La tienda de Oro! relato erotico xxx

Buscar Relatos eroticos ( Busqueda avanzada )

3.05 / 5 (19 votos)

La tienda de Oro!

Categoría: Sexo con Maduras Comentarios: 0 Visto: 5884 veces

Ajustar texto: + - Publicado el 21/03/2018, por: tomynugetts

¡ULTIMO DIA! SEXSHOP OFERTAS DEL 60% DESCUENTO SOLO HOY (TODOS LOS ENVIOS GRATIS Y CON MAXIMA DISCRECION) CLICK AQUI

Despues de varias semanas sin salir de casa, unicamente para ir a trabajar, decidi salir, ya era hora de superar mi relacion con mi exnovia, no se merecia ni un minuto mas! Asi que me duche, afeite, cogi mi mejor conjunto, bueno, con el que me sentia com mas confianza cuando era soltero y salia a ligar. Fui al cajon de mi mesilla:cogi un anillo y 2 cadenas de oro, eso creia yo, que me regalo.

Sali por la puerta dispuesto a dar carpetazo definitivo aquella relacion y comenzar una nueva era. Estuve conduciendo hasta Cuenca, ya que en mi pueblo no habia de esas tiendas que en los ultimos años han proliferado debido a la crisi.

Al llegar a Cuenca, baje del coche, nervieso, incluso pense en volver a casa, pero lo habia pasado tan mal desde que me dejo mi novia, me envalantone y fui directo hacia esa tiende, si se puede llamar asi, no sin antes fijarme en varias chicas.

Al cabo de 15 minutos de deleitarme la vista sobretodo con una chica rubia, de unos 20, cara angelical de no haber roto un plato pero con unas curvas de diablesa que me hizo temblar, pero bueno no me quiero desviar del tema. Llege, me quede delante de aquella pequeña puerta amarilla considerando entrar o no al menos 1 minuto. Cogi el pomo y entre, no habia vuelta atras me disponia a liberar de mi antigua y tormentosa relacion con Ana.

Habian 1 persona tasando unos pendietes, me dispuse a esperar al final de la tienda. 5 minutos despues acabo y se fue , me acerque aquella ventanilla parecida a la de un banco, salvando la distancias. Y alli estaba una mujer, Olga, de unos 35-40 años a simple vista, morena, bajita, con una melena rizada hasta media espalda, ojos grandes, labios gruesos pero no demasiado de color rojo que hacian contraste con el moreno de su peil, estaba rellenita, no demasiado, con unos pechos aun erguidos por el sujetador que llevaba, diria, bueno aseguro 120, unas nalgas grandes pero aun bien puestas. Iba con un vestido de colores ajustado hasta las rodillas y con un escote en V en el cual no pude reprimir mi mirada a la cual ella me respondio con una sonrisa, supongo que todo hombre que iba a su tienda no podia remediarlo, estaba acostumbrada!! A ella le gustaba exibirse como pude saber mas tarde.

Tras esta vision y pillada de aquel canalillo cogi las 2 cadena y el anillo le dige:

– Buenas tardes!

– Mucho calor! dijo ella con una media sonrisa picarona.

– Aqui adentro mucho mas! Respondi yo sin pensar.

– Si! A veces este pequeño local se recalienta. Otra sonrisa, me puse rojo como un tomate de Almeria.

Despues de eso me puse muy nervioso, ademas baje mi mirada se abajo por la verguenza y al acerlo volvi a ver ese interminable escote y eso desencadeno aun mas en mi nerviosismo.

– Que quieres? Dijo ella al ver que yo respondia.

– A ver si me podias valorarme estas piezas de oro?

– Claro, para eso estoy aqui?

Las saque del bolsillo y se las entrege por la ventanilla, ella las recogio sin dejarme de mirar a los ojos y entregandome su mejor sonrisa.

– Si es todo oro y lo quieres vender te podras llevar un buen pellizco!! Y otra sonrisilla.

Pense que esa sonrisa era comun con todo sus clientes, mas tarde me di cuenta que no era asi. Fue hasta su mesilla, se giro y me miro, ala cual respondi con una sonrisa creiendome que era lo habitual. Se sento y dijo:

– Las cadenas estan liadas entre ellas!!

– Hace tiempo que las tenia en el cajon, me las habia regalado mi exnovia, eh decidido desacerme de ellas para empezar un nuevo ciclo!! No se como pude decir eso y menos a una extraña.

Ella al oirlo giro su silla, la tipica de todas las oficinas y desprendiendose de las dos cadenas las quales aun no habia separado y me contesto:

– Pues con lo que pesan y el valor tanto economico, como sentimental que tienen hoy mismo si quieres podras empezar un nuevo ciclo y seguro que mejor! Me guiño un ojo, una sonrisa y volvio a su faena.

– Gracias!!

– No hay de que!! continuaba desliandolas, pero mirandome a cada rato.

De repente se giro de nuevo con su silla con las cadenas en la mano y sin dejar de mirarme con esa sonrisa percatandose de nuevo que volvia a mirar de nuevo el inicio de sus increibles pechos, con una sonrisa donde podia se podia ver incluso sus encias.

– Te parece bien que me cambie a la otra mesa porque me pongo un poco nerviosa cuando un hombre me mira fijamente!!

Me quede en blanco con esa frase, se sentia incomoda con mi mirada, o eso creia yo o no, no sabia como responder. Tartamudeando y como pude respondi:

– Lo siento no era mi intencion incomodarla en ningua momento, le pido disculpas si le he podido molestar.

– Tranquilo, no me incomodas! Al contrario.

Se cambio de mesa, al hacerlo le hice un repaso visual, me fije en sus cortas pero increibles piernas, como yo las describiria `Jamonas´. Continuo su faena unas 10min mas de los cuales yo no pude apartar mi mirada de ella, pero para ser sincero no veia nada aparte de su espalda y su melena. Tras ese tiempo se giro con la silla y me dejo entrever el color negro de su ropa interior, aunque no demasiado bien. Se dirigio a la otra mesa, todo ello con una mirada y sonrisa. Encendio un minibascula , coloco las tres piezas.

– 22gramos las tres, ahora comprobaremos si son de oro!

– Ok!

Saco una especie de piedra negra rectangular y un bote con un liquido azulado. Fue rascando cada una en la piedra y despues echandole el liquido para comprobar su validez.

Paso una de las cadenas por la piedra rectangular y dispuso el liquido a continuación y asi sucesibamente con las otras. Al final me dijo con una sonrisa diferente pero muy embriagadora:

– Dos son de oro! Pero esta tu exnovia te la dio con queso! Ja!Ja!

– Menuda guarra! Salio desde mis adentros.

– Tranquilo! No hay que por bien no venga almenos te secaras unos eurillos y seguro que no te costara encontrar a otro muchacha.

Al mismo tiempo de escuchar esas palabras tranquilizadoras, me di cuenta que ella intintaba coquetear conmigo, enseguida pense que lo haria con todos los hombres y alomejor alguna mujer .

– Entonces cuanto me daria?

– Lo que tu quieras?

– Como? Dije yo.

– Perdona! Son unos 15gramos a 20euros, bueno para ti 22!

No sabia como reacionar a eso y como intentar alguna acercamiento fuera de ahi. La volvi a escanear y una exitacion me subio desde los pies hasta la cabeza pero acentuandose en mi entrepierna. Aunque tenia el aire me subio la temperatura! Estaba buena y ella lo sabia!

– 330euros! Te valen?

– Si! Si!

– Entonces necesito tu DNI para registrarte en mi archivo.

Saque en DNI, ella lo fotocopio junto a las cadenas y se fue hacia el fondo de la tienda, supongo que tendria la caja fuerte y se agacho en un angulo de 90º dandome una vista excelente del principio de sus increibles nalgas ya que el vestido se le subio un poco al tiempo que dandose cuenta de la gran vision que me daba se inclino un poco hacia delante con la escusa de que el dinero lo tenia mas al fondo de la caja subiendose aun mas el ajustado vestido al tiempo que a mi tambien empezo a subierme mi miebro gracias a esas nalgas. Tenia ganas de poder tenerlas en mis manos, boca, ….

Se giro y vino hacia la ventanilla contoneandose y exibiendose ante mi ahora con su vertiginoso escote, pero con una novedad, se le marcaban los pezones aunque el sujetador le hacia desimular pero mi fantasia era mas que aquel sujetador y ya me los imaginaba en mi boca duros como piedras y a los cuales yo los estrujaba con mis manos juntandolos, subiendiolos, los comia y lamia con mi lengua y mordia con ganas dejandolos humedos con mi saliva mientras ella gemia. Que sensacion!

– Aqui tienes 330, Pablo! Leio mi nombre en el DNI, supuse.

– Gracias! Me dirigi hacia la puerta.

– Espera! Me tienes que firmar un recibo de entrega y ademas no te he devuelto el DNI, ademas tan mal te trato que quieres perderme de vista.

– Al contrario me tratas increible y ojala tuviera mucho mas oro para poder venir mas a menudo.

– Me has puesto rojo. Gracias.

Me dirigi hacia la ventanilla donde ella diposito mi DNI y una hoja con mis datos y la cantadad entregada donde me indico donde tenia que firmar y poner la fecha. Ehureca!! Tenia la oportunidad perfecta para intentar algo mas con aquella increible mujer y sin que mi timidez tuviese que molestrarse. Cogi el DNI y la hoja la cual firme pero en menos de poner la fecha, puse mi numero movil pensando que de esa manera si el coqueteo en el cual estabamos en aquella tienda era real o solo fruto de mi imaginacion. Justo en cuanto acabe entro en la tienda un matrimonio, me aparte de la ventanilla y en cuanto ella empezo atenderlos, rapidamente, deje esa hoja y tras despedirme fugazmente antes de que ella comprobara el documento me sali de la tienda esperando ilusionado una respuesta.

Ahora ella tinia la pelota sobre su tejada!!!

Despues de salir de la tienda me dirigi hacia el centro de la ciudad a toda prisa, sin mirar atras como si alguien me estuviera acosando y no teniendo aun la certeza de si habia echo bien con dejarle mi numero de telefono, pense ( Y si solo queria ser amable? Pensaria que era un descarado?).

Al poco rato estaba lejos de ahi, pero no se si por la rapidez con la que camine o la exibicion de aquellas curvas por parte de Olga, la dependienta.

Me sente en una pequeña terraza para tomarme algo frio, o muy frio para bajarme el calor que expiraba todo mi cuerpo!

Al poco tiempo de estar sentado aparecio un jovencita, yo tenia la mirada en movil sin mirarla.

– Hola!! Que quieras tomar?

Sin alzar la vista y ni dar importancia a las camarera dije:

– Una clara! Con mas limon que cerveza.

– Ok!! Enseguida se la traigo. Dicho esto se fue para el interior del bar. Di improviso levante la cabeza y la gire en direccion a donde se dirigia , al hacerlo solo atine a ver una malla negra que cubria un espectacular culito respingon.

– Puueedes traermela en una copa fria! Dije tartamudeando si poder apartar la mirada de aquel culazo.
Ella se giro hacia donde yo estaba donde me maldije por no haber dado cuenta del cañon que era aquella joven camarera.

– Vale! Un minuto y se lo sirvo.

Diciendo esto con un sonrisa preciosa como el resto de su cuerpo. A fijarme en ella diria que tendria unos 20 años, seguramente trabajaba en verano al finalizar el curso. Media 1.70, pelo castaño recogido en un moño que resaltaba su cara angelical con unos ojos marrones grandes y unos labios que sin ser grandes eran carnosos. Llevaba una camiseta roja de tirantes con los hombros libres . Unas tetas medianas en forma de pera con unos pezones puntiagudos me imaginaba por lo que dejaba ver su camiseta.

– Gracias!!

Al rato me trajo la bebida y de nuevo pude ver a esa diosa. Me la bebi lentamente para poder seguir escaneando ese cuerpo que no peraba de moverse sirviendo el resto de las mesas. Resignado termine mi bebida, trajo la cuenta y pense en hacer lo mismo que en la tienda de oro pero no lo hice ya que la dependienta ni me habia llamado y eso que yo creia que estaba coqueteando, menos lo haria la camarera que ni siquiera me habia mirado.

Me levante de mi asiento un poco menos acalorado pero aun con un sofoco considerable y me dirigi por donde vine a buscar mi coche y irme a casa ya estaba la tarde acabando. Mientras caminaba absorto en mis pensamientos no me di cuenta que estaba enfrente de la tienda de oro y al girar la volvi a ver, estaba cerrando la puerta metalica agachada dando me de nuevo la vision de ese culazo, me detuve sin saber porque cuando ella acabo se lavanto, se giro y me volvio a pillar mirandola. Me miro a los ojos y muy sensualmente dijo:

– Hasta pronto guapisimo! Guiñandome un ojo y se fue alejando moviendo esas caderas que me volvian loco.

Yo me quede ahi sin mover un musculo pero con mis ojos clavados y de pronto como si supiera que la estaba mirando, ya me habia pillado varias veces!! giro su cabeza y mirandome a los ojos hizo algo que aun cuando lo recuerdo tengo un escalofrio. Miro a su alrededor para comprobar que era nadie se diera cuenta de lo que haria y al girarse hacia mi se mordio levemente el labio inferior humedecidolo lentamente con la punta de la lengua que hizo que el rojo de este brillara de manera sensual hizo que mi corazon latiera tan fuerte como queriendo salir a por esa boca, pero no!! Me quede paralizado, el sudor recorria me frente y mis piernas eran como piedras, intente decir algo:

– Adios!! Solo atine a decir aunque en mi mente queria que era una diosa y que me tenia loco sus curvas.

Despues de unos segundos mirandonos con lujuria por lo menos de mi parte y de ella tambien supuse, se giro de nuevo sin dejar de sonreirme ,poco a poco continuo su destino, sabiendo que la seguia mirando empezo moviendo con descaro y mucha sensualidad sus caderas.

Despues de un rato y sin dejarla de mirar ese contoneo que me empezaba a volver loco de deseo yo tambien retome mi camino hacia mi coche pensando lo que me gustaria saborear cada centrimetro de aquel cuerpo, llegue me introduje en mi coche, lo arranque y tuve que poner el aire acondicionado a tope ya que estaba sudando, pero no por el calor sino por todo lo que me habia pasado esa tarde.
Me dirigi hacia casa con una felicidad que hacia mucho que no sentia.

Una vez en casa ya estaba la tarde acabando y dando paso a una noche que parecia que seria muy calurosa y uniendola a la que yo tenia en mi cuerpo, me duche con agua fria que me parecio que al contacto con mi cuerpo parecia que se hirbiera. Al salir no cene y me tome un par de cervecitas bien frias mientras veia la television aunque sin prestar mucha atencion y de pronto dije:

– Mierda! Donde tengo el movil!! Rapidamente lo busque y vi que casi no tenia bateria, cogi el cargador y lo enchufe en la mesita de noche. Tras ello me dispuse a dormir pero en vano porque solo podia pensar en ella y mirar continuamente el movil hasta que el sueño vencio a mi excitacion.

Con los primeros rayos de sol que atravesaban por mi ventana desperte con todo el cuerpo sudoroso y con una tremenda ereccion y la vision de Olga me vino a mi mente pero estaba solo en la cama. Poco a poco me meti la mano bajo el pijama y suavemente empece una masturbacion imaginandomela que era ella que tenia mi pene y me daba una tremenda mamada sin dejar de mirarme picaramente. Casi sin darme cuenta note que me venia, me levante a toda prisa hacia el baño para no manchar lo menos posible, llege justo porque nada mas de apuntar mi pene al lavabo el primer chorro salio directamente contra el cristal pero el resto los pude controlar mas o menos.

Despues de ducharme y limpiar los restos de semen fui desnudo con la toalla enrrollada en mi cintura mire el movil decepcionado por no tener ni una llamada o un simple sms, desilusionado me vesti y me dirigi hacia la cocina para almorzar. Cuando estaba mordiendo una tostada el ruido del movil me sobresalto, rapidamente deje la tostada y fui a toda prisa esperando que fuera ella, lo cogi y vi que era 2 sms de alguien que no tenia en la agenda , mire la pantalla unos segundos rezando que fuera ella, me decidi, lo abri y decia:

” Hola !! Soy Olga, de la tienda de oro, te acuerdas? yo de ti si aunque no llamo a todos los que entran pero despues de fijarme como me mirabas , me gusto y me gustastes. Solo queria si te gustaria tomar algo cuando cierre. No te imagines cosas raras solo quiero conocerte un poco mejor. Un Besito!! Te espero o no?”

Una sonrisa se me dibujo en la cara y pensando como deseaba a Olga, pero trate tranquilizarme antes contestarle para no poner algo en el sms donde metiera la pata y perder mi oportunidad. Despues de pensarlo un rato decidi dejar pasar un par de horas para que no se diera cuenta de mi ansiedad.

Regrese a la cocina para terminar mi almuerzo, no pude tenia el estomago cerrado por los nervios, cogi un papel y fui escribiendo ideas ingeniosas a la vez que bonitas pero sin ser obcenas ni descaradas para poner en la contestacion para Olga.

Despues de un rato y sin poder escribir algo decente cogi el movil y decidi en darme una vuelta a tomar el aire. Al cabo de unas dos horas dando vueltas volvi a casa decidido a contestar. Me sente en el sofa y le dije:

” Hola Olga!! Me alegra que me escribieras porque no tenia todas conmigo. Claro que me gustaria tomar algo contigo y charlar un rato. No te preocupes no soy una persona que quiera llavarte al huerto por ir a tomar algo( aunque pense que me encantaria tenerte todo el tiempo en mi cama y disfrutar de ese cuerpazo!!) Dime a que hora pase y estare puntual porque no me gusta hacer esperar a una dama y menos a una tan hermosa como tu? Muchos besooooos!

Lo envie y me relaje de la tension de las ultimas 24 horas, encendi la tele y espere la respuesta sabiendo que lo mas dificil ya estaba echo!!

La respuesta no se demoro demasiado, a los 15min, sono mi movil era el mismo numero. Rapidamente lo abri y decia:

” Cariño, plego sobre las 19:00 te espero. Ah! Siendote sincera lo que te dije antes no es lo que pensaba me encantaria que me seducieras porque me gusta como brillan tus ojos que desnudan cuando me miras !! Muak!

Me quede paralizado, alucinado pero sobretodo me excite por su declaracion y proposicion al mismo tiempo.

Durante el resto del dia paso lento ademas no pude dejar de pensar en el cuerpo de Olga, esos pechos grandes que guardarian unos pezones tipo galleta maria, su piel morena suave a la vez que dura y lo que mas me volvia loco era ese culazo que aun siendo grande aun se mantenia en su sitio, por el ejercicio pense.

Despues de comer estaba muy nervioso me fui al salon y me servi un chupito de Orujo de hierbas funciono porque poco despues estaba estirado en el sofa durmiendo.

Me levante, duche y luego de vestirme sin descuidar ningun detalle, me perfume como es debido pero sin pasarme porque queria imprisionar a Olga!

A medio camino tube que detener el coche por culpa de un accidente, la caravana avanzaba lentamente pero mi reloj lo hacia muy rapido, no dejaba de mirar mi reloj a cada minuto y ponerme nervioso por no llegar a la hora , que se fuera y perder la oportunidad que tenia. La guardia civil abrio un carril alternativo y por fin llegue a Cuenca, aparque y sali disparado hacia la tienda de oro….

Al llegar justo pero a tiempo ella acababa de cerrar y se disponia a bajar la persiana pero rapidamente y sin que ella se percatara mi presencia, me acerque alargando mi brazo tras ella, baje la persiana quedando mi cuerpo pegado al suyo en donde por primera vez comprobe con un pequeño roce que Olga tenia un culo impresionate y duro como un piedra inmediatamente mi excitacion hizo que tuviera un erecion que no paso desapercibida.

Ese dia llevaba un vestido parecido al que vi por primera vez, pero mucho mas ajustado de color verde con dibujos florales amarillos y morados, llegaba hasta la rodillas y con un escote sujetado con botones, tres de ellos abiertos mostrando el principio de sus inmensos senos. Unas sandalias veraniegas con un pequeño tacon haciendo que sus nalgas se levantaran levemente. Estaba de escandalo!!

Justo cuando la persiana empezaba a bajar ademas del contacto de nuestros cuerpos , se giro rapidamente con cara de sorpresa, al verme acabo girar por completo quedando separados solo por centrimetros, sus ojos cambiaron de forma que me hicieron estremecer y su labios dibujaron una sonrisa preciosa ademas de sensual.

– Hola! Que susto me has dado, cariño!! Pensaba que mi iban a robar. Me separe para que pudiera cerrar la cerradura de la persiana. Se giro sin dejar de mirarme y se inclino sensualmente para cerrar porcompleto el local.

– Si lo intentan tendran que pasar por encima de mi cadaver!!

– Espero que no pase porque …!! Me guiño el ojo al mismo tiempo que pasaba el inicio de su lengua por la comisura de los labios.

– Yo tampoco quiero y menos ahora que empiezo a conocer una mujer tan increible!! Dije casi a la vez que ella.

Tan pronto acabo sus ojos hablaron y con un simple movimiento entendi que nos fueramos de ahi, pero no se a donde solo lo hice. Juntos caminamos por aquellas calles sin mediar palabras solo con fugaces miradas y alguna que otra sonrisa llegamos a nuestro destino una pequeña cafeteria que estaba en el cruce de dos pequeñas calles proxima al centro de Cuenca.
Uuff! Pense que iriamos a su casa y no sabia como reaccionar si ocurria, estaba muy nervioso! Nos sentamos en una pequeña mesa, estaba a punto de explotar y me disponia hablar.

– Hola Olga!! Me gire y vi a la camarera de local acercandose hacia nosotros sin poder reprimir una sonrisa mas que sospechosa.

– Bea! Que tal? No estabas de vacaciones dijo al ver aquella camarera. Se veia a Olga sorprendida.

Se acerco hasta estar entre los dos.

– Si pero Pedro( el otro camarero) tuvo un accidente de trafico, nada importante , esta de baja!! Ja!Ja!

– Dile que se recupere pronto!!

– Ok!! Se lo digo. Y tu que? Va bien, no? Dijo en un tono jocoso, me miro y luego hizo lo mismo hacia Olga. Se le entendio todo!!

– No!No! Es un cliente de la tienda pero …

– Pero nada! No me tienes que explicar nada que no soy tu madre!! Ademas se entiende.. es muy guapo si se me permite el atrevimiento!!

– JA!JA! Reimos los tres al mismo tiempo.

– Gracias! Dije a la camarera mientras miraba a Olga que estaba roja como un tomate.

– Ves!!! Dijo Bea a la vez que le daba unos pequeños codazos para quitarle hierro al asunto, esto relajo a Olga y le dibujo una pequeña sonrisa.

– No te aveguences mujer! Ya quisieramos algunas tener clientes como él en nuestra vida!! Ay! perdon! En mi negocio! Soy Bea amiga de esta vergonzosa y se acerco hacia mi ,rapidamente me levante y nos dimos dos besos.

– Yo Pablo, encantado!!

– Ves guapa no hay nada de malo, ademas tu ya no tienes que dar explicaciones a nadie!!

– Que descarada eres Bea!! Pero solos somos amigos! Su cara parecia decir otra cosa.

Viendo que Olga estaba un poco intimidada por Bea me debatia en ayudarla o presionarla un poco mas para saber a que podria aspirar con ella, desde el poco tiempo que la conocia y las pocas palabras que habiamos cruzados no sabia que hacer, pero recorde nuestras miradas y lo mas importante los sms decidi poner toda la carne en el asador.

– Solo somos amigos! A Olga le parecio contentarse ante mi afirmacion.

Seguidamente solte la bomba

– Pero Bea, si te soy sincero, y al estar en confianza aqui los tres no me importaria, es mas, me encantaria ser algo mas, aunque no la conozca demasiado me transmite algo que no se como explicar, solo se que no me gustaria descubrirlo, eso si solo si ella quiere!!

Sorprendidas Bea y Olga se miraron durante unos segundos, Olga no sabia donde esconderse( la cague pense) pero a Bea se le ilumino la cara como si fuera para ella, trago saliva y mirandome dijo.

– Joder!Joder! Tengo lo pelos como escarpias, estoy ilusionada si eso me lo dices a mi no se me levantanto y te beso como nunca te han besado o te cojo de la mano y te arrastro hasta mi casa …

– Para!Para! Te olvidas que me lo ha dicho a mi.

Olga a la vez que tira la silla para atras y se levanta acercandose hacia mi, se inclina poco a poco hasta que nuestras caras van acercando. Su sonrisa ante mi cara nunca se me olvidara y seguidamente me besa primero un fugaz beso pero seguido de otro, y otro a su vez se incorpora y poco a poco hasta que se sienta en mi piernas.

– Quiero que descubras lo que te atrae de mi, pero tendras que demostrarme lo que espero de ti !! Dijo al oido mientras mordia la oreja

Parece que el tiempo se para alrededor de nosotros. Paso mi mano derecha por su cintura hasta el inicio de sus nalgas y la otra entre sus muslos. Ella me rodea con sus manos por mi cuello, nuestros labios se guntan y nos besamos apasionadamente como si fuera el fin del mundo.

– Ei!!Ei! Parejita parar que estoy aqui!! Exclamo Bea.

Tras un tiempo sin poder dejar de besarnos y recorrer ligueramente nuestros cuerpos, no se cuanto, dejamos de besarnos y los dos la miramos a Bea.

– Hacer guarradas a casa!! Estamos en un lugar publico, que no soy de piedra,encima llevo a dos velas demasiado tiempo que me pongo celosa por no decir..

– CACHONDA!! Sentencio Olga dejandonos pasmados tanto a mi como a la propia Bea.

– Pues Si! Y mas aun cuando te lo lleves a casa y dar rienda suelta a vuestra pasion desenfrenada en la cama. Solo de imaginarmelo… mira como me pongo!!

Por primera vez me fije en Bea como mujer.

Tendria algo mas de 40 años, bien llevados. Aproximadamente 1`75 con una figura estilizada, sin grandes curvas, pero con todo en su sitio. Un cabello rubio liso hasta los hombros, piel tambien morena como Olga donde se empezaba apreciar los años. Una cara fina donde destacaban sus dos grandes ojos marrones, con una nariz chata muy graciosa y una boca pequeña pero interensante combinada con unos dientes perfectos. Un cuello muy largo y donde ahi si se le notaban los años procedia a unos hombros estrechos que hacia resaltar sus pequeñas tetas, que aun desafiaban la lei de la gravedad, a traves de su blusa roja se intuian pezones grandes y muy duros. Vientre liso ,con cintura estrecha y un culo pequeño se veia tonificado por el deporte.

– Me dan ganas de irme con vosotros y hacer una locura!! Somos amigas desde pequeñas y hemos echo muchas pero esta se me apetece que seria inolvidable.

– Calla!Calla! Que va a pensar Pablo?

– Ahora mismo estoy en blanco pero intrigado por vuestras locuras.

– Pablo, si Olga quiere te las cuento pero aqui no se puede.. Mirandome directamente con ojos de lujuria.

Olga de improvisto me volvio a besar pero con una lujuria que lo achaque al recordar sus vivencias con Bea. Eso me recalento de tal manera que no recordaba, solo pensaba en aquellas dos calientes mujeres en situaciones morbosas como en Orgias, trio e incluso de forma lesbica. Tenia que hacer algo para saber sus secretos y por que no participar.

– Por mi encantado pero mejor entre las dos asi no faltaran detalles, no os parece?

– Si cariño, tu que dices Olga? Miro Bea con cara de no haber roto un plato.

– Que voy hacer… pero no voy a dejarte con esta loba a solas!! Ah! Eso si sera otro dia porque hoy te quiero para mi en plenas condiciones. A la vez me volvio a besar, me cogio de la mano para que nos fueramos de ahi los dos solos.

A continuacion nos disponiamos a abandonar la cafeteria, me despedi de Bea dandole dos besos, ella procuro que la comisura de nuestros labios se rozaran, senti un escalofrio recorrer por todo mi cuerpo unido a los besoscon Olga y las fantasias que me relatarian ese por de mujeres hizo que mis piernas se quedaran sin fuerzas, esta se traslado a mi entrepierna.

– Espero verte otro dia Pablo con mas tiempo para poder contarte nuestras locuras!! Otro vez esos ojos lujuriosos.

Camine unos pasos intentando recuperar las fuerzas sin percatarme que Olga y Bea hablaban algo que no escuche. Se despidieron con un abrazo y una mirada complice.

– Bueno nos vamos pillin! Te gusta provocar, eh? Dijo Olga acercandose para pegar su cuerpo y besandome.

– Provocar yo!! Tu eres la que me provoca! Estoy loco desde que te vi en la tienda con esas curvas! La agarre fuerte por la cintura y baje ambas manos hasta su nalgas, grandes y duras, la volvi a besar.

Estabamos besandonos senti un impulso de abrir los ojos, entones alli estaba Bea clavandome sus ojazos, se dio cuenta que la miraba, sin cortarse un pelo paso su lengua por lo labios, seguido de un mordisco a su labio inferior.

” Te voy a comer” crei leer de sus labios,pero aunque me hubiera insultado, la forma ardiente de mover la boca y el tono lujurioso que desprendia todo su cuerpo propicio mi excitacion extrema que nunca habia vivido.

Tras semejante escena con ese par de maduras, separe mis labios de Olga y dije:

– No puedo mas!! Quiero desnudarte y hacer que goces como te lo mereces!!

Me miro confirmando lo que yo queria.

– Pues vamos para mi casa, esta aqui mismo!! Estoy muy caliente!

Nos separamos, paso su mano por mi cintura agarrando mi mano y yo con la que me dejo libre me aferre a sus nalgas. Como dos enamorados nos alejemos poco a poco sin dejarnos de mirar con el deseo de lo venia a continuacion.

Dos calles mas adelante paramos delante de un bloque de pisos de nueva construccion, Olga me beso nuevamente a la vez que buscaba las llaves de su bolso. En cuanto las tuvo en sus manos se adelanto,abrio el portal, la abrace desde atras haciendo que sintiera me ereccion contra sus nalgas, no dude en besar cuello y por primera vez palpe sus enormes senos sobre la ropa, eran mejor de lo que imaginaba, eran duros y calientes.

-Mmm! Suspiro en cuanto abrio la puerta del rellano. Nos adentremos hacia el rellano pero sin movernos de la postura inicial.

– No aguanto mas!!Oh!Oh! Susurro mientras nos adentramos hasta llegar a la puerta de su casa.

Con tanta excitacion se le calleron la llaves, se reclino sin separar su cuerpo del mio, sus nalgas se removian intentando encajarlas entre mi entrepierna. Se hace con las llaves y con un movimiento lento sin dejar restregarme.

Con cierta dificultad logro abrir la puerta, pasemos juntitos como recien casados. Cerre la puerta y se desato la locura entre nosotros. La gire rapidamente para apoyarla contra la pared.

– Te deseo!! Quiero gozar contigo!! Dije a la vez que la besaba y empezaba a desabrochar los botones que restaban la parte delantera del vestido.

– Pues aqui me tienes, soy toda tuya!! Me quito la camiseta y la lanzo.

Cogi los dos senos , estaba loco por ellos, los saque por encima de sujetador y empeze a lamerlos desde el inicio bajando hasta sus aureolas, eran inmensas de color oscuro que contrastaba con su piel , pero mas impresionaron eran aquellos pezones totalmente erguidos mirando hacia arriba, no me contuve, abri la boca lo mas que pude para metermelos en ella, una vez ahi no deje de pasar mi lengua sobre los enormes y duros pezones, los mordia.

– Para!MMM! Para! Vamos a mi habitacion que estaremos mas comodos! Nos separamos y ella paso delante.

Yo la deje avanzar unos metros para deleitarme con sus nalgas. Ella al percatarse se paro, giro y me miro con lujuria. Poco a poco se desabotona lo que quedaba del vestido y abriendolo por los hombros dejo que se deslizara lentamente por su cuerpo. Mi deseo de verla desnuda se hizo realidad, me quede impactado era impresionante.

El cabello rizado hasta debajo de los hombros contrastaba con su piel morena y dibujaba las lineas de cada curva del cuerpo destacando esas nalgas grandes, pero en su justa medira y unas piernas bien tonificadas.

– Te gusta? Mirandome, guiñando el ojo y mordiendo el labio inferior .

Afirme con la cabeza porque no podia hablar

– No te quedes ahi parado y ven a por él que no muerde!!

No dude ni un segundo ante el desafio, me baje el pantalon y el boxer a la vez dejando mi ereccion, la mire a los ojos mientras me la meneaba lentamente y le dije:

– Pues esta quiere morderte!! Mientras lo decia me aproxime hacia Olga y no dejaba de subir y bajar mi mano en mi pene.

Cuando estuvimos cara a cara, Olga deslizo su mano hasta mi pene, quito la mia y empezo a pajear lentamente, tiro mi piel hasta atras sacando mi glande, estaba enorme y se distiguia liquido presiminal.

– La que voy a morderla soy yo!! Bajo hasta tenerla a centimetros de su boca. Le paso la lengua desde el tallo hasta el glande varias dejando saliva por toda ella.

Mis piernas flaquearon, no tuve mas remedio que moverme para apoyarme al recibidor. Lo aprovecho para meterse la punta como si fuera un chupa-chup apretandolo con los labios y pasando en circulos sobre él.

– AGGG! Olga como me gusta! Gimiendo incotroladamente.

– Cuanto tiempo sin que llevarme algo a la boca!!

Decia al tiempo que se la sacaba, para continuar mamandomela pero ahora mas rapido hasta la base. Intente pensar otra cosa para aguantar mas, no podia, el ritmo frenetico de su boca sumado al balanceo de sus tetas hacia que pronto llegara al final.

– No voy soportar mucho cariño! MMM!!

– Tranquilo, acaba en mi boca que estoy deseando sentir tu semen!! Glup! Glup! Cada uno mas rapido que el anterior.

El momento llego a los pocos minutos, mi piernas se tensaron a la vez que senti engordar todas las venas de mi pene. Y estallo!! Empece a correrme abundantemente pero Olga abrio mas aun la boca, no pudo retener todo, se le empezo a salir levemente por los lados callendo alguno a sus pechos ,otros entre sus muslos y el suelo.

– UUFFF! Eres increible Olga!

– Gracias! Pero esto es solo el principio! Se paso la lengua recogiendo los restos de sus labios para enseñarme toda mi corrida para tragarsela y relamiendose.

La agarre por los hombros atraiendola hacia mi para besarla y por primera vez senti mi propio semen.

– Espero estar a tu altura princesa!

– Estoy segura que estaras a nuestra altura..

– A nuestra altura? La interrumpi para aclarar lo ultimo.

– Es una sorpresa, pero no pienses ahora en eso. Vamos a ducharnos, descansar y recuperarte!!

Nos besamos y nos fuimos para la ducha. No habiamos entrado a la ducha cuando escuche cerrar la puerta de la entrada, me puse nervioso!

Estaria casada…

Rapido me puse la camiseta ,los zapatos y camine hasta detras de la puerta del baño intentando esconderme no sin antes poner el seguro.

Cada segundo de silencio mi corazon latia mas rapido, se acelero cuando un ruido de tacones se iba acercando a donde yo estaba. Se detuvo delante de la puerta, el picaporte se iba deslizando poco a poco sin hacer casi ruido pero al empujar la puerta no se abrio.

– Estas ahi? Abre! Era la voz de Olga.

Su voz me relajo un poco ,quite el seguro, la puerta se empezo abrir lentamente , cuando estaba por la mitad Olga se deslizo hacia dentro y apollandose en ella la volvio a cerrar. Se habia colocado bien el vestido y abrochado los botones del escote, pense que algo no iba bien.

– Cari! Tenemos un pequeño contratiempo. Mi corazon estaba apunto de estallar, Olga se dio cuenta de mi nerviosismo , cogiendo mi manos unio nuestros cuerpos me beso para tranquilizarme, despues de eso me sonrio.

– Quien era? Dije tartamudeando.

– Ja!Ja! No, es mi hijo que ha venido a buscar un juego de la consola que se le habia olvidado. Muak!

– Si molesto me voy y quedamos otro dia que no tengas nada que hacer.

– De eso nada monada! Lo coge y se va a pasar la noche a casa de sus primos.

Su mano se metio bajo mi camiseta acariciano mi pecho, bajando poco a poco hasta llegar a mi pene, que se endurecio inmediatamente, empezo a recorrerlo de arriba a bajo.Se puso de puntillas, me mordio la oreja besando mi cuello hasta llegar a mis labios y besarnos.

Estabamos tan absortos en nuestros besos cuando de golpe la puerta hizo un amago a abrirse pero se cerro por nuestros cuerpos.

– Mama! Mama!

– Que quieres hijo? Estoy desnuda! Se puso colorada y nerviosa.

– Que ya tengo el juego.

– Vale! Pues portate bien en casa de tus primos y llamame mañana antes de venir para estar en casa.

– Que si pesada! Mis tios quieren ir a pasar el dia a la piscina , puedo ir?

– Bueno, pero tienes que ayudar a tu tia en lo que te mande.

– Te quiero, eres la mejor!

– Adios cariño! Nos miramos, sabiamos que estariamos solos. Nos besamos y al mirarla reflejaba lujuria.

Escuche cerrar la puerta inmediatamente mis manos empezaron a desabrochar los botones del escote sin dejar de mirarla.Al tener a mi vista ese escote no me pude controlar y me agache para lamer el canalillo.

– MMM! Dios que gusto! Sigue!

Olga no se quedo atras, me saco de forma brusca y la lanzo. Despues una mano se metio dentro de mis pantalones agarrando me pene con fuerza , mientras con la otra me intentaba quitarme el pantalon y mis boxers como una loca. Le cogi los dos brazos deteniendola, me miro incredula, le puse un dedo sobre los labios y le dije

– Ahora me toca a mi!

Cogi los tirantes del vestido, subiendolos y separandolos por los hombros haciendo que de una forma lenta se fuera deslizando por su cuerpo hasta el suelo,Olga levanto un pie sacando fuera del vestido y con el otro lo lanzo. Dio un paso hacia atras.

No creia lo que veia, menuda mujer, tenia un conjunto de lenceria arriba un sujetador rojo ferrari semi-transparente que apretaba esas tetas, a la vez que formaba un escote inmenso que brillaba por mis lamidas, bajando la vista un vientre sin ser plano se le notaba ejercitado acabando con un pircing. Conjuntado con la parte de arriba una braguita roja , donde se podia apreciar mojada y adivinar sin mucho bello.

– Eres una diosa! Intente ir hacia ella pero me detuvo.

Se giro para que la viera bien. Tenia unas nalgas grandes pero tan apetecibles. Tras unos segundo se volvio hacia mi.

– Te gusta lo que ves?

– Que si me gusta? Mira! Me acabe de sacar los boxer , me agarre el pene y empece a masturbando lentamente.

– Y a ti te gusta lo que ves? Avance hacia ella rodeando mis manos por su cintura agarrando las nalgas atraiendola hacia mi para que nuestros sexos se unieran.

– Tendremos que descubrirlo, no crees?

Nos besamos, la fui llevandola hacia la pica, una vez ahi subi mi mano acariciando toda la espalda hasta llegar al cierre del sujetador, abrirlo. Me separe un poco para que pudiera desprenderse, lo cogio y lanzo. Paso sus manos por debajo de los senos para levantarnos.

– Desde la primera vez que los vi deseaba besarlos , mamarlos.

– Entonces a que esperas son todos tuyos.

Sin pensarlo un segundo me lanze abriendo la boca todo lo que pude directo al derecho. En cuanto la tuve dentro empece a lamerlo como loco sobretodo al llegar al pezon que estaba durisimo, poco a poco fui sacando la boca, al sacar totalmente la boca agarre entre mis dientes aquel pezon y pasando mi lengua en él

– OOOOHHH!!! Cabron que bien lo haces.

Olga se retorcia de placer, lo que aproveche para levantarla a la pica, ella lanzo su mano hacia mi pene y empezando a masturbarme mientras yo pase de un pecho a otro.

– MMM! Que caliente me tienes Olgaaaaa! Mi mano bajo hacia su sexo, primero acariciando por fuera pero pronto meti la mano por dentro de la braga.

– Levanta un poco el culo o te arranco la bragas. Volvimos a besarnos con desesperacion.

Lo levanto y se las quite. Volvi a pasar la mano por ese sexo humedo metiendo un dedo, sacandolo y volviendo a meter haciendo suspirar a Olga. Al extraerlo pase mi lengua saboreando los fluidos sin dejar de mirarla, despues la bese compartiendo sus propios fluidos, poco a poco fui descendiendo sin dejar de besar por donde pasaba hasta tener su sexo a escasos centimetros de mi cara.

– Cariño, ahora disfruta! Aspire profundamente aquel perfume vaginal.

– AAAAHH! Olga abrio un poco mas las piernas para facilitar lo que li iba hacer y con furia sus manos me aplastaron mi cabeza con su sexo.

Pase mi lengua desde abajo con lentitud para sabarearla hacia arriba, que humeda, al mismo tiempo separe sus labios vaginales, Olga tenia los ojos cerrados y se estaba mordiendo el labio inferior. Volvi a bajar empece a lamer sus labios mientras jugaba con mi dedo al mismo tiempo.

– Chupa! Chupaaa! Que buenooooo! Decia al tiempo que empujaba sus caderas de atras hacia delante.

Ante tal peticion junto a mi excitacion empece a lamer, morder e introducir mi lengua de forma franetica haciendola gozar.

Tras unos minutos de desenfreno su clitoris empezo a endurecerse haciendo proximo su orgasmo, le introduje dos dedos primero, tres despues para intentar que tuviese un mayor orgasmo.

– Ah! Oh! MMMM! Ya llego!

Y vaya si llego, al poco exploto llenando mi boca que no pudo contener su totalidad por mucho que intente , me acabo llenando mi cara pero eso me recalento mas aun, el olor y sabor salado recorrer desde mis labios hasta mi garganta me sabio a gloria.

– OOOOOOOOOOHH! Gemia Olga en alto.

Me puse en pie relamiendome todo lo que mi lengua podia captar, ella intento bajar de la pica pero sus piernas casi no respondieron , tuve que agarrarla por la cintura y apoyarla.

– Tranquila no te canses y la bese.

– Como voy a tranquilizarme despues del orgasmo que me has regalado.

– Espero que no sea el ultimo. Le guille el ojo a lo que ella me respondio mordiendose su ya morado labio inferior.

– Ja!Ja! Reimos los dos de manera jocosa.

– Ahora vamos a ducharnos y reponer fuerzas. Se separo de mi, habrio la mampara y inclinandose para abrir el agua dejando ante mi aquellas nalgas.

– Plas! Le di una nalgada cuando se disponia e entrar a la ducha.

– Ahhh! Bribon! Vamos a ducharnos o….

Me acerque por atras pasando mi brazos cogiendole los senos, colocando mi pene entre sus nalgas y besandole cuello y espalda.

– Como me pones y no se si podre contenerme.

Aun no nos habiamos metido en la ducha que desde el salon se escucho su movil, no le dimos mayor importancia hasta que al poco tiempo tambien sono el interfono.

– Quien sera? Dije.

– Ya se cansaran ahora solo estoy para ti!

Pero no ceso ninguno de los dos, Olga se empezo a inquietarse. Se separo de mi, me beso, cogio el vestido se lo puso rapidamente abrochandose el escote hasta arriba pero sus duro pezones delataban su excitacion, se arreglo el pelo.

– Ves duchandote que ahora vengo.

– Ok.

– Ah! No te enjabones que quiero hacerlo yo. Me beso en los labios para despues agacharse agarrando mi pene, sacando mi glande , pasando su lengua y dandole un chupeton final.

– MMM! Estoy deseando que nos enjabonemos juntos.

Fue hacia la pica habriendo el grifo enjuagandose la boca para no delatarse para luego salir del baño contoneando las caderas.

Cuando salio del baño me introduje en la ducha empezando a mojarme desde la cabeza y por todo mi cuerpo fantaseando en lo que quedaba por venir con Olga.

– Me voy hacer una cubana con esas tetas, me follare hasta que no pueda mas tu coño y ese culazo en cuanto tenga la oportunidad. Susurraba para mi en la ducha cogiendo el grifo con una mano y con la otra me daba pasadas lentas desde la base hasta mi glande de mi pene.

Apague la ducha , el agua se deslizaba por mi cuerpo y deje de masturbarme porque no queria llegar hasta el final, queria que fuera Olga. El silencio del piso se rompio al escuchar cerrar la puerta seguido de unos pasos, eso me puso nervioso. Sali de la ducha lo mas silenciosamente que pude, me seque al tiempo que me acercaba a las puerta para escuchar y saber quien era.

A los pocos segundos el silencio se rompio.

– Que haces aqui? Era Olga.

– Si te digo la verdad no he podido reprimirme en venir despues de nuestro encuentro esta tarde. Era Bea.

– Loca! Estabamos de broma.

– A mi no me lo parecio y creo que a Pablo tanpoco. Se lo preguntamos?

– Va a pensar que soy una guarra.

– Y de mi tambien pero no me importa, no es la primera golfada que hacemos juntas o es que no te acuerdas.

– Eran otros tiempos, ademas solo queria que mi matrimonio no se fuera a la mierda.

– Si! Si! No disfrutemos los tres? Me pediste un favor y ahora lo necesito yo. Seguro que Pablito lo hara mejor que tu exmarido.

– Eso seguro!

– Ya te lo has tirado, soo guarra!

– Pues no, a eso iba ahora antes de que tu molestases.

– Entonces a que esperamos, estoy como una moto y tenerte ante mi con esos pezones duros me hace recordar al dia que los tuve en mi boca.

– Si te soy sincera desde aquel dia que me los comistes me derrito y muchas veces he estado a punto de pedir que lo volvieras hacer. Se esta duchando, no saldra porque antes ha venido mi hijo y pensara que ha vuelto.

– Entonces ven aqui Olga! Zass! escuche como se desgarraba una prenda de ropa.

Ambas mujeres supuse que a empezaron a besarse, lamerse, morderse y quitarse la ropa. Poco a poco cruce el pasillo, no podia de dejar de tocarme el pene. Al llegar al final del pasillo los gemidos de ambas me daban ganas de intervenir pero me contuve y me asome atraves del hueco de la puerta.

– AAAAh! Gemia Olga mientras Bea le comia los pezones.

Bea con el pezon entre sus dientes estiro la teta de Olga, la solto y lo hizo con la otra teta. Despues se dirigieron entre besos hacia el sofa dejandose caer una encima de la otra. Desde mi posicion vi a Bea haciendo movimientos ritmicos sobre Olga mientras se besan.

– MMM! Ohhh! Ambas gemian simultaneamente.

Abri un poco mas la puerta para verlas mejor. Al cabo de unos minutos se deslizaron desde el sofa hacia la alfombra cambiando de posicion, ahora era Olga encima de Bea pero con un cambio principal estaban haciendo un 69.

– Que ganas tenia de comerme este coño de nuevo. Solto Olga mientras le separaba los labios vaginales e introducia dos dedos.

– AAAAh!! Gemio Bea.

– OOOh! Gemio Olga a lo que deduje que Bea ya habia empezado a comerle su sexo.

No podia mas, abri por completo la puerta pasando al salon para apoyarme en el marco y masturbarme viendo a esas dos diosas gozar como perras. Sus gemidos eran placer para mis oidos y aumente freneticamente mi masturbacion.

– Siii! No pares. Bea gritaba sin parar.

Tanto sus movimientos como el mio se acelero anticipando nuestro orgasmo.

– Ya llego! Ya llego! MMMM! Grito Olga.

– Yyyy yo. Bea susurro.

– AAAAAAhhh! Gimieron a la vez.

Al escucharlas mi pene empezo a soltar potentes chorros de semen caiendo al suelo. Mi respiracion se volvio mas fuertes que alerto a las dos mujeres que se levantaron mirandome a la vez.

– Veo que te a gustado el espectaculo! Dijo Bea mientras se relamia.

Olga detras de Bea paso su manos por la cintura y asomando su cabeza por detras.

– Ya lo creo, mira como esta el suelo Bea.

– El espactaculo no ha sido gratis. Bea miro mi pene que aun tenia restos de mi corrida.

– No tengo dinero, pero si quereis tengo otra cosa para compensaros. Dije agarrandome el pene dando pasadas de arriba hacia abajo.

Bea paso la mano sobre el sexo de Olga introduciendo un dedo, lo saco ,se lo llevo a la boca para despues darselo a probar a Olga.

– Que te parece amiga, aceptamos polla como compensacion.

– MMM! Me pacere bien.

Se besaron , yo me acerque hacia ella primero bese a Bea, Olga se posiciono entre los dos cogiendo mi pene, la bese y los tres nos dirigimos hacia la habitacion.

SEXSHOP OFERTAS DEL 60% DESCUENTO SOLO HOY (TODOS LOS ENVIOS GRATIS Y CON MAXIMA DISCRECION) CLICK AQUI

Últimos Comentarios Agregados

No hay comentarios para este relato

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
PUBLICIDAD
ENTRA AQUI Y TEN UNA AVENTURA CON GENTE DE TU ENTORNO
X

Reportar relato

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies