depto.

Nos denudamos en su pieza, como la vez anterior. Ella, acostada a mi lado, me acarició y me alabó el tamaño de mi pene. Nuevamente se montó sobre mi y comenzamos a follar, lentamente. Esta vez sus ojos no se cerraron y me miraba, moviéndose rítmicamente sobre mi verga.

Hermanito …. Debo reconocer, que lo tienes muy rico

Lo mismo digo yo hermanita ….. tu estas muy rica

Le pedí que se sacara su brasier, y ella lo hizo. Sus tetas eran tal cual como yo me las había imaginado, perfectas, blancas y con unos exquisitos pezones rosados …..

Te gustan?

Si son perfectas hermanita

Acaríciamelas

Suavemente mis manos comenzaron a acariciar esos hermosos pechos, jugando con mis dedos por sus pezones.

Me gusta sentir tus manos acariciándome

Realmente Alberto tiene mucha suerte de tener una mujer como tu, de esposa

Lo crees?

Si, eres muy bonita … no mejor dicho eres exquisita

Bésame los pechos?

Ella se dobla un poco, y me ofrece sus pechos sobre mi boca. Comienzo a chuparlos suavemente, pero ella me pide que lo haga mas fuerte. Tomo esas tetas entre mis manos y se las comienzo a chupar fuertemente, haciendo que ella gimiera ya sin tratar de esconderlo.

Te confieso algo …. Me tienes muy caliente

Si? .. tu a mi igual

Se siente exquisita tu verga dentro mío

Mmmmmmmm así ?? .. ( enterrándosela hasta el fondo )

Ahhhh si …… hazlo de nuevo …… ahhhhhhh que rica la tienes hermanito

Me gusta mucho estar contigo así ……

Ahhhhhh fóllame como que no fuera tu hermana …… hazme tuya … piensa que soy otra mujer

No quiero pensar eso …….. quiero follarme a mi hermana …. Eres tu la que me calienta

Ahhhhhhhh

Quiero hacerle el amor a mi hermana ……

Ahhhhhhhh siiii… sigue

Quiero chupar entera a mi hermana

Y yo a ti gueón rico !!!

Ya comenzamos a follar sin disimular nada, ella lo quería y yo también, Éramos solo dos amantes follando con ganas, ganas de sexo, ganas de sentir y tocar completamente al otro. La tome de sus piernas y le hice que se montara sobre mi cara. Comencé a chupársela fuertemente, mientras ella gritaba de placer.

Ella se da vuelta, e hicimos un 69 espectacular. Su boca se llenaba con mi verga, chapándome las bolas, sacándola y rozándola con sus mejillas ….

Luego se coloco en cuatro patas, arrodillado detrás de ella, su pequeña estatura era ideal para penetrarla. La tome de su estrecha cintura y me parecio que me la estaba poniendo encima de mi verga. Le di duro bastante rato …. Luego se coloco de boca y yo sobre ella …… luego de lado, yo detrás de su espalda y ella levantando una pierna por sobre las mias, dejando su depilada vagina completamente expuesta.

Sus movimientos eran salvajes, se doblaba completamente a un ritmo ideal. No me cansaba de chuparle las tetas una y otra vez, hasta que terminó sentándose sobre mi, pero mirando hacia mis pies. Su perfecta cola queda ante mis ojos y casi en cuclillas comenzó a moverse de una manera salvaje, logrando su orgasmo al mismo tiempo que yo.

Se acostó a mi lado y nos abrazamos desnudos. Nunca hubo un beso .. ni siquiera un roce de labios, solo sexo.

Los tres días siguientes pase todas las tardes en su casa, follando como animales.

Al cabo de cuatro meses, mi hermana terminó por confesarme que llevaba ya unos dos meses de embarazo, pero que no quiso decírmelo por temor a que lo nuestro se acabara.

Últimos Comentarios Agregados

No hay comentarios para este relato

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
PUBLICIDAD
ENTRA AQUI Y TEN UNA AVENTURA CON GENTE DE TU ENTORNO
X

Reportar relato

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies